| 3 MINUTOS DE LECTURA

Sistema de inspección de grandes series de piezas para su taller

El sistema Equator es un gauge flexible diseñado para proporcionar velocidad, repetibilidad y facilidad de uso en aplicaciones manuales o automatizadas de cualquier taller metalmecánico.

Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Los sistemas Equator son gauges de comparación a alta velocidad para inspeccionar grandes series de piezas.

Los sistemas Equator son gauges de comparación a alta velocidad para inspeccionar grandes series de piezas.

Para controlar los procesos de manufactura en el taller se han utilizado diferentes sistemas de calibración durante décadas. Sin embargo, con los avances en la producción se han hecho necesarios nuevos métodos de control de procesos.

Con el propósito de satisfacer las necesidades de medición y control de calidad en diferentes industrias, el fabricante inglés de dispositivos de medición, Renishaw, creó el sistema Equator. Este sistema tiene como principal objetivo controlar dimensiones en los procesos de manufactura. Típicamente, se han utilizado juegos de calibradores conocidos como gauges (pasa/no pasa). El sistema Equator es un gauge flexible, diseñado para proporcionar velocidad, repetibilidad y facilidad de uso en aplicaciones manuales o automatizadas del taller.

“Por esa razón, muchos fabricantes de todo el mundo están sustituyendo su actual método de calibración por los sistemas Equator”, explica Zarife Hernández, gerente regional de ventas de Renishaw de la zona Bajío.

Los sistemas Equator son gauges de comparación a alta velocidad para inspeccionar grandes series de piezas. De acuerdo con Renishaw, este sistema cuenta con un diseño patentado de bajo costo, único en su construcción y modo de funcionamiento.

Estas son las principales características del sistema Equator:

  • Permite que las correcciones en proceso se realicen de forma manual o automática para características críticas que afectan la calidad del proceso.
  • Logra una mayor frecuencia de inspección y una rápida reacción a la variación del proceso.
  • Otorga flexibilidad en los cambios y, o, actualizaciones en el diseño de números de parte actuales, además de ser fácil de programar.
  • Proporciona garantía de calidad durante la manufactura de piezas.
  • Se pueden lograr tanto mediciones simples como complejas en un solo dispositivo, similares a las obtenidas en un equipo CMM.

Durante la EMO Hannover 2017, Renishaw presentó el software para el medidor flexible Equator, que les permite a los usuarios integrar completamente el sistema con máquinas-herramienta CNC, además de su sistema de escaneo por contacto para máquinas-herramienta CNC.

“Al trabajar en una celda automatizada, el Equator puede conectarse con robots y controladores para eliminar el error humano y mejorar la retroalimentación; las piezas pueden ser separadas y preparadas haciendo posible la ‘Manufactura Full lights-out’”, explica Zarife Hernández.

En 2018, Renishaw hizo el lanzamiento oficial del Equator 500 en México, para complementar la versión del Equator 300. El Equator 500 es un equipo para medición de partes de producción, especialmente en las industrias automotriz, aeroespacial y de manufactura en general. “Se trata de un gauge con el que puedes trabajar de manera separada y también dentro de una celda automatizada, que posibilita correcciones manuales o automáticas dentro del proceso de manufactura y logra así bajar la carga laboral acumulada en control de calidad”, afirma Zarife Hernández.

Una de las limitantes que presentaba el Equator 300 era el volumen de medición, ya que comprendía 300 milímetros. Por eso, el fabricante inglés brindó más opciones de medición con el Equator 500, para un volumen diametral de hasta 500 milímetros y 250 en el eje Z, además de una opción que permite ampliar hasta 400 milímetros en Z mediante una combinación de módulos de medición.

“El control del proceso, que permite obtener piezas buenas a la primera, evita retrabajos y piezas dañadas o scrap; las mediciones automatizadas permiten que los CNC trabajen constantemente, sin parar y sin tiempos muertos a la espera de que los operadores revisen los procesos; esto ayuda a mejorar las operaciones, así como los resultados de las empresas”, dice Zarife Hernández.

El Equator, además de incrementar su dimensión, aumentó la velocidad de movimiento hasta 750 milímetros por segundo en movimiento de la máquina, y hasta 250 milímetros en velocidades de escaneo. A diferencia de otros dispositivos de medición, ofrece mediciones más rápidas y es amigable para el operario.

Otro de los beneficios que ofrece este sistema de medición es el factor oportunidad dentro de los procesos de los talleres metalmecánicos:

“La inspección de las piezas durante el proceso permite ajustar los parámetros requeridos en el momento preciso y lograr una reducción en la variación entre pieza y pieza, para mejorar así la capacidad y calidad del proceso”, concluye Zarife Hernández.  

CONTENIDO RELACIONADO