• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
11/11/2015 | 1 MINUTOS DE LECTURA

Desarrollan nanorrecubrimientos para la industria aeroespacial

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

De acuerdo con información de la Agencia Informativa Conacyt, el doctor Rafael Vargas Bernal, del Instituto Tecnológico Superior de Guanajuato (ITESG), trabaja en el desarrollo de nanorrecubrimientos con aplicaciones en la industria aeroespacial.

�

De acuerdo con información de la Agencia Informativa Conacyt, el doctor Rafael Vargas Bernal, del Instituto Tecnológico Superior de Guanajuato (ITESG), trabaja en el desarrollo de nanorrecubrimientos con aplicaciones en la industria aeroespacial.
Explicó que existen distintos tipos de nanorrecubrimientos en la industria aeronáutica y aeroespacial con diferentes aplicaciones cada uno. De ellos, en el instituto trabajan en los siguientes:

  • Nanorrecubrimientos anticorrosión, los cuales evitan que ácidos penetren en los materiales.
  • Nanorrecubrimientos resistentes a la abrasión y desgaste, que se encuentran en desarrollo para evitar que el movimiento degrade la base bajo el recubrimiento.
  • Nanorrecubrimientos superhidrofóbicos, que trabajan para evitar que el agua no penetre el material.
  • Nanorrecubrimientos eléctricos, que protegen el material de las disipaciones eléctricas.

Agregó que actualmente también se están realizando recubrimientos para realizar el blindaje de interferencia electromagnética que se experimenta cuando una interferencia de señal se mete a la radio o el televisor.
“Otro nanorrecubrimiento en el que trabajamos es el retardante a las flamas y barreras térmicas, el cual no permite que se incendien las casas, por ejemplo, y que logren soportar altas temperaturas como las turbinas de los aviones. Son capaces de aguantar bajas temperaturas, como el acero, pero si al acero se le cubre con materiales cerámicos se le agrega una capacidad de aguantar temperaturas de hasta mil grados centígrados, muy altas para aparatos en movimiento y trabajando”, refirió.
Finalmente, Vargas puntualizó que desde 2013 y hasta el año 2019 se estima que la producción de nanorrecubrimientos se elevará hasta llegar a una producción de miles de toneladas con ingresos generados de millones de dólares dadas sus aplicaciones.