• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
01/04/2018 | 4 MINUTOS DE LECTURA

Un checklist para dispositivos de medición

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

No asuma que su medidor está correcto sólo porque tiene un sticker de calibración. Si no ha sido usado con frecuencia, siga un checklist en la medición para estar seguro.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

 

Probablemente usted pueda relajarse más fácilmente cuando toma un vuelo sabiendo que hay un checklist que debe completar el piloto y la tripulación antes de que el avión despegue. Casi todo aspecto de los sistemas operacionales de una aeronave debe revisarse y verificarse antes de que se le permita despegar.

Es casi obvio por qué se hace esto: hay vidas en soltura. Pero la necesidad de verificar también parte del riesgo de la familiaridad: los humanos tienden a asumir que todo está bien cuando repiten tareas una y otra vez. El checklist de prevuelo quita esta asunción y puede identificar problemas antes de que ocurran.

Este mismo concepto debería adoptarse cuando usted toma un medidor o un instrumento de medición fuera del cuarto de medición, y antes de que la herramienta sea puesta en uso. Quizás no se necesita para una medición crítica para la vida (aunque hay partes usadas en aplicaciones médicas o de aviación que lo son), pero evitar que las partes malas sean aceptadas es lo suficientemente crítico en términos de ahorrarse tiempo y costos perdidos.

Así como hay una metodología para revisar una aeronave, debería haber una metodología de medición para el medidor mismo. Cuando un medidor no ha estado en uso frecuente, pueden usarse los siguientes puntos como una lista de chequeo para asegurar que los resultados del instrumento sean lo que usted esperaría:

  • Asegúrese de que el dispositivo de lectura sea un indicador de dial o digital, o sonda electrónica, que ha sido recientemente calibrado y certificado, y está repitiendo y funcionando como se espera. Debería corregirse cualquier soltura detectable en su montaje.
  • Inspeccione completamente el medidor para identificar cualquier señal de soltura. Toda junta (el poste a la base, los mecanismos de ajuste fino, contacto, montaje de yunque y demás) es una fuente potencial de soltura, lo que se muestra en la falta de repetibilidad del medidor. También, cuando se use un medidor portátil, haga lo mismo con los contactos ajustables o intercambiables, porque ellos tienden a soltarse y contribuirán al error.
  • Muchos medidores, sean portátiles o montados en banco, emplean una barrera. Verifíquela para asegurase que esté puesta a la altura correcta para la parte y que esté firmemente sujeta en su sitio.
  • Los puntos de contacto sensibles en muchos medidores portátiles y comparadores de banco pueden ser de acero endurecido, pero algunos tienen puntas con insertos en carburo de tungsteno resistente al desgaste, zafiro o diamante. Pruebe estas puntas para ver que no se hayan soltado en un uso anterior. Además, puede ser útil examinarlas bajo un lente amplificador o incluso un microscopio. Si están agrietadas, descascaradas o mal estriadas, sus condiciones superficiales pueden evitar lecturas precisas o repetibles. Pueden incluso rayar el trabajo.
  • Si se supone que los yunques opuestos deben estar planos o paralelos, verifíquelos con un alambre o una bola. Al posicionar el alambre o bola de precisión entre los yunques, y simplemente con moverlo del frente hacia atrás y de lado a lado, usted puede leer el paralelismo en el indicador.
  • Una de las rutinas más fáciles de ignorar es la limpieza regular de los medidores de indicación y los comparadores de banco. Si el sistema está basado en óptica, limpiar los lentes es crítico, especialmente cuando el instrumento ha sido almacenado por un tiempo. Como hemos indicado a menudo en esta columna, el polvo es el enemigo número uno de la precisión. El polvo, suciedad, arena, virutas, grasa, escoria y refrigerante interferirán con la precisión de la óptica, bloques de medición, indicadores y comparadores de precisión. Limpie todos esos instrumentos completamente para cada uso. Ponga especial atención a los productos para evitar el óxido que pudieron haberse empleado antes de almacenar el medidor, ya que estos pueden secarse con el tiempo y volverse casi invisibles, representando aún un recubrimiento sustancial si no se retira.
  • Siga los mismos pasos para asegurar la confiabilidad del patrón, sea éste un disco maestro, anillo maestro, bloque de medición o parte calificada. Revise que no haya muescas ni rayones ni las marcas del pulido manual. Asegúrese de que también hayan sido recientemente calibrados y certificados, y manéjelos como cualquier estándar crítico e importante. Después de todo, están diseñados para dar la base de una medición precisa.
  • Vuelva a chequear que se use el medidor correcto para la aplicación. Muchos medidores se parecen, pero cada uno puede tener diferentes características según sea la parte que se va a medir. ¿El medidor tiene el contacto, la fuerza de medición y la ubicación de la medición correctos según lo requerido para la parte que se está midiendo?

Finalmente, si usted ve un cambio repentino en su proceso durante el día, estos mismos pasos básicos deberían ser parte de su rutina de solución. En una situación como esta, no asuma automáticamente que su medidor está correcto sólo porque tiene un sticker de calibración. Las cosas extrañas suceden, y usted hará bien en investigar todas las posibilidades, especialmente aquellas que la familiaridad o los hábitos pueden hacernos pasar por alto. Usted no querría que el piloto de su vuelo asuma que un ruido extraño o un golpe imprevisto son aceptables. Si algo parece no estar muy bien, dé un paso atrás y encuentre lo que está pasando y por qué.

 

CONTENIDO RELACIONADO

Temas relacionados

Recursos