Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Durante la segunda jornada del foro “Desafíos de la Formación Técnica en el Sector Automotriz Mexicano”, organizado por el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP), se abordó el tema del talento femenino en la industria automotriz.

La primera ponente fue Elisa Crespo, presidenta ejecutiva del Clúster Automotriz del Estado de México, quien presentó la conferencia “Mujeres en la Industria Automotriz”, donde destacó el papel protagónico de la mujer en dicha industria durante los últimos 20 años.

“Cada vez más existen mujeres que con su talento han ocupado cargos estratégicos e importantes”, refirió Crespo, y agregó que lo que se pretende es crear equipos complementarios, hablando particularmente de equidad de género.

Indicó que abrir nuevas oportunidades hacia el género femenino no es un tema nuevo para la industria y los clústeres, y que se ha avanzado hacia el objetivo de incrementar la población femenina dentro de la cadena productiva.

“La industria automotriz tiene 20 años trabajando cada vez más sobre inclusión de género. Sí hay mujeres ocupando cargos importantes y estratégicos y sí hay hombres apoyando las iniciativas, haciendo equipo y tratando los proyectos importantes en la manufactura”, añadió Crespo.

A su vez, Silvia Esther Pérez, directora general de CONALEP Puebla, encabezó la mesa panel titulada “Casos de Éxito de Mujeres en la Industria Automotriz”, donde participaron egresadas de dicha institución académica.

Foto: Ford Chihuahua

“De acuerdo con datos de INEGI, los hombres representan el 63.5% del personal ocupado dentro del subsector de Fabricación de Equipos de Transporte y las mujeres ocupan el 36.5%”, dijo la directora con relación al personal ocupado en la industria automotriz.

Agregó que la participación de la mujer en el sector automotriz mexicano tiene grandes espacios de mejora. Sin embargo, indicó que hoy en día se ve una presencia más activa en el sector, con mujeres que ocupan cargos a nivel directivo, mandos medios y ejecutivos.

Pérez señaló puntualmente que la oferta educativa de CONALEP en Puebla se compone de 17 carreras, de las cuales nueve dan respuesta a la demanda de la industria automotriz: “Tenemos una matrícula de 4,680 estudiantes, de los cuales 1,273 son mujeres, que representan el 27%”.

En este sentido, Itzel Rosas, supervisora de operaciones en Alorica y egresada de la institución educativa, indicó que existe una asimetría en la cantidad de mujeres que están en puestos de mando, sobre todo en industrias donde casi todos son hombres.

Por su parte, Nimsi Hernández, estudiante de la carrera Máquinas-Herramienta y aprendiz de matricera certificada por Gestamp Technology Institute, destacó la importancia de que CONALEP ofrezca carreras técnicas dirigidas a sectores industriales. Asimismo, señaló que su formación dual se ha realizado en una empresa dedicada a la fabricación de troqueles.

De igual manera, Heidi Europa, egresada de la carrera de Máquinas-Herramienta y especialista en matricería en Schaeffler México, donde se desempeña como técnico matricero en el área de reparación de troqueles, indicó que en el modelo de formación dual es clave el aporte de los maestros en la formación técnica, así como la experiencia práctica que ofrece la empresa.

“En mi generación participamos cinco mujeres en el programa dual. Fue muy buena experiencia saber de que se trata lo que estas estudiando. Estuve en un periodo de prácticas para saber qué es lo que hace la industria automotriz y la empresa. Y, actualmente, trabajo con 14 personas de las cuales soy la única mujer”, explicó.

Ford, inclusión en la industria automotriz

Foto: Ford Cuautitlán

Con el objetivo de reconocer a sus colaboradoras durante 2020, Ford llevó a cabo una serie de iniciativas en sus plantas de Cuautitlán, Chihuahua e Irapuato, donde fueron justamente mujeres las que participaron en el ensamblaje de vehículos, motores y transmisiones.

En Cuautitlán, Estado de México, por primera vez un modelo Ford fue ensamblado completamente por mujeres en la planta. El proceso de armado se llevó a cabo para la camioneta eléctrica Mustang Mach-E y el vehículo no solo fue ensamblado sino pintado por mujeres para crear una edición conmemorativa desarrollada completamente en México.

En el caso de la planta de Chihuahua un total de 192 colaboradoras construyeron el primer motor hecho 100% por mujeres. Finalmente, en la planta de Irapuato, las colaboradoras de la planta Ford se unieron para armar la primera transmisión llevada a cabo 100% por mujeres.

CONTENIDO RELACIONADO