Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

De acuerdo con Adrián Sada, presidente de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (CAINTRA), 2020 representó para la economía de México una contracción sin precedentes en todos los sectores: “Si bien se presentó una recuperación en la segunda mitad del año, muchas de las variables económicas han cerrado con cifras históricamente negativas. Aunque el año 2021 inició con nuevos confinamientos, esperamos que esté acompañado por un crecimiento de la economía. Esperamos que sea una recuperación considerable, más no total, de la pérdida o contracción que sufrimos en 2020”.

En este sentido, el “Análisis Económico de Coyuntura” realizado por CAINTRA refiere que en 2021 la actividad económica se va a sujetar al avance de la vacunación en distintas partes del mundo, así como a posibles nuevas restricciones de la movilidad y de negocios debido a la pandemia por COVID-19.

En este contexto, la industria de dispositivos médicos ha desempeñado un papel clave y aunque se ha mantenido como industria esencial y de primera línea frente a la pandemia, también ha tenido que adaptarse al escenario cambiante y ha sufrido diversas afectaciones.

Fernando Olivares, ex presidente de la Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras de Dispositivos Médicos (AMID), refirió que ante el escenario de la pandemia por COVID-19 las empresas de la asociación han trabajado para mantener las cadenas de suministro abiertas, porque a pesar de que muchos de los productos no se finalizan en México, sí se elaboran componentes importantes que se terminan de ensamblar en otros países y después el producto regresa aquí.

“Una prioridad ha sido mantener la operación normal para asegurar que los dispositivos y la tecnología médica estén disponibles en México y el mundo. Somos el octavo país exportador a escala mundial de dispositivos y tecnología médica, así que estamos haciendo una gran tarea”, precisó el directivo.

Olivares indicó que los dispositivos médicos están en el centro del combate a la pandemia: “Creo que ninguna otra industria había enfrentado un reto de esta magnitud en épocas recientes. El reto y, sobre todo, el compromiso de las empresas que conforman la AMID implica que sus trabajadores puedan continuar su labor en condiciones de seguridad y para ello estamos tomando las medidas”.

Capacidad de planta utilizada 2020 – Dispositivos médicos.

Capacidad de planta utilizada 2020 – Dispositivos médicos.

Por su parte, Miguel Ángel Félix, tesorero del Clúster de Dispositivos Médicos de Baja California y director general de Ensambles de Calidad México, indicó que las empresas manufactureras del sector se vieron obligadas a modificar sus líneas de producción.

“Se modificó el manejo de instalaciones y materiales, además de considerar la posibilidad de no depender de otras regiones y proveedores; sin embargo, para volverse un proveedor oficial se deben cumplir protocolos que implican largos procesos, debido a la natural importancia de los equipos e insumos en salud que se producen”, explicó Félix.

Impacto de COVID-19 en el mercado de dispositivos médicos nacional

Guillaume Corpart, fundador y CEO de Global Health Intelligence indicó que con la pandemia se observó un aumento en la necesidad de atención primaria en hospitales para realizar diagnósticos, y que, al mismo tiempo, la demanda de otros servicios presentó una caída en el número de visitas realizadas a unidades de salud.

“Esta situación impactó en la cadena de suministro por parte de los proveedores, en la que el 95 % de todos los dispositivos y equipamientos médicos vendidos en América Latina son de importación”, refirió Corpart, en el marco del webinar “El mercado de los dispositivos médicos en México 2020-2021”, organizado por la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA) y Global Health Intelligence.

En este sentido, Corpart indicó que para medir el impacto de COVID-19 en el mercado de dispositivos médicos utilizaron una metodología basada en el análisis de datos de importación: “Analizamos dos códigos en particular, el de Instrumentos y aparatos de medicina y el de Artículos y aparatos de ortopedia. El mercado mexicano de estos dispositivos representa un mercado de más de 7,600 millones de unidades al año y tiene un valor de 5,300 millones de dólares anuales”.

Personal ocupado 2020 - sector de dispositivos médicos.

Personal ocupado 2020 - sector de dispositivos médicos.

El directivo indicó que de 2016 a 2019, este mercado creció a un ritmo de 2 % al año en unidades y 1 % al año en valor; sin embargo, la crisis sanitaria vinculada con la pandemia cambió el panorama de la salud para pacientes, hospitales y proveedores de equipos e insumos.

