• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
12/05/2020 | 8 MINUTOS DE LECTURA

Industria automotriz mexicana: 13 de mayo es la fecha ideal para el reinicio de actividades

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

AMDA, AMIA, ANPACT e INA refieren que la industria automotriz mexicana necesita dar señales claras de estar coordinada con la cadena global para seguir siendo competitiva.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
 


Durante la conferencia de prensa mensual de la industria automotriz, encabezada por la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) y la Industria Nacional de Autopartes (INA) se indicó que el 13 de mayo sería la fecha ideal para reiniciar actividades.

Durante su participación, Óscar Albin, Presidente de INA, refirió que el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que el sector debería reincorporarse de 3 a 5 días antes de que las armadoras en Estados Unidos anuncien su reapertura.

“Algunos clientes en Estados Unidos ya están abiertos; pero la gran masa crítica estará abriendo el 18 de mayo. Si esto es correcto y se mantiene esa fecha, nosotros deberemos estar abriendo nuestras operaciones de manufactura para iniciar la limpieza, la sanitización y empezar a incorporar personal el próximo miércoles 13 de mayo”, indicó Albin.

Detalló que, en dicho caso, se iniciaría la operación de adecuación de líneas y de limpieza en el tercer turno del miércoles 13 de mayo: “Necesitamos horas para poder reincorporar los trabajos, hacer la limpieza, incorporar todos los materiales de protección personal, iniciar la producción, subir las partes a los tráileres para iniciar la transportación de todas las mercancías hasta Estados Unidos, que es en donde están la mayoría de las fábricas”.

Indicó que mayo 18 parece ser la fecha para el reinicio de operaciones en Estados Unidos y Canadá, en tanto que para México el tercer turno del miércoles 13 de mayo sería lo mejor que podría brindar la administración gubernamental para el reinicio de operaciones.

Por su parte Fausto Cuevas, Director General de la AMIA, agregó que se encuentran en contacto con las autoridades y refirió que particularmente es el Consejo de Salubridad General quien tomará la decisión de cuando reabrirá la industria.

“La intención es que esto se resuelva lo antes posible. Se estaría dando el próximo miércoles el anuncio de cuándo reiniciará la industria automotriz operaciones nuevamente”, agregó Cuevas.

Por su parte, Miguel Elizalde, Presidente Ejecutivo de la ANPACT, refirió que las plantas de vehículos pesados en Estados Unidos ya están en operación: “Pudiera ser que haya alguna planta que no esté operando, pero sería por falta de insumos, es decir, por falta de autopartes. Inclusive hay plantas de vehículos pesados en estados Unidos que nunca cerraron”.

Ante este escenario, el directivo señaló que en Estados Unidos y Canadá es claramente esencial toda la cadena de valor, que va desde las autopartes, producción de vehículos pesados, fabricantes de equipo aliado y distribuidores.

“No debemos dejar que se busquen otros países como alternativas y al mismo tiempo el mantener la cadena de valor nos permite avanzar en el T-MEC. Decidir entre el 13 de mayo o el 18 de mayo será la diferencia para salvar cientos de miles de empleos”, indicó Elizalde.

Protocolos

Albin refirió que los protocolos que está desarrollando la industria, y que están próximos a ser publicados por el IMSS, abarcan casi 40 puntos: “Son protocolos bastante claros y entendibles por parte de las industrias y son totalmente alcanzables”.

Dijo que la industria está perfectamente entendida de la importancia de hacerlo bien y seguro; asimismo, señaló que la inversión no es significativa y la mayoría de las empresas del sector tienen este tipo de protocolos.

Por su parte, Cuevas dijo que los protocolos los han estado revisando las asociaciones de la industria con la autoridad: “En el caso de los asociados de la AMIA, los protocolos se han venido comparando con lo que ya se hace en otros países que ya reiniciaron actividad como son países europeos o China. Incluso se comparan con los protocolos que estarían aplicando en las empresas que van a regresar a la actividad en Estados Unidos y Canadá”. 

Reactivación regional

De acuerdo con Albin, el 80% de la industria de autopartes está ubicada en 17 estados de la república que son tradicionalmente automotrices; sin embargo, el otro 20% está ubicada en estados no tradicionalmente automotrices como Yucatán, Sinaloa Nayarit y Veracruz, que tienen otra vocación industrial o de negocio.

“Estos estados tienen algunas fábricas de autopartes instaladas y sin su reactivación no podría ser posible la reactivación de todo lo demás. Esto no es una cadena de abastecimiento, yo lo vería más como una red de abastecimiento en donde en todos los nudos de la red hay un fabricante de componentes automotrices que surten hacia abajo, arriba o a los lados”, indicó Albin.

Y puntualizó que definitivamente segmentar al país en regiones, ciudades o municipios para la reanudación de actividades no sería operativo y se estaría deteniendo la manufactura por la falta de un componente A o un componente B en alguna fábrica de Estados Unidos, Canadá o México.

Datos de la industria

De acuerdo con Albin, se pronóstica que al final de año la producción del sector de autopartes tendrá una caída aproximada de 30%.

