Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
La automatización se abrirá paso en más y más áreas: Kuka ya está implementando una de las instalaciones de producción más modernas para sistemas de baterías en cooperación con Webasto.

La automatización se abrirá paso en más y más áreas: Kuka ya está implementando una de las instalaciones de producción más modernas para sistemas de baterías en cooperación con Webasto.
Crédito: Webasto.

Partiendo de la premisa de que en los próximos diez años, cada vez más personas de todo el mundo trabajarán con robots, Kuka presentará próximamente una previsualización de un sistema operativo que, con un funcionamiento sencillo y manejo intuitivo, busca llevar la automatización a todas las áreas y usuarios.

“Nuestra misión para 2030 es: la automatización será más simple, más intuitiva y, por lo tanto, estará disponible para todos. Esto reducirá el umbral de entrada. Programar un robot será tan fácil como trabajar en una PC hoy”, dice Peter Mohnen, CEO de Kuka al revelar los sustentos del sistema operativo que presentarán en el marco de Hannover Messe 2021 digital.

Los prototipos ya se han utilizado en varios clientes desde finales de 2020. No se trata solo del “robot” del producto, sino más bien de su uso y las posibles aplicaciones. Este desarrollo ya es evidente en los proyectos actuales del Grupo Kuka que incluyen pedidos importantes de los sectores de baterías y movilidad eléctrica, así como el establecimiento de tipos de robots adicionales en la cartera, como el KR SCARA para tareas de ensamblaje de piezas pequeñas, manipulación de materiales y pruebas.

Según Mohnen, la amplitud cada vez mayor de las aplicaciones es evidente en otras industrias: “Después de la pandemia del coronavirus, habrá un impulso real hacia una mayor automatización, especialmente en la logística y la atención médica, que tendrá un gran impacto a mediano plazo”.

De acuerdo con Kuka, los sistemas de soluciones digitales en red son el futuro. El valor añadido real ya no reside en un solo producto, sino en sistemas de soluciones en red y esto requiere un sistema operativo que ofrezca acceso a todo un ecosistema de programas o aplicaciones, servicios y accesorios.

El objetivo a largo plazo es claro: cada producto de Kuka debe estar equipado con el nuevo sistema operativo en algún momento, un proyecto a largo plazo en el que ya se han dado los primeros pasos.

Kuka también se centra en las ventajas para sus clientes existentes en todo el mundo que trabajan con los sistemas clásicos de Kuka.

“Acompañarlos a todos en el nuevo mundo, reducir costes y aumentar los beneficios es la máxima prioridad de Kuka. Por lo tanto, el grupo de automatización no solo quiere facilitar el acceso a los recién llegados, sino también desarrollar aún más su base de clientes existente”, afirmó la compañía.

CONTENIDO RELACIONADO