Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
La Cámara de Comercio e Industria Luso-Mexicana organizó el webinar

La Cámara de Comercio e Industria Luso-Mexicana organizó el webinar "Oportunidades de Internacionalización en México para el sector de moldes".

La Cámara de Comercio e Industria Luso-Mexicana (CCILM) realizó el webinar "Oportunidades de Internacionalización en México para el sector de Moldes", con el objetivo de reforzar el proceso de internacionalización de las empresas portuguesas en el mercado mexicano, con énfasis en el sector de moldes.

De acuerdo con João Faustino, Presidente de la Asociación Nacional de la Industria de Moldes (CEFAMOL), la industria de moldes en Portugal está constituida básicamente en dos centros de producción: al norte de Portugal en Oliveira de Azeméis y al centro en Marinha Grande.

“Estas dos regiones son las más grandes y concentran en el mayor número de empresas de la industria. Somos el tercer fabricante de moldes de inyección en Europa y octavo a nivel mundial. En 2020 alcanzamos 566 millones de euros en exportaciones y exportamos alrededor del 85% de nuestra producción. Actualmente, hay alrededor de 215 empresas en Portugal de este sector, que emplean alrededor de 11,200 empleados”, explicó Faustino.

Refirió que los tres principales destinos de las exportaciones portuguesas en el sector son España, Alemania y Francia, manteniendo la preponderancia del mercado europeo.

En cuanto a los principales clientes de la industria del molde, Faustino señaló que la industria automotriz ha mantenido su importancia en el desarrollo del sector, representando el 71% de la producción nacional de moldes en 2020.

“La industria automotriz es muy importante por la amplia gama de capacidades que existen en el sector en Portugal. Somos proveedores de clientes con manufactura en México, por lo que existe una gran inversión productiva por parte de empresas nacionales instaladas en México”, indicó Faustino.

El directivo refirió que anteriormente se originó una misión a México y se analizaron áreas importantes de la producción en el país. Agregó que empresas portuguesas estuvieron conversando y terminaron uniéndose y formando una empresa mexicana: “Empresas competidoras dispuestas a instalarse en México se unieron y crearon una empresa con el objetivo de poder para realizar proyectos completos y de mayor envergadura”.

Agregó que otro proyecto fue la capacitación en Portugal, durante seis meses, a 14 mexicanos con el objetivo de entrenarlos técnicamente.

Faustino indicó que la industria automotriz es de suma importancia en México por su conexión con Estados Unidos, aspecto clave para el sector de moldes en Portugal por la amplia gama de capacidades que tienen: “Tenemos una amplia experiencia en el sector automotriz en nuestro principal país. Tenemos muchos clientes alemanes y no solo eso, sino que hoy también tenemos unidades de producción en México y nuestros proveedores en estas cadenas tienen fábricas en Alemania”.

El potencial de México

De acuerdo con Eduardo Medrano, presidente de la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles (AMMMT) y presidente de ISTMA Américas, indicó que México es un lugar de muchas oportunidades particularmente con todos los tratados de libre comercio que tiene y por la condición arancelaria que interpuso Estados Unidos a China, que ha implicado una relocalización de empresas en la región.

“México cuenta con poco más de 500 empresas pymes, donde el promedio de empleados es de 20 a 25 personas. Se tiene la ventaja de contar con gente muy joven, pero en una franca limitación de los herramentales que se pueden fabricar”, indicó Medrano.

Explicó que en México hay un potencial, pero todavía le falta un nivel de desarrollo para llegar a herramentales de mayor complejidad: “Aquí es donde viene una oportunidad importante para empresas portuguesas. Mientras en México podemos elaborar pizas pequeñas y medianas en el sentido de herramentales, con las más grandes y complejas empezamos a tener limitaciones”.

El directivo indicó que una manera de colaborar es continuar este esfuerzo comercial para empresas localizadas en México: “Más de 1,400 proveedoras de autopartes para los OEM, más de 300 empresas aeroespaciales, muchas empresas de electrónicos e incluso una industria medica en las diferentes zonas del país que requieren herramentales”.

Agregó que México importa alrededor de 5,000 millones de dólares cada año en herramentales, de los cuales alrededor de 2,000 millones de dólares son para moldes de inyección, que equivalen en precio y tamaño a un promedio de 5,000 moldes al año.

“México está produciendo 380 millones de dólares al año y el 40% de estos ingresos para la industria es meramente en reparaciones, cambios de ingeniería y temas de mantenimiento de los moldes; sin embargo, insistiría: en moldes de tamaños grandes y de alta complejidad todavía hay una limitación”, explicó Medrano.

