| 10 MINUTOS DE LECTURA

Por qué los talleres en México usan tornos tipo suizo

En México, el uso de tornos tipo suizo ha venido en crecimiento. Si bien empezó con aplicaciones dedicadas a la industria de la joyería y médica, ahora se utilizan para diversas aplicaciones en las industrias automotriz, electrónica, aeroespacial y de petróleo y gas.

Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

¿Por qué surge la necesidad de un torneado tipo suizo en un taller mexicano?

Agustín Martínez Corona es el director de la empresa Metalmod, ubicada en Lerma, estado de México. Su empresa fabrica diferentes piezas de precisión para la industria automotriz. Pero, ¿por qué un taller dedicado a la producción para la industria automotriz tuvo la necesidad de torneado tipo suizo?

“La producción de piezas de complejidad media, tolerancias estrictas y longitud más allá de cinco veces su diámetro, hicieron que compráramos nuestro primer torno suizo. La longitud de las piezas es algo determinante para poder usar este tipo de máquinas: si tienes diámetros pequeños y longitudes grandes, no encuentras otra manera de fabricarlas. Nuestros clientes empezaron a requerir este tipo de componentes y así fue como decidimos comprar nuestras primeras máquinas tipo suizo, afirma el ingeniero Agustín.

En comparación con el torneado CNC convencional, el mecanizado tipo suizo CNC es una experiencia diferente. Los operarios y programadores que cambian de una a otra máquina tienen que adaptar su forma de pensar sobre  el ciclo de mecanizado.

En comparación con el torneado CNC convencional, el mecanizado tipo suizo CNC es una experiencia diferente. Los operarios y programadores que cambian de una a otra máquina tienen que adaptar su forma de pensar sobre  el ciclo de mecanizado.

Eduardo Retana es usuario de tornos tipo suizo desde hace varios años. Su empresa Maquinsa, ubicada en San Juan del Río, Querétaro, hace diversos componentes para la industria eléctrica, especialmente. “Como nuestro negocio es de alta mezcla y bajo volumen, la idea era incursionar a un mercado con volúmenes de producción medianos a altos y, por eso, adquirimos esta tecnología”.

Manir Romo también usa tornos tipo suizo en su empresa IMC Industrial en San Luis Potosí. Se trata de un taller que hace partes para el sector de electrodomésticos.

“Nuestra necesidad de adquirir tornos tipo suizo surgió principalmente porque queremos vender más. O sea, convertir la materia prima que comprábamos en dinero lo más rápido posible. Teníamos procesos con unas piezas no muy complicadas, pero sí laboriosas, que llevaban dos o tres operaciones: dos torneados y un fresado, o un torneado y dos fresados. Buscaba una máquina versátil, que nos diera rapidez para hacer las piezas y que pudiéramos sacar la pieza ya casi terminada. Entonces nos enfocamos en los suizos: ahí podemos hacer una o dos operaciones al mismo tiempo. Además, trae bastantes herramientas, herramientas vivas, y puedes trabajar en el husillo principal como en el subhusillo al mismo tiempo. Y, aparte, maneja avances y revoluciones altísimas, que para los mecanizados son bastante buenos. Así reduces más que nada tiempo ciclo, inventario en proceso, setups de segundas y terceras operaciones, mejoras la calidad y reduces también tus tiempos de entrega. De esa manera, la materia prima no la tienes que comprar con mucho tiempo de anticipación, porque tus tiempos de proceso son largos y te vas ajustando para que tus tiempos sean just in time. Así como llega la materia prima, en uno o dos días, va para la máquina y sale ya el producto terminado”.

¿Qué tipos de trabajos y piezas son los candidatos para un torneado tipo suizo?

De acuerdo con Agustín Martínez Corona, la longitud de las piezas de trabajo es definitiva para decidirse a adquirir un torno tipo suizo. “Estas máquinas son ideales para trabajar piezas de longitud más allá de 3 o 5 veces el diámetro, dependiendo del tamaño del diámetro. Actualmente, los CNC son muy versátiles, pero la longitud hace la diferencia.

“Los trabajos característicos para los que usan los tipo suizo son flechas largas, postes, tornillería especial larga pero, de igual forma, se pueden sacar piezas cortas en estos equipos. La diferencia que también tienes es la velocidad: son máquinas con herramientas disponibles dispuestas en forma de gang. Entonces, los movimientos también son más rápidos y este tipo de máquinas son muy precisas. Además, cuentas con husillo y subhusillo, de manera que puedes hacer la parte frontal en una sola configuración.

