Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Es un hecho que la pandemia ha tocado las puertas de la actividad industrial en México. El gobierno ha creado un sistema de reactivación con prioridad por las actividades esenciales, en las que están incluidas las industrias automotriz y aeronáutica.

MMS México ha seguido en contacto con su audiencia y estas son las impresiones más importantes que vemos en la dinámica de reactivación y oportunidades del mercado.

Impresión general del mercado: por buen camino

Se vislumbra bien en el corto plazo, con incertidumbre a mediano plazo, especialmente por un rebrote de COVID-19. A largo plazo el ambiente de la industria es optimista por el fenómeno del Nearshoring y la entrada en vigor del T-MEC, el nuevo tratado de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá, sobre todo por el incremento del Contenido de Valor Regional (RVC) en la industria automotriz, que cambiará del 62,5 % al 75 % en 2023 para los vehículos ligeros. 

En muchos talleres la recuperación ha sido rápida, tanto así que la producción de autopartes en agosto de 2020 ha sido igual a la de 2019, pero sin crecimiento. No obstante, hay incertidumbre de lo que pase en los próximos meses.

Producción desatendida: un largo camino por recorrer

Muchos talleres en México no completan el segundo y tercer turno de producción. La consideración de generar autonomía de talleres sin supervisión o lights out todavía se ve como una inversión de mediano plazo. Hay casos excepcionales de empresas muy particulares que tienen conciencia de la importancia de este recurso tecnológico o porque la naturaleza de su negocio lo exige.

Robotización para operaciones en línea

Son inversiones a mediano plazo. Actualmente, los talleres están más orientados en mejorar su manufactura con enfoque en las máquinas-herramienta, que en el manejo de materiales y la automatización. Muchos talleres todavía apuestan a las operaciones manuales por el bajo costo de mano de obra, pero los que tienen operaciones de movimientos constantes y en línea sí ven los robots y la automatización como la mejor opción. Incluso, algunas empresas están migrando los sistemas de control a la Industria 4.0.

ERP es un tema crítico

El uso de ERP viene en incremento y es crítico para muchos talleres, porque sin ERP no pueden hacer planeación ni tener la posibilidad de contar con sus procesos en línea para cumplir a tiempo. Actualmente, 25 % de empresas y talleres ya lo utilizan. Sin embargo, en el mediano plazo llegará a cubrir más de la mitad de los talleres en México debido a las necesidades del mercado.

Impresión 3D como innovación

Ya es una tecnología más cercana en México y se ha implementado en muchos talleres. Sin embargo, como la mayoría de los casos son productos ya diseñados, su aplicación queda algo limitada. La mayoría de los talleres que usan esta tecnología hacen implementaciones más a manera de innovación y desarrollo de sus propios procesos, que aplicadas a clientes concretos.

La impresión 3D en metales para partes complejas es aún un tema complejo en México.

Impresión 3D en metales para partes complejas

Es un tema complejo en México porque los talleres todavía no lo ven como una aplicación efectiva para ellos. Sin embargo, hay intentos de centros de investigación para colaborar con las empresas, y uno de los retos es concretar esta vinculación en proyectos específicos ligados con OEM. No obstante, un fuerte requerimiento de la industria automotriz y de industrias que precisan piezas complejas, ha logrado disminuir ciertos procesos tradicionales.

Sujeción de piezas como un estándar

En México es una tecnología que se está aplicando extensivamente y se estandariza con rapidez. Se considera que hacia finales de 2021, casi el 80 % de los talleres tendrán sistemas de paletización estandarizados en sus plantas.

Ciberseguridad: una obligación

En especial por el tratado T-MEC, en el que hay reglas específicas sobre el secreto industrial de las patentes, los talleres estarán forzados a implementar la seguridad. Actualmente, parte de esta ciberseguridad ya es un requisito operable que, en muchos casos, ya está construida y va a mejorar en función de la demanda de los OEM y Tier 1 de la industria automotriz.

Talleres familiares hacia negocios corporativos

El tema de los dueños de talleres empieza a cambiar, no por las adquisiciones, sino por las iniciativas de emprendimiento de un sector numeroso de personas que están invirtiendo o de empresas en crecimiento o que, incluso, diversifican sus negocios ante la oportunidad en otros mercados.

Dentro de esas oportunidades habrá espacios para talleres extranjeros en donde los dueños o las operaciones no tengan continuidad. Seguramente, dichos talleres realizarán algún movimiento hacia México y diversos emprendedores pudieran estar comprando algunos negocios en el extranjero para llevarlos a México. Por otra parte, muchos talleres están migrando su estructura de negocio familiar a negocios corporativos con el fin de perdurar ante las demandas del mercado internacional.

Certificaciones: la puerta de entrada a nuevos negocios

En cuanto a certificaciones, las industrias automotriz, aeroespacial, electrónica y médica las exigen. Existen programas específicos de exploración acelerada por parte de los OEM y la industria automotriz para localizar proveedores en Latinoamérica, especialmente en México, y uno de los requisitos indispensables son las certificaciones.

De esta manera, las certificaciones están siendo forzadas, más por el mercado y la demanda que por el deseo de los empresarios. Por otro lado, en marketing hay esfuerzos diversos, particularmente en los talleres que empiezan una acelerada incorporación de estructuras de ventas y comercialización y, sobre todo, el uso de herramientas digitales como medios de promoción y vinculación con los clientes. Otro fenómeno que obliga a los talleres mexicanos a conseguir certificaciones es la diversificación de mercados.

CONTENIDO RELACIONADO