Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

En el marco de la reunión anual de socios de UCIMU-SISTEMI PER PRODURRE, el saliente presidente Massimo Carboniero, presentó un panorama de lo que le depara a la industria italiana de máquinas-herramienta para lo que resta de 2020 y las proyecciones para 2021.

Las previsiones elaboradas (en septiembre de 2020) por el Oxford Economics Econometric Institute muestran una recuperación relevante de las inversiones en tecnologías de producción en todo el mundo a partir de 2021.

En 2021, la demanda mundial de máquinas-herramienta podría crecer hasta los 58,900 millones de euros (+ 15,1 %). La tendencia positiva debería continuar constantemente también en los siguientes tres años: 63,3 mil millones de euros en 2022 (+ 7,5 %), 66,4 mil millones de euros en 2023 (+ 4,9 %), 68,8 mil millones de euros en 2024 (+ 3,6 %).

Las previsiones de Oxford Economics Econometric Institute muestran una recuperación de las inversiones en tecnologías de producción en todo el mundo a partir de 2021. Foto: BI-MU.

Las previsiones de Oxford Economics Econometric Institute muestran una recuperación de las inversiones en tecnologías de producción en todo el mundo a partir de 2021. Foto: BI-MU.

Con un incremento del consumo del 20,6 %, que debería alcanzar los 16,555 millones de euros, Europa debería convertirse en 2021 en la zona más dinámica en comparación con el resto del mundo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que Europa también es la zona que más sufrió en el bienio 2019-2020.

Por lo que respecta a Italia, tras la fuerte ralentización registrada en los dos años 2019-2020, en 2021 el consumo de máquinas-herramienta debería volver a crecer hasta alcanzar los 3.111 millones de euros, es decir, un 38,2 % más que en 2020.

“Por eso necesitamos un plan de acción razonado para incentivar y apoyar las inversiones en nuevas tecnologías de producción. El proceso de transformación digital iniciado hace unos cinco años ciertamente no se ha cumplido y, por el contrario, se detuvo parcialmente en estos meses de emergencia sanitaria. De hecho, es importante que la transformación continúe, llegando también a las empresas que quedaron excluidas hasta hoy”, comentó el presidente de UCIMU, Massimo Carboniero.

Así cerrará la industria italiana de máquinas-herramienta en 2020

Como era de esperarse, el sector ha experimentado una fuerte reducción de todos los principales indicadores económicos como resultado de la crisis sanitaria. Según las previsiones elaboradas por el Departamento de Estudios Económicos y Cultura Empresarial de UCIMU, la producción de máquinas-herramienta descenderá un 34,6 %, hasta los 3,850 millones de euros, mientras que las exportaciones lo harán un 27,2 %, llegando a los 2,450 millones de euros.

En particular, según UCIMU, en el período enero-junio de 2020, los principales mercados de destino de la oferta italiana fueron Estados Unidos (152 millones de euros, -18,2 %), Alemania (113 millones de euros, -39 % ), China (105 millones de euros, -36,4 %), Francia (73 millones de euros, -39 %), España (48,6 millones de euros, -28,4 %).

El colapso del consumo interno, que se prevé que caiga un 43,3 % hasta los 2,250 millones de euros, tendrá un fuerte impacto en las entregas de los fabricantes italianos en el mercado interior, cuyo valor no debería superar los 1,400 millones de euros, lo que corresponde a un 44,6 % menos que en 2019. Al final del año, también podría producirse una importante reducción de las importaciones, que deberían representar un valor de 850 millones de euros, lo que corresponde a un 41,1 % menos que en el año anterior.

CONTENIDO RELACIONADO