Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
La bancada del Romi C 830 proporciona 197 pulgadas entre centros, con un volteo de 33 pulgadas sobre la bancada.

La bancada del Romi C 830 proporciona 197 pulgadas entre centros, con un volteo de 33 pulgadas sobre la bancada.

“Nuestra capacidad para fabricar todo internamente nos diferencia de los competidores”, dice Jim Hower, ingeniero de Technical Processing and Engineering Inc. (TPEI). El fabricante de Lehighton, Pensilvania, suministra repuestos para mezcladoras y extrusoras continuas, diseña y fabrica equipos para materiales compuestos, y repara y reconstruye equipos para las industrias de plástico y caucho. Durante años, TPEI ha prestado servicios para las mezcladoras más pequeñas de sus clientes, pero no tenía la capacidad necesaria para reconstruir sus equipos más grandes.

“La inversión en las máquinas-herramienta indispensables para poder reparar o reconstruir esas unidades más grandes fue bastante significativa ―dice Hower―. Pero llegamos al punto en el que sentimos que había suficiente mercado para justificar esa inversión”.

TPEI determinó que necesitaba actualizar su torno manual con bancada de 160 pulgadas y un volteo de 32 pulgadas, a un torno con una longitud de bancada de aproximadamente 200 pulgadas para mecanizar algunos de los componentes para esas mezcladoras y extrusoras más grandes. La empresa finalmente decidió que el torno CNC Romi C 830 era la mejor solución para sus necesidades.

Razones para elegir Romi

“La razón principal de la decisión que tomamos fue el peso de la máquina”, dice Hower. Habla muy bien del peso neto aproximado de la máquina de 6,785 kilogramos: “El peso es algo enorme en lo que respecta a que el torno funcione sin problemas y no vibre. No lo quieres escuchar produciendo castañeo”.

La bancada del Romi C 830 proporciona 197 pulgadas entre centros, con un volteo de 33 pulgadas sobre la bancada.

La bancada del Romi C 830 proporciona 197 pulgadas entre centros, con un volteo de 33 pulgadas sobre la bancada.

Las 197 pulgadas entre centros y los 45 caballos de fuerza reafirmaron la decisión de la empresa. Además, TPEI quedó tan impresionada con la capacidad de Romi para satisfacer sus necesidades con el torno más grande que también compró un modelo más pequeño, el Romi C 510, para reemplazar su antiguo torno de tamaño comparable de otra empresa.

“Estamos muy satisfechos con la productividad del 510”, dice Hower. A pesar de tener aproximadamente la misma potencia que el torno anterior, la robustez de la bancada, el cabezal del 510 y la calidad del carro de husillo le permiten al fabricante realizar cortes más pesados ​​y rápidos.

“Su capacidad supera el doble de la del equipo que reemplazamos en cuanto a avance, velocidad, profundidad de corte y otras especificaciones. Al hacer la prueba del 510, nos dimos cuenta de que la profundidad de los cortes que podemos realizar en ese torno Romi es aproximadamente el doble de lo que hacíamos, y la carga de viruta probablemente sea un 50 % mayor. Es mucho más eficiente en ese sentido”.

Conociendo los nuevos controles

Hower indica que, antes de comprar los dos tornos Romi, su equipo tenía dudas sobre aprender a manejar el control Siemens de las máquinas. Para estar tranquilos visitaron a un cliente de Romi, así como la sala de exposición de Romi en Cincinnati, Ohio, para ver las máquinas en acción y experimentar el control Siemens de primera mano. Hower dice que estas experiencias solidificaron su confianza en los tornos y el sistema de control.

Nick Cramer utiliza el sistema de control Siemens del Romi C 830.

Nick Cramer utiliza el sistema de control Siemens del Romi C 830. El ingeniero Jim Hower estima que los operarios tardaron alrededor de un mes en ganar confianza con el control de Siemens.

En particular, quedó impresionado con la función ShopTurn del control, que respalda la acción del operario en pantallas gráficas de ayuda. Hower dice que los operarios de TPEI lo encontraron más conveniente que la programación con código G. Agrega que también encuentra las opciones de roscado fáciles de usar y precisas, y llama la atención sobre cómo la geometría correcta de la herramienta en la página de herramientas puede llevar a que las roscas estén dentro de la tolerancia desde el primer intento.

Si bien Hower y su equipo admitieron que el nuevo control tenía ventajas y desventajas, concluyeron que sus capacidades, rendimiento, facilidad de uso y precio superaban cualquier curva de aprendizaje.