“El mes de enero y febrero fueron meses muy buenos, equivalentes al año anterior; fue en el mes de marzo cuando empezaron los paros y tuvimos una baja de manufactura. En el mes de abril tuvimos prácticamente 0% de manufactura de autopartes en todo Norteamérica. Únicamente se fabricaron 25,000 autos de aproximadamente 1,400,000 que se fabrican durante los meses normales”, refirió.

El directivo agregó que en el mes de mayo se empezó a tener cierta recuperación, sobre todo en las autopartes destinadas al sistema agrícola, principalmente tractores y algunos tractocamiones.

“Y estando con la idea de que la reapertura automotriz se dé a más tardar la próxima semana, los siguientes meses estaremos recuperando la mitad de la producción automotriz, luego 2 terceras partes para terminar el año con una cifra aproximada de 70,000 millones de dólares de producción”, indicó.

Sin embargo, el directivo agregó que el sector también presenta oportunidades para el incremento de la producción de autopartes en México, particularmente en tres aspectos:

  • Incremento de requerimiento de contenido regional de automotores y autopartes en la región de Norteamérica. “Esta es una oportunidad que tenemos a mediano plazo, es decir los fabricantes de automotores y autopartes se deberán acercar a sus actuales proveedores regionales de Asia y Europa, principalmente, para que se incorporen en Norteamérica, no precisamente tendrá que ser todo en México; pero seguramente el país podrá ofrecer oportunidades de inversión”, indicó Albin.
  • Incremento de regionalismos y nacionalismos comerciales alrededor del mundo e incremento de aranceles de entrada a Estados Unidos. “Sera una gran oportunidad para que la industria americana voltee hacia México para hacer, comprar o relocalizar a sus fabricantes de Asia a México”, señaló.
  • Búsqueda de incremento de competitividad ante menor margen y menos volumen de empresas en Canadá y Estados Unidos. “Para poder mantener o ver reducido el mínimo de su margen de operación, los fabricantes de automotores exigen una serie de reducciones de costos a todas sus operaciones; pero considerando que el 60% del costo de un automotor son las autopartes, sino tienen una efectiva negociación con los fabricantes de autopartes, cualquier cosa se minimiza. Los fabricantes de autopartes seguramente van a recibir una agresiva solicitud de los fabricantes de autos para una reducción de costos y muchos de los fabricantes de autopartes ven como una potencial opción para aminorar ese efecto de reducción de precio, el tener una reducción de costos que pudiera ser mover parte de las operaciones a México”, puntualizó.

Sin embargo, el directivo de INA señaló que para cristalizar estas oportunidades el país debe mejorar su competitividad en temas de energéticos, paz laboral, incentivos fiscales a la inversión y seguridad. Asimismo, se debe poner trabajar en la promoción de México en el extranjero y en mejorar la parte educativa.

Por su parte, Fausto Cuevas de AMIA indicó que el mes de abril representó un mes particularmente difícil para la industria automotriz, con una producción total de 3,722 unidades, lo que representó una caída de 98.8% comparado con el mismo mes del año pasado.

“Por lo que hace a la exportación la situación no es muy distinta, en el mes de abril solo se exportaron 27,889 unidades, para una caída de las exportaciones en el mes de 90.2%, comparado con el mismo mes de 2019”, comentó Cuevas.

Agregó que los primeros cuatro meses de 2020 muestran que la región de Norteamérica sigue siendo el principal destino de las exportaciones mexicanas, representando el 86.2% de las mismas.

“En el ranking de países la situación sigue siendo prácticamente igual a la que teníamos previa a esta coyuntura, donde nuestro principal destino es Estados Unidos, seguido de Canadá y en tercer lugar tenemos a Alemania. Estamos hablando del periodo enero-abril”.

El directivo explicó que, al ser Estados Unidos el principal destino de las exportaciones automotrices mexicanas, siempre es importante dar seguimiento a cómo se comporta el mercado de vehículos ligeros en dicho país.

“En abril de 2020 los vehículos ligeros mexicanos representaron el 3.2% del total de vehículos ligeros vendidos en Estados Unidos, mientras que en el acumulado enero-abril de 2020 se exportaron 642,685 unidades, las cuales representan el 15.4% del total de ventas en vehículos ligeros en dicho país”, comentó Cuevas.

Refirió que es importante que se puedan retomar las actividades de manera coordinada con el resto de la cadena global de la región de América del Norte: “Si nosotros nos convertimos en el eslabón que rompe dicha cadena, estamos en riesgo de que nuestros clientes en Estados Unidos y Canadá puedan buscar alternativas distintas a las que tenemos ahora”.

Agregó que también es importante aprovechar las oportunidades que se presentan y refirió que esta es una situación en la que se deberían pedir del gobierno de México medidas claras que incentiven la atracción de nuevas inversiones.

“La industria automotriz en los últimos 10 años ha sido la que ha atraído mayor cantidad de inversión extranjera al país. Se trata de inversiones estables, no especulativas. Necesitamos dar señales claras de que estamos coordinados con la cadena global y que vamos a poder seguir siendo tan competitivos como lo habíamos sido antes de enfrentar esta crisis sanitaria”, puntualizó.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados

¿No está listo para recibir la suscripción a la revista Modern Machine Shop México

¡Está bien! Regrese cuando esté listo, o haga clic aquí para suscribirse a nuestros boletines electrónicos.