Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

De acuerdo con Francisco Marín, presidente del comité de desarrollo de técnicos del Clúster de Herramentales y mold factory apprentices and assembly manager de LEGO, debido al crecimiento y desarrollo acelerado de la industria de herramentales se ha vuelto una necesidad contar con personal especializado.

“La tecnología y procesos más complejos están llegando muy rápido, y toma tiempo preparar a personal especializado. Entonces, en este momento se detecta esta necesidad y tenemos que poner cartas en el asunto y tratar de actuar lo más rápido posible para mitigar el impacto de lo que no se hizo tiempo atrás”, refirió Marín durante su ponencia “La Importancia de la Preparación Técnica Especializada” en el marco de la primera edición del Tooling Suppplier Meetings.

El especialista señaló que, actualmente, los programas educativos disponibles son muy generalizados y lo más afín a un técnico en herramentales es el técnico en máquinas-herramienta: “Este último tiene ventajas porque ven toda la parte teórica inicial y el fundamento de lo que es el mecanizado, ese es un punto muy importante; pero se sigue enfocando mucho hacia el mecanizado convencional, hacia programas muy generalizados para todo tipo de industrias que pudieran utilizar estos procesos”.

Marín indicó que es común ver instituciones educativas donde hay maestros que todavía enseñan a programar a pie de máquina, cuando este ya es un procedimiento que difícilmente se ve en la industria debido al avance de la tecnología.

“Ya no existe la necesidad de recurrir a este proceso, que si bien es la base y es importante entenderlo, pero digamos que el enfoque de estos planes debe estar más enfocado hacia las nuevas tecnologías”, indicó Marín.

El directivo enfatizó que existe una necesidad de los planteles educativos, sobre todo los soportados por el gobierno, de adquirir maquinaria más actualizada: “De repente toca recibir a muchachos que vienen de plantes donde la tecnología está muy limitada, llegan y realmente no saben cómo operar la maquinaria. Tienen el concepto básico, pero se requiere empezar de atrás para que se vayan adecuando a la nueva tecnología”.

Agregó que en otros países los programas son más especializados hacia la industria de herramentales, donde hay modelos educativos para preparar toolmakers y especialistas de herramentales.

“Se hace mucho el uso de los modelos duales, que es la integración entre la industria y las instituciones educativas, donde se divide parte del conocimiento, mayormente se adquiere por la práctica dentro de la industria y la teoría dentro de los planteles educativos”, explicó Marín.

Señaló que la gran brecha y diferencia entre México y otros países es la especialización contra la generalización de los modelos educativos; sin embargo, refirió que cada vez hay más instituciones que le están apostando a crear ingenierías relacionadas con la industria de herramentales.

Marín puntualizó que los modelos educativos en México se enfocan en:

  • Técnicos en máquinas-herramienta
  • Mecanizado convencional
  • Técnicas de mecanizado poco actualizadas
  • Tecnología poco actualizada
  • Programas generalizados

“Necesitamos impulsar moldes educativos afines a la industria de herramentales. Por ejemplo, en el caso del modelo de preparación del toolmaker, es una carrera que toma tiempo para lograr esa especialización”, añadió Marín.

Y refirió que los modelos educativos que se requieren impulsar deben enfocarse en:

  • Modelos duales
  • Especializados en el ramo de los herramentales
  • Preparación de toolmakers
  • Integrar nuevas tecnologías

Agregó que el perfil de habilidades que debería tener el técnico en herramentales incluyen el conocimiento en mecanizado convencional, CAM, CNC (operación y programación), medición, mantenimiento correctivo y preventivo, ofrecer soluciones a fallas en los herramentales, fabricación, ajuste y ensamble.

En cuanto al perfil que debería tener el toolmaker, Marín refirió que debería tener conocimiento en diseño, CAM, mecanizado convencional y CNC (programación y operación), conocimiento de todos los procesos para la fabricación y reparación, ajuste y ensamble, medición, conocimiento de la función del herramental y conocimiento de los procesos subsecuentes a la fabricación de herramentales.

Finalmente, señaló que las instituciones educativas deben adecuar los planes de estudios a las necesidades actuales de la industria, generar compromiso bilateral en la preparación del personal, desarrollar al talento desde una etapa temprana, identificar talento, crear modelos especializados, fomentar la competitividad y reducir tiempos de entrenamiento en planta.

CONTENIDO RELACIONADO