“Con los tornos tipo suizo, Metalmod produce mucha barra larga, varillas para bombas de gasolina, tornillería y componentes de asientos para automóviles. Los tipos de industrias que atendemos van desde la médica hasta la automotriz, oil and gas e industria en general”, dice el ingeniero Agustín.

En los últimos años muchas empresas utilizan los tornos tipo suizo en la  producción de piezas y componentes para diversas industrias.

En los últimos años muchas empresas utilizan los tornos tipo suizo en la  producción de piezas y componentes para diversas industrias.

Para Martínez Corona, las máquinas tipo suizo realmente no son más costosas. “Creo que son máquinas muy similares en precio. Algo que diferencia las máquinas tipo suizo es que tienen la visión de las máquinas de antes, que usaban alimentador de barras. Como los tornos automáticos anteriores, estos también son tornos automáticos con alimentadores automáticos que te hacen producción constante. La industria y las máquinas han evolucionado tanto que la alimentación puede ser constante mediante robots o mediante alimentadores, pero el torno tipo suizo toda la vida ha sido pensado de esa manera: con alimentador de barras. Además, otra característica de estos tornos es para trabajos en tamaños pequeños: los diámetros muy pequeños los puedes manejar muy bien ahí, a diferencia de un gran torno CNC, como los que ahora conocemos. Los tornos suizos pueden manejar piezas chiquitas, de 3 mm, y también hay máquinas especializadas para piezas aún más pequeñas, pero el torno tipo suizo puede ir tranquilamente con piezas de 3 mm. Las máquinas más grandes que conozco, o estándar, son hasta para 32 mm; entonces, las piezas que se fabrican ahí son pequeñas, con longitudes largas y geometrías desde muy simples hasta supercomplejas, porque hay máquinas de 9 ejes. Tenemos máquinas de 9 ejes de Tornos Technologies y muchos equipos de Tsugami, porque es una máquina buena y de precio medio, que ha funcionado bien para nuestra producción. Estamos usando las máquinas Tsugami en metales suaves derivados de cobre o de aluminio o free cuttings de acero.

Por su parte, Eduardo Retana explica que en el torno tipo suizo pueden hacer operaciones de fresado y todas las operaciones de cilindrado que tiene el CNC.

“En Maquinsa usamos estos equipos para hacer todas las operaciones de torneado, cilindrado, roscado, tronzado, avellanado, en una sola máquina. Con la ventaja de que también podemos hacer, al mismo tiempo, operaciones de fresado y en una sola montura. En estas máquinas se fabrican desde geometrías sencillas, como bujes roscados, hasta geometrías complejas que lleven figuras complicadas y también combinadas con operaciones de fresado. Actualmente, exploramos con un cliente que se dedica a hacer piezas de mayor volumen para motocicletas, y consideramos también los sectores médico y automotriz”.

Manir Romo considera que la ventaja de los tornos tipo suizo son las rpm que se pueden manejar: “Mínimo 8,000 a 10,000 rpm en el husillo y otras de 6,000 rpm en el subhusillo. Tienes avances muy rápidos con respecto a las rpm; los acabados también mejoran y tienes la facilidad de meter varias operaciones en la misma máquina; en los fresados reduces herramientas, porque con un inserto puedes dar el acabado, mientras que en otro torno convencional necesitarías uno de desbaste y uno de acabado. Además, trabajas altos volúmenes y la pieza se mantiene como si nada. No se necesitan muchos ajustes. En un torno de torreta, por seguridad, el torno se va a una posición de seguridad, hace el cambio de herramienta en esa posición y después regresa. En el torno suizo los cambios de herramienta también tienen su posición de seguridad, pero a unas distancias de 10 a 15 mm del husillo. Todos esos movimientos rápidos que realiza la máquina hacen la gran diferencia contra un torno de torreta”.

Y agrega: “Mucha gente en la industria considera que los tornos tipo suizo son, más que nada, para la industria médica. Yo te puedo decir que conozco varios casos en los que utilizan los tornos suizos para otros tipos de industria: automotriz, aeroespacial, de electrodomésticos o refacciones. Creo que abarca cualquier tipo de mercado: desde piezas pequeñas, de diámetros de 4 a 6 mm, hasta piezas grandes de hasta 38 mm. Es decir, puedes meter ahí el proyecto que quieras con tal de que te dé el volumen y la velocidad que requieras. Nuestro torno suizo empezó con tres piezas y ahora maneja alrededor de 15 modelos diferentes. Así, ves que te puede funcionar para cualquier tipo de industria”.

