• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
15/10/2020 | 3 MINUTOS DE LECTURA

Industria automotriz de Norteamérica de cara al futuro

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Durante las pláticas de IMTS spark, Oscar Albin, presidente ejecutivo de INA, habló sobre la industria automotriz en México y en Norteamérica. Conozca cuáles son sus proyecciones en materia de producción y contenido regional en el marco del T-MEC.

Crédito: GM

Como parte de la serie “Country Outlook: Destination México” presentada en IMTS spark, Eduardo Tovar, Director Editorial de Modern Machine Shop México conversó con Oscar Albin, presidente ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA), quien mostró algunos de los aspectos clave para la industria automotriz en Norteamérica de cara al futuro.

Albín señaló que en enero y febrero de este año se tuvo una mejor producción de autopartes en relación con 2019 en México, pero a fines de marzo se comenzaron a cerrar las plantas debido a la pandemia por COVID-19. Mientras que en abril y mayo la producción fue parcialmente nula.

El Presidente Ejecutivo de INA refirió que en junio se retomó la producción y en julio, agosto y septiembre hubo cierta recuperación: “El pronóstico que tenemos para octubre, noviembre y diciembre es que habrá una muy buena recuperación de los volúmenes de producción de autopartes”.

Agregó que se estaba considerando que el volumen de producción iba a disminuir 32 % al finalizar el año: “En junio estábamos muy pesimistas. Mes a mes estamos teniendo mejores números y hoy nuestro pronóstico es que a fin de año vamos a tener una baja de 22%. En otras palabras, estamos volviendo muy fuertes en el segundo semestre, aunque no habrá forma de recuperar la producción que se perdió con el cierre”.

Albin señaló que este escenario se basa particularmente en el regreso de los volúmenes de producción en Estados Unidos.

La industria automotriz de la región

Oscar Albin refirió que el escenario para la industria automotriz en Estados Unidos durante los siguientes 12 meses es que se alcance una producción de entre 14.5 a 16.1 millones de unidades: “El pasado es el pasado. Tenemos que ver desde ahora hacia el futuro y lo que queremos es producir en los próximos 12 meses 16 millones de vehículos en la región”.

El directivo explicó que alcanzar estos números dependerá de los siguientes puntos:

  • Tener un control de COVID-19. “Si tenemos una condición de rebote y volvemos a cerrar, obviamente el escenario no va a ser muy favorable”.
  • Los OEM deberían mantener el incentivo para comprar un automóvil nuevo.
  • Crecimiento del índice para la construcción de nuevas plantas.
  • El gobierno federal debe mantener los incentivos fiscales a las empresas y los particulares.
  • Tener un resultado claro y transparente en las elecciones presidenciales.
  • T-MEC y las oportunidades.

“Si algún vehículo no alcanza el nuevo valor de contenido regional que se requiere tendrá que pagar algunos aranceles. Pero honestamente, las fábricas estadounidenses en Norteamérica ya tienen un contrato. En promedio tienen más del 75% en cada vehículo que fabrican. La mayoría de sus motores y transmisiones se fabrican en América del Norte. Entonces, obviamente, Fiat, Chrysler, GM y Ford no tienen ningún problema para cumplir con las nuevas reglas”, indicó Albin respecto al tema del nuevo contenido regional que requiere el recién aprobado T-MEC.

En el caso de las marcas europeas, refirió el directivo, tienen más dificultades: “Las plantas de Mercedes-Benz, BMW y Audi son nuevas en México. Y, debido a que son nuevas, tienen que trabajar con muchos proveedores Tier 1 y Tier 2 para lograr las nuevas reglas. Pero no veo ningún problema para que lo alcancen. Ahora, las marcas asiáticas como KIA o Toyota tienen nuevas instalaciones y esos vehículos tienen que trabajar para incorporar más partes de T1”.

Albin precisó que en caso de que las OEM no logren las nuevas condiciones del contenido regional en los vehículos que vayan a Estados Unidos deberán pagarán 2.5% de aranceles: “Ese 2.5 % no van a matar a nadie. Pero, por ejemplo, en el caso de las pick-ups tienen que pagar 25%, y esto ya es un problema. Nadie va a comprar un automóvil con un 25% de sobreprecio en relación con un auto equivalente del mercado”.

Finalmente, Albin señaló que las nuevas condiciones comerciales entre Estados Unidos, China, Japón y Europa son realmente para fortalecer a América del Norte y que el mercado de América del Norte sea para los países de América del Norte.

“Entonces, estamos construyendo nuestros muros, no entre Estados Unidos y México. Estamos construyendo los muros en el Océano Pacífico y el Océano Atlántico con el fin de mantener Norteamérica para los norteamericanos”, puntualizó.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados