• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
27/03/2020 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Impacto del COVID-19 en la producción automotriz europea y norteamericana

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

IHS Markit estima los primeros impactos por el cierre parcial de fabricantes de autos en Europa y América del Norte.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Foto: Archivo

“La epidemia de COVID-19 se está extendiendo rápidamente por todo el mundo occidental. Los principales países europeos han anunciado medidas drásticas para frenar las tasas de infección y Estados Unidos está comenzando a implementar medidas más agresivas en diversas áreas”, refiere Henner Lehne, Vice President Global Vehicle Group de IHS Markit.

Detalla que, durante las últimas semanas, IHS Markit ha estado evaluando y analizando los cierres anunciados de las plantas de ensamble de vehículos (y las tasas de producción diaria afectadas) en respuesta directa a las directivas de contención de los gobiernos de todo el mundo junto con las medidas tomadas por los OEM.

“Los principales OEM europeos han anunciado el cierre de sus operaciones de ensamble durante un promedio de 13 días hábiles. Algunos planean cerrar por 21 días y otros por solo 8 días hábiles. No está claro en este momento si esto será suficiente y si la producción se reanudará después de estos períodos anunciados”, comenta el especialista.

Explica que para mantenerse al tanto de la situación, IHS Markit realiza un seguimiento diario y cuantifica las implicaciones de estos cierres anunciados por los OEM en el mercado de vehículos ligeros.

“El rastreador muestra que estos cierres parciales europeos causarán una reducción de más de 880,000 unidades solo en el período de tiempo anunciado. Con más de 256,000 unidades, Alemania es el país más afectado hasta el momento, seguido de España con 140,000 y Francia con 100,000 unidades. Incluso, si la producción solo se detiene durante los períodos de tiempo anunciados, la siguiente fase de aceleración del ensamblaje causará más impactos”, comentó Lehne.

Detalla que en América del Norte se está viendo emerger una situación similar: “el 18 de marzo, varios fabricantes de autos en América del Norte también anunciaron sus planes de pausar la producción en reacción al COVID-19. Por el momento, el tiempo de inactividad promedio anunciado es de solo 6 días hábiles; pero al observar las plantas de manera individual, el rango oscila entre dos y 18 días en toda la región. Similar a la situación europea, es difícil decir si los períodos de cierre anunciados serán suficientes o si es más probable que lleguen períodos extendidos”.

El especialista refirió que, desde la perspectiva de la pérdida de volumen, se observa una reducción en la producción durante este período de tiempo de aproximadamente 478,000 unidades, de las cuales 336,000 provienen solo de las operaciones de Estados Unidos, así como 77,000 unidades en México y 64,000 unidades en Canadá.

“También estamos monitoreando América del Sur, donde también se están desarrollando cierres de plantas. Las medidas de contención apenas están comenzando y crecerán rápidamente. Estamos rastreando cierres de entre 8 y 15 días, lo que resulta en una primera reducción de producción de alrededor de 80,000 unidades en Brasil y Argentina combinados”, puntualiza.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados