Manufacturas mostraron crecimiento en tercer trimestre de 2018

En el norte se atribuye la evolución positiva de la actividad manufacturera al dinamismo de las exportaciones de equipo de transporte, que impulsó la proveeduría de la industria automotriz de la región.

De acuerdo con el Reporte sobre las Economías Regionales, elaborado por el Banco de México, en el tercer trimestre de 2018 la actividad económica de México presentó una expansión, luego de la contracción observada en el periodo abril – junio.

“En el tercer trimestre de 2018, las manufacturas siguieron registrando una tendencia al alza, e incluso presentaron un mayor ritmo de expansión hacia el final del periodo. En particular, el subsector de equipo de transporte y el rubro de las manufacturas sin equipo de transporte exhibieron una trayectoria favorable, lo cual, en general, fue congruente con el desempeño positivo de sus exportaciones en el trimestre que se reporta. En particular, se estima que en el norte y el centro norte estas actividades mostrarán un mayor dinamismo que en el trimestre previo (incluso revirtiéndose la caída en el centro norte del periodo anterior), a la vez que en el centro y el sur habrán continuado expandiéndose, si bien a un menor ritmo que en el periodo abril – junio de 2018”, detalla el reporte.

El documento añade que los contactos empresariales en el norte atribuyeron la evolución positiva de la actividad manufacturera al dinamismo de las exportaciones de equipo de transporte, lo cual impulsó, a su vez, la proveeduría de la industria automotriz de la región. Asimismo, señalaron el buen desempeño de la producción de maquinaria y equipo destinada al sector energético.

Finalmente, las fuentes contactadas también mencionaron que el crecimiento en el número de tiendas de conveniencia establecidas en la región favoreció la producción de equipos de refrigeración y otros equipos especializados.

De acuerdo con la opinión de los directivos empresariales en la región centro norte, el repunte de las manufacturas estuvo asociado, en parte, a la reactivación de las operaciones en una importante planta automotriz de la región, después de los paros técnicos registrados en los trimestres pasados.

“Asimismo, los contactos empresariales de la industria electrónica señalaron que el nuevo acuerdo comercial de América del Norte derivó en la reactivación de varios proyectos relacionados con la industria automotriz y la producción de equipo médico, mientras que en la industria alimentaria se reportó un aumento en la demanda interna de alimento para mascotas”.

Los directivos empresariales en la región centro continuaron resaltando el desempeño positivo de las exportaciones de camionetas SUV y pick-up. Por su parte, las fuentes consultadas en la industria farmacéutica señalaron que la oferta de nuevos medicamentos especializados en el mercado se reflejó en un mayor nivel de actividad en el sector. Adicionalmente, algunos contactos empresariales asociaron el dinamismo en la fabricación de productos metálicos a una mayor demanda de insumos para la construcción de gasoductos en el norte del país.

“Finalmente, en la región sur los directivos empresariales siguieron destacando un aumento en el nivel de actividad de la refinería de Salina Cruz, luego de los problemas técnicos registrados en el pasado. A su vez, las fuentes consultadas en el subsector de fabricación de productos a base de minerales no metálicos hicieron referencia al efecto favorable que tuvo sobre el sector la expansión de la infraestructura hotelera e inmobiliaria en la Península de Yucatán. Asimismo, el incremento en la producción de la industria alimentaria estuvo relacionado, en opinión de los contactos empresariales entrevistados, con la mayor provisión de insumos agrícolas, en particular trigo y café en grano”, refiere el reporte.