• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
18/11/2019 | 1 MINUTOS DE LECTURA

Haimer digitaliza el proceso de gestión de herramientas

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Haimer DAC conecta CAD/CAM, gestión de herramientas, contracción, preajuste de herramientas y dispositivos de equilibrio, así como la máquina-herramienta y garantiza un flujo de datos constante.

Data Analyzer and Controller (DAC) es el nombre del sistema de gestión de herramientas desarrollado por Haimer que permite un intercambio constante de datos de herramientas y conecta toda la sala de herramientas, incluidos CAD/CAM y la máquina-herramienta, a un sistema digital de Industria 4.0.

Según explica Haimer, este sistema gestiona el intercambio de valores objetivo y reales, así como otros datos de herramientas entre las estaciones individuales de la sala de herramientas y establece la conexión con la red corporativa. Los portaherramientas Haimer, en combinación con soportes de datos RFID —que pueden equiparse opcionalmente— o códigos QR o de matriz de datos, que pueden leerse y evaluarse mediante diferentes sistemas a través de un escáner, se conectan con DAC y permiten una identificación clara de la herramienta completa.

A través de la conexión de red, también proporciona datos de herramientas adicionales: instrucciones de montaje, números de artículo, ajustes de stock y modelos 3D. Además, DAC apoya al usuario en el análisis de datos de producción y optimización de procesos.

Así es como funciona la gestión de herramientas Haimer DAC en la práctica: en el sistema CAD/CAM, se genera un pedido de ensamblaje de herramientas y se envía al DAC. Allí, se genera una ID de herramienta, que acompaña a la herramienta durante todo el proceso. Esto es seguido por las estaciones: ensamblaje (Ej., Contracción), medición y equilibrio, todo comunicado con el DAC. Después de la última transferencia de valor, los datos se envían al control de la máquina-herramienta, donde se especifica el punto del almacén. Dependiendo de la tolerancia de desequilibrio, se lleva a cabo una adaptación (por ejemplo, reducción) de la velocidad máxima del husillo en la máquina, si es necesario. Después de la operación de fresado, la vida útil restante de la herramienta se transfiere nuevamente al DAC. La posible confusión con respecto a la ubicación correcta del cargador se puede evitar escaneando la ID de la herramienta en la máquina.

El sistema es fácil de operar, dice Haimer: el usuario controla todo el proceso solo haciendo clic y confirmando (transferencia de datos). Como no se requiere ni es posible una entrada manual, no hay entradas falsas y, por lo tanto, no hay riesgo de colisión.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados

¿No está listo para recibir la suscripción a la revista Modern Machine Shop México

¡Está bien! Regrese cuando esté listo, o haga clic aquí para suscribirse a nuestros boletines electrónicos.