Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

En el marco de Close Distance, primer expo y negocios virtual en México, organizada por la Cadena de Proveedores de la Industria en México (CAPIM), se presentó el panel “La importancia de la competitividad en la manufactura de herramentales en México”, donde los ponentes puntualizaron lo necesario de mejorar las habilidades del talento humano en la industria.

En su participación, Eduardo Medrano, presidente de la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles (AMMMT) y presidente de ISTMA América, refirió que existen tres grandes retos para la industria: “El primero es los que hacemos dentro de las empresas para acelerar y formalizar el proceso de capacitación de mejora de las habilidades en la manufactura de cada uno de los elementos de la empresa, sin que necesariamente lleguemos a grandes costos”.

Agregó que el segundo reto es cómo encontrar el equilibrio con los centros de formación técnica: “Es decir, una escuela técnica o una universidad no nos van a dar a la persona ideal con las habilidades ideales. La realidad es que las personas necesitan práctica y experiencia. Además, cada aplicación de herramentales es distinta: troqueles, moldes de inyección, moldes de aluminio, herramentales de sujeción, de ensamble… cada uno tiene su reto y cada uno infiere diferentes habilidades”.

El tercer reto, agregó Medrano, es hacer un llamado a que todo el sector en conjunto con los compradores y el gobierno apuesten por un programa nacional de capacitación en moldes, troqueles y herramentales.

“En noviembre de 2019, el presidente de ISTMA tuvo pláticas con el gobierno, con la AMMMT y el sector, y refirió que en el mundo el molde ya está hecho, ya está escrito. No hay que volverlo a inventar, pero hay que invertir. Tiene que haber un patrocinador, que típicamente en otros países suele ser el gobierno en compañía de las empresas de moldes y troqueles, y los compradores. Es un tema que estamos empujando y que juntos lo podamos lograr”, detalló Medrano.

Por su parte, Daniel Huerta, Especialista de Herramentales de Robert Bosch, indicó que en su experiencia la responsabilidad de la capacitación es tanto del gobierno como de las empresas.

“Hay países que se han destacado por ser tradicionalmente fabricantes de moldes, como China, Estados Unidos, Canadá, España, Portugal, cada uno en su experiencia. Lo que hacen estos países –que es algo que podemos mejorar e implementar en México– es hacer que la responsabilidad sea compartida entre la empresa y el gobierno”, señaló Huerta.

El especialista explicó que, por ejemplo, en Portugal las empresas tienen salones de clase en sus instalaciones para impartir situaciones de ensamble o fabricación de moldes; asimismo, de acuerdo con las necesidades específicas de la empresa el personal también va a la universidad a capacitarse.

“Además, las empresas que ya están establecidas como fabricantes de herramentales siempre tienen una persona con mucha experiencia y ponen a los aprendices con esta persona para complementar. Creo que eso es algo que le falta a México, es algo que tenemos que implementar y desarrollar”, indicó Huerta.

Edgar Alarcón, Gerente Global Adquisiciones de Herramentales Ford México, coincidió con la idea de hacer un esfuerzo compartido: “No hay un ego entre empresas de poder transferir los conocimientos y buscar más el bien común”.

Agregó que uno de los temas que visto en el ámbito local es que “somos muy cerrados en poder compartir esa información, pensando en que al final estamos buscando un beneficio a largo plazo”.

Alarcón indicó que también el gobierno juega una parte importante en el desarrollo, pero los expertos están en la industria y la industria es la que debe dictar las formas, los métodos y como establecerlos: “El gobierno se vuelve el vínculo, sin embargo, sí es importante que como industria empecemos a pensar en el bien común, más allá de tener ese recelo de compartir la información”. 

El especialista de Ford puntualizó que otro aspecto importante es que ciertos talleres no necesariamente tienen una especialización: “Si se establecen en un nicho en específico, empiezan a hacer alianzas estratégicas con otros proveedores y empiezan a compartir sus expertise, ese será el parteaguas para crecer la industria en México”.

Finalmente, Fernando M. Ibarra, CEO de Supply Chain Solutions, indicó que en México es importante apostar por la profesionalización, donde se puedan segmentar esos niveles de especialización que se requieren para poder hacer la fabricación de estos elementos.

Temas relacionados

CONTENIDO RELACIONADO