“Tras la llegada de COVID-19 hubo una reducción del valor de mercado de 30 % y una reducción de las unidades de 15 %, hasta el segundo trimestre de 2020”, precisó Corpart.

Al respecto, Jorge Daniel Alarcón, director de Dispositivos médicos de CANIFARMA, indicó que se presentó un panorama doble: “Por un lado está la situación de las empresas de dispositivos médicos, fabricantes o distribuidoras de productos que se incorporaron en los rubros definidos como prioritarios, por ejemplo, equipos de protección, equipos de soporte de vida y pruebas diagnósticas. Estas empresas han apoyado de manera directa las demandas de las instituciones de salud, y si bien es verdad que podríamos pensar que eso ha involucrado grandes beneficios, también es cierto que las empresas situadas en este rubro han tenido que realizar las adecuaciones sanitarias recomendadas para garantizar las condiciones óptimas de su personal en las plantas de fabricación, con la intención de no detener la producción de insumos y abastecer las demandas requeridas”.

Daniel Alarcón agregó que, por otro lado, se hallan las empresas que fabrican o distribuyen dispositivos médicos que no se encuentran relacionados con la atención a COVID-19, los cuales, de conformidad con los requerimientos realizados, tuvieron un decremento significativo, que además se agravó con el confinamiento de las personas y la suspensión de actividades laborales.

Valor de producción de los productos elaborados 2020 - sector dispositos médicos.

Valor de producción de los productos elaborados 2020 - sector dispositos médicos.

Sobre este tema, Guillaume Corpart detalló que los productos que más demanda han tenido durante la crisis sanitaria son aquellos vinculados con el soporte de vida, tales como desfibriladores, monitores de pacientes, implantes arteriales, oxímetros, electrocardiógrafos, bombas de infusión, transductores de energía, pinzas.

“Otros productos que tuvieron también crecimiento, aunque menor, fueron los aparatos de diagnóstico médico, de inyección, de uso oftálmico, puntas quirúrgicas, aparatos de cirugía, tijeras médicas, aparatos electromédicos, quirúrgicos, sondas médicas, cánulas y válvulas, así como máquinas de ultrasonido, entre otros”, agregó Corpart.

Entre los productos que mostraron disminución durante la crisis sanitaria, el directivo señaló los accesorios para cirugía, aparatos de endoscopia, de oftalmología, de cirugía estética, artículos ortopédicos, de artroscopia, audiómetros, cizallas para inspección y análisis, equipos e implantes dentales, estimuladores cardiacos y cerebrales, marcapasos, módulos de interfaz y procesados de imágenes.

“Otros equipos que también tuvieron una baja, aunque menor, incluyen endoscopios, prótesis vasculares y arteriales, recolectores, irrigadores quirúrgicos, engrapadoras quirúrgicas, placas, sistemas de imagen por resonancia magnética, partes y accesorios odontológicos, artículos de ortodoncia, de ortopedia y fractura, aparatos auditivos, bisturíes, agujas, aparatos de anestesia, catéteres, entre otros”, indicó el directivo.

En este sentido, Jorge Daniel Alarcón refirió que la CANIFARMA ha colaborado con las autoridades para incentivar la reactivación, el fortalecimiento y el apoyo a la industria establecida en México, y comentó que la industria continúa sus acciones para proteger a los trabajadores en las plantas de producción.

“En México hay un poco más de 2,400 unidades económicas dedicadas al sector de los dispositivos médicos, que participan en toda su cadena de fabricación, distribución, almacenamiento y comercialización; sin embargo, existe un grave desequilibrio entre lo que se fabrica, lo que se demanda y lo que realmente se consume en el país”, señaló el directivo.

A su vez, Fernando Olivares señaló que las cadenas de suministro que ya se tenían organizadas antes de la pandemia y durante la pandemia, siguen su operación como industrias esenciales.

“Nosotros somos fabricantes estratégicos para el mundo. México es un jugador clave porque en el caso de los dispositivos médicos, nuestra mano de obra es muy calificada en procesos importantes como la integración de circuitos electrónicos, así como en la manufactura avanzada de materiales metálicos, plásticos y de ingeniería”, explicó Olivares.

Oportunidades para la industria en México

De acuerdo con Miguel Ángel Félix, en la región de Baja California continúan trabajando en proyectos de crecimiento: “Afortunadamente, algunas de las empresas locales han anunciado que continúan con proyectos de expansión. Asimismo, tenemos casos de corporativos que siguen con los planes de mover o adicionar algunas operaciones de manufactura a la región”.