¿Es una tecnología costosa? ¿Vale la pena comprar este tipo de máquinas?

“Para nosotros sí ha valido la pena comprar máquinas de este tipo. Nos han ido conociendo por este tipo de equipos que hacen producción continua. Tenemos máquinas trabajando 24/7, y en este año, en el que creíamos que no iba a haber movimiento, hemos comprado ocho equipos. Con las máquinas tipo suizo hemos crecido bastante y ha valido la pena porque, además, la industria nos reconoce por la versatilidad que tenemos. Puedes jugar mucho según la capacidad del taller. Tenemos máquinas tipo suizo, desde las de levas, que son máquinas muy rápidas y precisas (claro que no se comparan con las CNC), pero el primer torno suizo que compramos fue de levas y con el que hacíamos piececitas. La barra de aluminio era de 1/4 y bajábamos a 30 milésimas como si fuera una aguja quirúrgica. Y de ahí crecíamos y hacíamos geometrías raras y con tecnología muy simple. Ahora, ya con los CNC haces cosas más y más complejas: tienes herramienta viva, incluso posicionamiento 360º de herramientas, tienes alta presión y muchos beneficios. La industria de la joyería creó este tipo de máquinas y, por eso, los suizos son como los jefes en este tema. Tres compañías fabricaban estos equipos en la ciudad de Moutier, Suiza. Ahí estaba la empresa Tornos y otras dos que ya no existen. Los japoneses emularon muy bien esa tecnología y ahora tienen a Tsugami, Marubeni Citizen y Star CNC. Definitivamente, las industrias joyera, médica y aeroespacial ocupan esta tecnología. En nuestro caso hemos buscado mercados como el oil and gas, el automotriz y la industria en general. Vamos a ver hasta dónde nos lleva. Definitivamente, el área de los torneados tipo suizo es una especialidad muy aparte de los mecanizados CNC tradicionales”, explica Agustín Martínez Corona.

Eduardo Retana dice que en cuanto al valor, el torno tipo suizo, comparado con un torno CNC convencional, tiene el doble del costo. Sin embargo, considera que vale la pena contar con este tipo de máquinas cuando se tienen clientes consolidados, ya que de otra manera sería una máquina costosa para tenerla sin funcionar.

¿Es costoso tener dos máquinas que te hagan lo que te hace un torno suizo?, se pregunta Manir Romo: “A lo mejor no es costoso y te va a salir igual la inversión de dos máquinas que un torno tipo suizo. Eso si lo consideras solo por el costo de la máquina en sí. Pero si consideras las demás variables en cuestión de servicio al cliente, entrega de piezas de mejor calidad, mejores acabados, reducción de stock de herramientas, el stock que te ahorras de WIP entre operación uno, dos y tres, pues la máquina no es costosa y sí vale la pena porque te quitas todos esos desperdicios que traes en el camino. En un torno convencional puedo fabricar un tornillito sacando 100 piezas cada 3 horas, y en el torno suizo voy a sacar 100 piezas cada hora. Además, las saco terminadas y no necesito acumular piezas o hacer loteo de 100 a 200 piezas para pasarlas a la siguiente operación y hacer algún tipo de cabeza o el roscado. Con el torno suizo ya tienes la pieza hecha. Puedes meter piezas pequeñas de 1 mm de largo, hasta flechas largas de 13 a 14 pulgadas con diferentes operaciones y desbastes, con roscas, barrenos cuñeros y brochados. Entonces, te abre un montón de posibilidades el torno suizo, no solo en las piezas que puedes hacer, sino en las herramientas que puedes conseguir para el torno. Puedes proponerte reducir todavía más los tiempos ciclo y encuentras otro tipo de herramientas especiales para los tornos suizos: con una herramienta que tardabas 30 segundos ahora te vas a tardar 10 segundos en hacer la forma o el barreno que quieres. O lo que hacías con dos herramientas ahora lo haces con una. Le puedes sacar mucho jugo al torneado tipo suizo si investigas y aprendes con la máquina todo lo que puedes hacer y lo versátil que es”.

CONTENIDO RELACIONADO