Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La Industria Nacional de Autopartes (INA) y la Organización de Estados Americanos llevarán a cabo un proyecto sobre la implementación del Capítulo 23 del T-MEC, con el fin de verificar la legitimidad de los contratos colectivos de trabajo en la industria automotriz de México.

En el marco de una conferencia de prensa sobre la industria automotriz en México, realizada por INA, AMIA y AMDA, Óscar Albin, presidente ejecutivo de INA, refirió que antes del T-MEC había una especie de obligatoriedad para que México cumpliera con sus compromisos ante la Organización Internacional del Trabajo, pero no había castigos por no llevarlos a cabo.

“El Departamento del Trabajo de Estados Unidos hizo una licitación para llevar a cabo la verificación del cumplimiento del Capítulo 23 del T-MEC en la industria automotriz de México, para lo cual nos dimos a la tarea de presentar el proyecto en conjunto con la Organización de Estados Americanos, y fuimos beneficiados para llevar a cabo el proyecto”, refirió Albin.

Agregó que como parte del nuevo acuerdo comercial de Norteamérica si una empresa no está cumpliendo con el Capítulo 23 pierde los beneficios arancelarios del TMEC y, si el problema persiste, sus componentes (o los ensambles que tengan esos componentes) no podrían entrar al mercado de Estados Unidos.

“Entonces, ahora sí  tenemos que hacer las cosas que tenemos que hacer, porque de otra manera podríamos tener un castigo o penalización”, puntualizó Albin.

Detalló que ya se está iniciando con este proceso y se tendrá que hacer un mapeo de toda la industria de autopartes en México con la ayuda de las fábricas de automóviles y tractocamiones, así como de las principales empresas de autopartes en el país.

“El objetivo es llevar a cabo todo un proceso de verificación y de legitimación de los contratos colectivos de trabajo tal y como los marca la ley en México”, puntualizó el directivo.

Añadió que no se trata de un tema de costos laborales sino de legitimación del contrato colectivo: “Es decir, lo que más importa es que se tenga la evidencia de que los empleados de una fábrica –que están sindicalizados– votaron por el líder sindical o sindicato que los deberá representar y que el sindicato que los representa haya sido electo en una mayoría”.


El representante de INA refirió que en materia de empleo el sector de autopartes mantuvo fuerza durante noviembre de 2020: “Se mejoró respecto a lo que teníamos previo a la pandemia. Esas son buenas noticias para el sector de autopartes del país, no solamente recuperamos nuestro nivel de empleo sino que lo estamos incrementando”.

Explicó que en Norteamérica, México ocupa el primer lugar en generación de empleos en este sector con relación a Estados Unidos y Canadá: “Esto es principalmente porque nosotros producimos los componentes intensivos en mano de obra (arneses, las cubiertas de los asientos, los cinturones de seguridad, las bolsas de aire, entre otros). Estados Unidos produce los componentes intensivos en capital de trabajo (como por ejemplo maquinaria) y Canadá produce los componentes que requieren ser manufacturados cerca de las plantas de ensamble”.

Cifras de la industria de autopartes

Albin estimó que la producción de autopartes aumentará 24.2% este año respecto a 2020 y con ello se podría regresar a los volúmenes previos a la pandemia: “En el primer mes de 2021, no solamente en México, sino en Estados Unidos y Canadá estamos viendo el cierre temporal de algunas plantas de la industria por falta de componentes (semiconductores); sin embargo, el pronóstico de fin de año se mantiene equivalente a 2019 porque consideramos que lo que se deje de producir en estos meses iniciales se producirá en meses subsiguientes (cuando se normalice el abasto de los semiconductores)”.


La expectativa, refirió Albin, es que el sector estará llegando a 97,000 millones de dólares de producción de autopartes en el país.

Agregó que el pronóstico de ventas de autos nuevos en el mercado interno de Estados Unidos para este 2021 es de más de 16.6 millones de vehículos, de los cuales la mayor parte se producen en Estados Unidos, Canadá y México: “Esto también nos da la seguridad de que nuestro pronóstico de tener un año equivalente al 2019 se mantiene”.

CONTENIDO RELACIONADO

  • Los clústeres industriales de México

    Varias regiones del país se han venido consolidando como clústeres especializados de las industrias automotriz, aeroespacial, de producción de moldes, dispositivos médicos y maquinaria. Aquí presentamos un informe de estas clústeres industriales que, sin duda, han consolidado la industria manufacturera de México.

  • Industria automotriz, sigue moviendo la economía de México

    México se ha posicionado como el octavo productor de vehículos en el mundo. Actualmente, la industria automotriz aporta el 19.8 del PIB manufacturero del país.

  • Industria automotriz: el crecimiento en México en 2019

    Si bien la producción de vehículos hasta agosto tuvo una ligera disminución, se espera que el año termine bien para los fabricantes de autos y autopartes. Los principales países a los que México exporta siguen siendo Estados Unidos, Canadá y Alemania.