Inteligencia Artificial: El siguiente paso de la industria de la automatización

Una aplicación clave de la Inteligencia Artificial en la automatización industrial es el mantenimiento y la reparación predictiva.

El concepto de Inteligencia Artificial y su uso ha estado en el radar y nuevos proyectos a lo largo del último año en compañías como Google, Facebook, Tesla, entre muchas otras, han estado en franco y acelerado crecimiento. Pero ¿cuándo esta tecnología se integrará al segmento de automatización industrial?  Bueno, me da gusto citar al presidente de una de nuestras compañías asociadas “Dynamic Automation” en reportar que ya está en los proyectos de automatización y que ¡no hay nada que temer, sino mucho que esperar!

La inteligencia artificial envuelve “máquinas que aprenden” y el uso de análisis predictivo, además de aprendizaje a profundidad o “Deep Learning” por su nombre en inglés, que usa redes neuronales artificiales para realizar cosas como la detección de objetos, reconocer instrucciones, y procesar un lenguaje.  ¡Estas características clave pueden convertirse en herramientas muy poderosas cuando son implementadas en proyectos de automatización de fabrica!  Por ejemplo, en aplicaciones de recolección de material utilizando brazos robóticos, un sistema que utiliza aprendizaje a profundidad o “Deep Learning” usa la predictibilidad y las ocasiones de recolección exitosas para desarrollar el orden de recolección vía el robot. Lo anterior resulta en una producción mayor y en tiempos de ciclo reducidos.  De la misma forma, una vez que se diseña y revisa la ruta del robot a través de una pluma sensor, la inteligencia artificial puede proveer un control de ruta que resulte en mayor exactitud para aplicaciones, como es requerido en aplicaciones de corte y soldadura. De nuevo, esto mejora la eficiencia y reduce el desperdicio en planta.

Otra aplicación clave de la Inteligencia Artificial en la automatización industrial es el mantenimiento y la reparación predictiva. Facilidades de detección de fallas en los ejes robóticos son un ejemplo de lo anterior. Al utilizar el “Deep Learning”, los datos de movimiento de auto prueba, que son recolectados en condiciones normales, son analizados y la ocurrencia de posibles anomalías puede ser detectada antes de que se presente una falla.  Esto significa que en lugar de siempre apegarse a una rutina repetitiva de mantenimiento preventivo, que ocurre en intervalos fijos, una máquina puede ser atendida y reparada cuando la necesidad surge y antes de que sufra un desperfecto.  La Inteligencia Artificial provee facilidades de monitoreo de condiciones de operación continua y en tiempo real, así como identificación temprana de problemas potenciales.

Siguiendo en este tema, ahora les hablaré de uno de los desarrollos más intrigantes en tecnología para la manufactura: la introducción de robots con autoaprendizaje embebido, que están capitalizando los avances de la Inteligencia Artificial y las técnicas de máquinas que aprenden.  Estas aplicaciones son especialmente diseñadas para realizar labores que eran de riesgo para el ser humano y trabajar lado al lado de estos en el piso de manufactura sin exponerles a riesgos inherentes del pasado robótico.

Estos sistemas robóticos avanzados están ganando en “sentidos” con tacto mejorado, identificación de geometrías, o sea visión, y capacidades de procesamiento de instrucciones verbales. Todo ello les permite moverse mas fácilmente, cambiar de mano cuando están trabajando en procesos diferentes y discernir una variedad amplia de objetos diferentes para manipularlos en formas únicas basadas en las características de estos.

Tradicionalmente, los robots industriales se instalan detrás de jaulas y guardas, que por mucho tiempo fueron considerados un riesgo de seguridad industrial. Requieren además de programadores altamente capacitados para programarles y los mismos programas son poco flexibles.  En este año una generación de sistemas “listos para usarse” está llegando al piso de la fábrica para colaborar con los trabajadores humanos tomando en cuenta todos los requerimientos de la seguridad industrial y la ergonomía; lo anterior gracias a los avances en sensores y visión, así como procesadores más poderosos.  Estas unidades ahora son programadas vía tablets o, simplemente, moviendo sus brazos de la manera requerida, que ellos registrarán y “recordarán” sin programación.   

La Inteligencia Artificial está trayendo muchas nuevas posibilidades altamente interesantes al entorno de la manufactura al irnos moviendo a través de la 4ª Revolución Industrial. ¡Prepárense para ver mayores cambios que beneficiaran al consumidor final, la productividad y la automatización industrial!

 

AMT América Latina funciona como el puente de conexión entre los fabricantes de tecnología avanzada de manufactura y la comunidad usuaria. Para mayor información de las capacidades de AMT y sus socios en América Latina, favor contacte a Carlos Mortera en AMT en América Latina cmortera@amtonline.org, Achilles Arbex en Brasil aarbex[CGM1] @amtbrasil.com o a Daniel Garcia Danielgarcia@amtcenter.org.mx

  


[CGM1]mt