De igual manera, el directivo indicó que hay mucha actividad en algunas empresas y refirió que el sector ha tenido crecimientos considerables en algunas líneas de producción, principalmente en dispositivos de diagnóstico.

“En términos generales el sector sigue creciendo. El último dato que tenía en firme es que al tercer trimestre del año pasado el crecimiento fue de alrededor de 7 %”, puntualizó el directivo.

Asimismo, el especialista agregó que en muchas de las plantas de producción se empezó a trabajar con diferentes programas de proveeduría, a fin de tener un mejor manejo de los riesgos que se afrontaron al inicio de la pandemia, principalmente con los suministros: “La idea es tener opciones para mitigar o eliminar los riesgos potenciales”.

Miguel Ángel Félix refirió que el plástico y los procesos de mecanizado son los requerimientos más importantes para las empresas del sector: “En la región hemos tenido algunos trabajos de mecanizado y de mantenimiento industrial con proveedores cercanos. En cuanto a plásticos, se ha ampliado el catálogo de números de parte por proveedor. La idea es consolidar una cadena de proveeduría en México”.

El directivo añadió que una de las ventajas de tener certificado a un proveedor nacional es el movimiento que se pueda hacer de material o de una parte producida: “Al no tener que pasar fronteras y con una diferencia de horarios que no es tan grande, se puede apoyar al país en el desarrollo de la industria nacional. Como clúster impulsamos y vamos a seguir impulsando el desarrollo de proveedores nacionales”.

Al ser México el mercado más grande de la industria de dispositivos médicos en Latinoamérica y uno de los más importantes del mundo (en algunos dispositivos), el directivo reflexionó que la expectativa es seguir creciendo: “Como mencionaba, algunas empresas ya tenían proyectos y planes de expansión y otras tienen el plan de mover dentro de sus mismas instalaciones nuevos procesos. Yo hablaría de crecimiento tanto en instalaciones ocupadas como en nuevas instalaciones, lo cual representa nuevos trabajos”.

Finalmente, Miguel Ángel Félix explicó que, aun con la vacuna, van a continuar ciertas restricciones y se va a seguir con prácticas que han llegado a afectar un poco la eficiencia de la producción: “Vamos a seguir con esas prácticas, que de alguna manera mejoraremos con diferentes acciones, como la automatización o con algún herramental que ayude a hacer más sencillos ciertos ensambles, por ejemplo”.

Por su parte, Sergio Ríos, director general de Proyectos de Inversión en la Secretaría de Desarrollo Económico de Jalisco, refirió que en la entidad hay un dinamismo importante y que algunos sectores se reactivan fuertemente; asimismo, señaló que algunas líneas de producción que estaban en Asia se están trasladando a México.

“Un sector que se reactiva es el de dispositivos médicos. Estamos en contacto con empresas interesadas en el desarrollo de dispositivos médicos en la región”, explicó Ríos.

Asimismo, Rudy Vázquez, subsecretario de Industria de la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico de Chihuahua, dijo que en la entidad la industria de dispositivos médicos está creciendo: “De hecho, ya era una vocación. Nos hemos colocado en primer lugar. Observamos un gran crecimiento en dispositivos médicos. Hay oportunidades de nearshoring, e incluso antes de la pandemia ya veíamos oportunidades relacionadas con los temas de la geopolítica y el T-MEC que nos ponen en una buena posición”.

Valor de ventas de los productos elaborados 2020 - sector de dispositivos médicos-

Valor de ventas de los productos elaborados 2020 - sector de dispositivos médicos.

En este sentido, la secretaria de Innovación y Desarrollo Económico de Chihuahua, Alejandra de la Vega, refirió que durante 2019 el estado se posicionó como la entidad con el mayor número de exportaciones en materia de dispositivos médicos de México, superando en 4 % a Baja California.

“Juárez, que generó el 90 % de estas exportaciones, logró colocarse como la ciudad número uno en manufactura y exportación de dispositivos médicos en el país”, puntualizó.

Entre los productos que se fabrican en la citada región están los dispositivos basados en catéteres, soportes ortopédicos, equipo quirúrgico, stents aórticos y torácicos, equipos de diagnóstico por imagen, kits de cirugía, PCBA electrónico para dispositivos médicos, cinturones de presión, dispositivos respiratorios, oftálmicos y bombas de infusión electrónicas y mecánicas.

CONTENIDO RELACIONADO