En última instancia, el equipo descubrió que los operarios con un conocimiento básico de mecanizado y programación CNC tardaban aproximadamente un mes en operar de manera eficiente las máquinas Romi, y que la mayoría de ellos demostró un conocimiento completo después de cinco o seis meses.

“Una vez que instalamos las máquinas y nuestro equipo vio su rendimiento, cómo se manejan y cómo funcionan, todos estuvieron de acuerdo en que fue una gran inversión. El control no representaba un problema: simplemente, era diferente”.

Cosechando los beneficios del rendimiento

Hower dice que el Romi C 830 logra mantener variaciones de diámetro de aproximadamente una milésima de pulgada al cortar ejes de más de 10 pies de largo.

Hower dice que el Romi C 830 logra mantener variaciones de diámetro de aproximadamente una milésima de pulgada al cortar ejes de más de 10 pies de largo.

TPEI utiliza el C 830 para mecanizar el rotor (elemento de mezcla) que va dentro de una mezcladora. Esos elementos terminados varían de 1 a 15 pulgadas de diámetro y hasta 160 pulgadas de largo. La empresa mecaniza lingotes en bruto desde 16 pulgadas de diámetro hasta el tamaño adecuado.

Durante las secuencias de desbaste pesado, TPEI ha podido eliminar normalmente 0.350 pulgadas con entre 0.02 y 0.032 pulgadas por revolución sobre materiales de dureza 30 HRC. Esto carga la máquina con un 60-70 % de su capacidad en este material, para entregar parámetros que son el doble de lo que TPEI podía lograr.

El mecanizado tipo hogging produce resultados igualmente positivos para TPEI. La Romi C 830 ha funcionado particularmente bien en los cortes de alta penetración en acero con bajo contenido de carbono de TPEI, con más de 0.150 pulgadas de profundidad de corte, mientras alimenta la barra con una carga de viruta de 0.02 pulgadas. Hower también dice que el torno ha realizado bien hogging con barras revenidas y templadas de acero de aleación con dureza que varía entre 29 y 31 HRC.

Desde el punto de vista del rendimiento, la repetibilidad del Romi C 830 también ha impresionado a TPEI. “Cortamos ejes que tienen más de 10 pies de largo y no obtenemos ninguna variación de diámetro para una longitud de 10 pies ―dice Hower―. Si la encontramos, se trata de una variación de una milésima de pulgada. Puedo poner una pieza y luego la siguiente, y obtener los mismos resultados, sin tener que ajustar las compensaciones ni realizar ajustes similares”.

El Romi C 830, incluso, ha permitido a TPEI hacer algunos trabajos de acabado. Hower destaca su capacidad para cortar material residual del desbaste realizado en operaciones anteriores a través de múltiples pasadas con precisión. La lectura digital del torno también le permite a TPEI medir qué tan bien mantiene la máquina las tolerancias en los diámetros a lo largo de la distancia.

“En general, fue una gran compra ―resume Hower―. Estamos muy contentos con nuestra decisión de optar por estos tornos Romi dado el incremento en la producción que podemos obtener de estas unidades, además del aumento de capacidad, la repetibilidad y el rendimiento, y con el precio correcto”.

COMPAÑÍA: Technical Processing and Engineering Inc.

PROBLEMA: El torno anterior era muy pequeño para ajustarse a la producción de componentes más grandes.

SOLUCIÓN: Tornos Romi C 830 y C 510.

RESULTADOS: La productividad de TPEI se duplicó en varios de los parámetros.

CONTENIDO RELACIONADO

  • Encuesta Mundial de Máquinas-Herramienta 2016

    El consumo máximo global más reciente de máquinas-herramienta tuvo lugar en 2011. Podemos usar datos de ese año para medir las tendencias que desde entonces influyen la inversión en fabricación de región a región. Esta perspectiva de varios años es reveladora.

  • Precisión Moderna: maquinado de piezas de precisión de nivel mundial

    Ubicada en Naucalpan, es el resultado de un suizo que hace 51 años creó una empresa para la fabricación de pequeñas piezas de precisión para la industria automotriz. En la actualidad, Precisión Moderna produce más de 400,000 piezas diarias gracias a que ha sabido implementar la tecnología de torneado tipo suizo con equipos de medición de la más alta calidad.

  • Desafíos para el sector de maquinaria en México en 2020

    Si bien en 2019 la compra de máquinas no fue la esperada, muchos estiman que en 2020 la adquisición de maquinaria se mantenga a pesar de los desafíos que presenta la industria.