Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
Según cifras de UCIMU-SISTEMI PER PRODURRE, en 2020 el consumo de máquinas-herramienta, robots y automatización en Italia cayó un 30.3% hasta los 3,385 millones de euros.

Según cifras de UCIMU-SISTEMI PER PRODURRE, en 2020 el consumo de máquinas-herramienta, robots y automatización en Italia cayó un 30.3% hasta los 3,385 millones de euros.
Cr�dito: BI-MU.

La pandemia afectó fuertemente los resultados de la industria italiana del sector de máquinas-herramienta, robots y automatización que registró caídas de dos dígitos para todos los principales indicadores económicos en 2020; sin embargo, la tendencia para 2021 debería ser completamente diferente. Inclusive, así el terreno perdido en los últimos doce meses no se pudiera recuperar por completo, las previsiones son positivas.

Así lo informó Barbara Colombo, presidenta de UCIMU-SISTEMI PER PRODURRE, la asociación italiana de fabricantes de máquinas-herramienta, robots y sistemas de automatización, durante la rueda de prensa de fin de año.

Como se extrae de los datos procesados por el Dpto. De Estudios y Cultura Empresarial de UCIMU-SISTEMI PER PRODURRE, en 2020 la producción descendió hasta los 4,970 millones de euros, mostrando una caída del 23.7 % respecto al año anterior.

El resultado se debió a la reducción de las entregas de los fabricantes italianos en el mercado nacional, disminuidas un 28.2 % hasta los 2,090 millones de euros, así como a la tendencia negativa de las exportaciones, caídas un 20 % hasta los 2,880 millones de euros.

Según el procesamiento de datos ISTAT por UCIMU, en los primeros nueve meses del año (última encuesta disponible), la caída de las exportaciones de máquinas-herramienta fue fuerte y generalizada. Las ventas a Estados Unidos, primer mercado de destino de los productos Hechos en Italia del sector, descendieron hasta los 229 millones de euros (-21.4%). Los otros principales países de destino fueron Alemania, 185 millones de euros (-31.2%); China, 162 millones de euros (-28.2%); Francia, 115 millones de euros (-34.3%) y Polonia 92 millones de euros (-30.8%).

La emergencia sanitaria tuvo un impacto aún mayor en el mercado interno. En 2020, el consumo de máquinas-herramienta, robots y automatización en Italia cayó un 30.3% hasta los 3,385 millones de euros, penalizando tanto las entregas de los fabricantes italianos como las importaciones.

La importante reducción del consumo doméstico de máquinas-herramienta determinó un aumento en la relación exportación/producción, pasando del 55.3% en 2019 al 57.9% en 2020.

Por el contrario, el año 2021 debería tener una tendencia completamente diferente para la industria italiana de fabricación de máquinas-herramienta, robots y automatización, lo que provocará una recuperación de las actividades comerciales.

Según las previsiones del departamento de estudios y cultura empresarial de UCIMU, la producción debería crecer hasta los 5,795 millones de euros (+ 16.6 % frente a 2020), impulsada por la recuperación de las exportaciones, que deberían ascender a 3,220 millones de euros (+ 11.8 %), y por el aumento de las entregas de los fabricantes italianos en el mercado interior, que deberían ascender a 2,575 millones de euros (+ 23.2 %).

El consumo debería recuperar su dinamismo, registrando un repunte del 23.3 % y alcanzando los 4,175 millones de euros. Las importaciones también empezarán a crecer hasta alcanzar los 1,600 millones de euros, un 23.6 % más que el año anterior. La relación exportación / producción volverá al 55.6 % debido al equilibrio de la actividad de los fabricantes italianos entre los mercados nacionales y extranjeros.

“Lo ocurrido en 2020 ha afectado profundamente las expectativas de la industria italiana del sector, que atravesó una situación particularmente difícil la primavera pasada y, a partir de julio, reportó algunos débiles, positivos signos de recuperación del mercado, también confirmados en los meses de otoño”, comentó Barbara Colombo, presidenta de UCIMU-SISTEMI PER PRODURRE.

“Ciertamente estamos lejos de volver al nivel de actividad anterior a la emergencia, pero las previsiones para 2021 son positivas y generan esperanzas para el futuro cercano. La disponibilidad y difusión paulatina de vacunas contribuirá significativamente a la recuperación de la actividad también en el exterior, al tiempo que facilitará el retorno a la movilidad normal de las personas, necesaria para el negocio de nuestras empresas que siempre han estado comprometidas en los mercados exteriores”, agregó.

La imposibilidad de circulación de mercancías y personas, así como la ausencia casi total de ferias, han puesto a prueba nuestro trabajo. Sin embargo —agregó Barbara Colombo— 2021 será el año de EMO MILANO 2021, que volverá a tener lugar en Italia después de seis años y tras el éxito de la edición 2015. Se celebrará en fieramilano del 4 al 9 de octubre y será la primera exposición internacional después de un año y medio.

“También por eso, creemos que EMO MILANO, que siempre ha actuado como multiplicador de la demanda de máquina-herramienta, tendrá un efecto aún más dinamizador sobre las inversiones en sistemas productivos y tecnologías 4.0”.

CONTENIDO RELACIONADO