En este sentido, el directivo agregó que aquí es donde entra la figura del joint venture: “Cuando intentamos hacer operaciones en México es difícil conocer la cultura y seleccionar al personal adecuado. Es aquí donde una empresa local viene a ser estratégica para poder lograr una mejor entrada a la manufactura en México”.

Refirió que la AMMMT asiste a las empresas para poder vincularlas y ayudarlas a desarrollarse en México.

“Tenemos una condición en la que reconocemos la calidad de los herramentales portugueses y creo que hay una afinidad cultural y hasta de amigos y de sociedad. Nos sentimos muy cercanos”, indicó.

A su vez, José Carlos Gomes, CEO de GLN en Portugal, compartió el proceso de internacionalización de la empresa, refiriéndose a las ventajas y grandes desafíos que encontraron al ingresar al mercado mexicano. La principal ventaja es la estabilidad que presenta el sector, ya que ha venido creciendo en grandes cantidades en los últimos años, mucho más en México que en Europa.

“El mercado mexicano es muy grande, alrededor de tres veces la capacidad de producción de Portugal, lo que, junto con la escasez de mano de obra, se convierte en el principal desafío”, dijo José Carlos Gomes.

La estrategia principal es la formación técnica local con inversión en formación y experiencia de los empleados para incrementar el poder de fabricación y la creación de un ecosistema en el que las empresas puedan ganar poder geográfico ayudándose entre sí y formando alianzas.

“Los recursos humanos y las asociaciones entre empresas son sumamente importantes y necesarios para llegar al ecosistema. La clave del negocio está en la formación de técnicos calificados, que es el mayor reto de la industria”, precisó.

Por su parte, Luis Rossano, CEO Blue Quark Group –empresa que cuenta con capital mexicano y portugués– dijo que la organización tiene poco tiempo de haberse creado y actualmente están manufacturando desde piezas de seguridad automotriz hasta marcapasos.

“A través de nuestros clientes Tier 1 estamos llegando a empresas como Maserati, BMW, Ford, Fiat, prácticamente a todos, y también estamos en el sector médico. Esto no se puede entender si no hubiéramos logrado el camino de tener la gran técnica y el gran compromiso que tiene Portugal en el sector de moldes, que supimos trasladar a nuestra empresa”, agregó Rossano.

El directivo refirió que la gran pregunta es por qué no han llegado más empresas al mercado mexicano, considerando la gran oportunidad que existe.

“Cuando formamos la empresa creíamos que el asunto estaba en el recurso humano, es decir, somos muy entusiastas de la tecnología, al grado que tenemos una coinversión de varios millones de dólares para crear un centro de inteligencia que trabaja con IA y ciencia de datos para analizar y conectar la cadena automotriz, pero por el otro lado la gente es los más importante”, señaló Rossano.

Indicó que lo que se debe hacer es desarrollar al talento: “Prácticamente todos nuestros proyectos son llave en mano. Participamos con ingeniería, con manufactura de moldes y después entramos a la inyección sobre todo en automotriz; pero del 100% de los moldes que hemos fabricado, el 65% los hemos hecho en casa y el otro 35% los hemos hecho en Portugal por muchas razones. Creo que la complementariedad es muy interesante”.

Agregó que la clave está en el recurso humano y señaló que vale la pena hacer el esfuerzo de venir a México cuando la oportunidad de negocio es tan grande.

Vinculación: Meximold y MSC Expo

Finalmente, Eduardo Medrano refirió que parte de las actividades de vinculación que tienen en la AMMMT es la realización de Meximold y MSC Expo.

En Meximold, que será el 21 y 22 de octubre de 2020, CEFAMOL e ISTMA estarán invitados. Esta es la segunda edición. La primera la hicimos en 2019 donde tuvimos el honor de contar con Bob Williamson, presidente mundial de ISTMA, quien tuvo la oportunidad de conocer nuestra industria”, señaló Medrano.

Agregó que Meximold tuvo más de 5,000 asistentes y un récord de negocios en el tema de moldes y troqueles: “Exhibimos parte de la capacidad local, incluso han estado empresas de China, Taiwán y empresas portuguesas y españolas”.

El otro evento, agregó Medrano, es MSC Expo que se realizará del 18 al 20 de enero de 2021: “Es un evento dedicado a la cadena de proveeduría de la manufactura, donde no nada más acude quien hace maquinados, fundición o tratados de superficies y tratamientos térmicos, sino también entra toda la parte de moldes y troqueles”.

Eduardo Medrano puntualizó que estos dos elementos también son un potencial para poder vincular el negocio y conocer lo que tiene México.

CONTENIDO RELACIONADO