24/03/2020 | 3 MINUTOS DE LECTURA

Industriales automotrices de México y Estados Unidos piden aplazar inicio del T-MEC

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La crisis generada por la pandemia del coronavirus ha provocado que industriales de México y de los Estados Unidos soliciten que se aplace la entrada en vigor del T-MEC.

Tratado Comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En medio de la crisis sanitaria generada por la pandemia del COVID-19, el parlamento canadiense aprobó el nuevo Tratado Comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el cual debería entrar en vigor dentro de tres meses, según lo firmado por los tres países.

No obstante, la crisis de salud pública generada por la pandemia del nuevo coronavirus ha provocado que industriales tanto de México como de los Estados Unidos soliciten que se aplace la entrada en vigor del acuerdo trilateral.

El pasado viernes 13 de marzo, cinco asociaciones de industriales automotrices de los Estados Unidos lanzaron una comunicación pidiendo que su gobierno que reconsidere la fecha de implementación del T-MEC.

“La industria automotriz de los Estados Unidos está comprometida con el éxito del Acuerdo (T-MEC) y ha estado trabajando duro para prepararse para su implementación. Por lo tanto, estamos muy preocupados por los informes de que la Administración está considerando establecer una fecha de entrada en vigor del 1 de junio de 2020, a aproximadamente 10 semanas de distancia, para todos los elementos del acuerdo, incluidas las nuevas reglas de origen automotriz”, señalaron The American Automotive Policy Council (AAPC), AIADA, Here For America, The National Automobile Dealers Association (NADA) y MEMA.

“Estamos en medio de una pandemia global que está alterando significativamente nuestras cadenas de suministro, y la industria está utilizando todos los recursos disponibles para administrar la producción a través de esta crisis”, señalaron las asociaciones estadounidenses, y agregaron que: “Incluso si fuera razonable desviar nuestra atención al cumplimiento de T-MEC, Estados Unidos, Canadá y México aún no han emitido, incluso en forma de borrador, las normas uniformes de las normas de origen automotriz. Sin ellos, quedan muchas preguntas sin respuesta sobre cómo interpretar las nuevas reglas”.

Por su parte, los industriales mexicanos lanzaron este lunes 16 una comunicación similar, señalando que: “A la fecha no tenemos certeza de lo que se establecerá en dichas reglamentaciones y, en consecuencia, tampoco estamos en posibilidad de revisar la forma en que deberán modificarse los procesos e interrelación a lo largo de la cadena productiva, situación que nos coloca en un escenario de potencial incumplimiento de los nuevos requerimientos”.

En una misiva firmada por la AMIA, INA y ANPACT dirigida a la Secretaría de Economía, las agrupaciones que representan a los fabricantes de autos, vehículos pesados y componentes automotrices en México solicitan al gobierno mexicano negociar con Canadá y los Estados Unidos el seguir operando durante 2020 bajo las reglas del tratado vigente (el TLCAN) a fin de que las disposiciones relativas a las reglas de origen automotriz entren en vigor a a partir del 1 de enero de 2021.

“Nos hemos reunido periódicamente con el área de negociaciones comerciales de la Subsecretaría de Comercio Exterior [de la Secretaría de Economía] y les hemos puesto sobre la mesa nuestras observaciones e inquietudes. Pero pese a los acercamientos, seguimos en el mismo escenario. Aún no hay reglamentaciones uniformes y estamos en una situación de indefinición”, dijo Fausto Cuevas, director de la AMIA.

Cabe recordar que las reglas del nuevo acuerdo comercial establecen que los automóviles producidos en la región de Norteamérica podrá exportarse entre los países firmantes de manera libre de aranceles, siempre y cuando se cumplan estas condiciones:

  • 75% del contenido del auto debe provenir de Nortamérica (con el TLCAN se requería el 62.5%),
  • entre 40% y 45% del valor del vehículo sea producido por trabajadores que perciban al menos 16 dólares la hora;
  • 70% del acero y aluminio deberán venir de Norteamérica, y
  • algunos componentes esenciales como el motor y la carrocería deberán tener un 75% de de contenido regional.

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos