• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
25/11/2016 | 3 MINUTOS DE LECTURA

El tamaño sí importa

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Con el lanzamiento del modelo M200, WFL introduce al mercado la máquina más grande del mundo para torno-fresado. La máquina está especialmente dirigida a las industrias aeroespacial, generación de energía, petrolera y de construcción de barcos, que necesiten trabajar piezas de grandes dimensiones.

Proveedores relacionados

�

La M200 fue lanzada este año en Linz, Austria, con la asistencia de usuarios de todo el mundo.

Con el lanzamiento del modelo M200, WFL introduce al mercado la máquina más grande del mundo para torno-fresado. La máquina está especialmente dirigida a las industrias aeroespacial, generación de energía, petrolera y de construcción de barcos, que necesiten trabajar piezas de grandes dimensiones.

Y es que las dimensiones de la M200 lo dicen todo: cuenta con una distancia nominal entre puntos que va desde 5,000 mm hasta 14,000 mm; diámetro de torneado máximo entre puntos de 2,000 mm; diámetro de volteo sobre el carro superior de 2,000 mm; potencia máxima del cabezal para tornear de 160 kW y potencia máxima del cabezal para fresar de 80 kW.

Este centro de torneado-taladrado-fresado de WFL Millturn Technologies permite, gracias a su multifuncionalidad y mediante los ejes de serie B, C, X, Y y Z, el mecanizado completo de grandes piezas precisas y complejas. El objetivo de poder mecanizar y medir completamente una amplia gama de piezas, con un mínimo de sujeciones, es uno de los principales beneficios que ofrece esta máquina. Mediante la interpolación de hasta 5 ejes, se pueden mecanizar incluso superficies de formas libres.

Para conservar la precisión y el rendimiento en esta máquina, la más grande de la serie Millturn de WFL, en su construcción se realiza mucho más trabajo manual hasta que se consigue la precisión para las nuevas distancias.

Esta nueva máquina se diferencia de sus predecesoras en el diseño básico de la bancada y de la columna móvil en la bancada. En las Millturn, hasta la M150, es una bancada inclinada y el carro cruzado está inclinado a 60 grados. En el modelo M200 la cama de la bancada también viene inclinada a 60 grados, no obstante la columna con el eje X, que se mueve encima de la bancada, es vertical. Esto es algo nuevo de esta máquina, pero con un recorrido de 2,2 metros para el eje X.

“La razón para hacer vertical el eje es porque cuando se usa el mismo concepto anterior y se mecaniza una pieza de 2 metros de diámetro, por ejemplo, no se ve la herramienta ya que el punto de corte está detrás de la herramienta y no es cómodo para el operario no poder ver la herramienta. Es decir, es el mismo concepto con los recorridos del X. El carro cruzado con la unidad de fresado sería un monstruo. Lo que significaría que la construcción en piso sería 30 por ciento más grande y se reflejaría en un precio mucho más alto. Ahora con el nuevo diseño la ventaja es que se ven las herramientas cuando se trabajan piezas grandes, explica Martin Kaukal, Director de Ventas de WFL.

El eje U de la M200 básicamente tiene la misma función que las otras máquinas de WFL. La única diferencia es que el eje de la M200 está montado directamente en el cabezal de fresado, en la caja del husillo de fresado. Es decir, que está directamente integrado y no necesita tantos movimientos, ya que cuenta con un diseño versátil.

La bancada de la M200 es más alta y más pesada que los modelos anteriores de WFL. “Queríamos diseñar una bancada muy rígida pero en las áreas donde solamente se necesita el material. Es decir, hicimos unas estructuras muy inteligentes dentro de la bancada con cambios de anchura dentro de ellas, estilo costilla, pero con más material necesario en las partes clave. Con eso, aumentamos la rigidez al máximo donde se necesita y así la bancada puede llegar hasta 8 metros como única pieza para evitar que sea segmentada”, comenta Kaukal. La máquina soporta un máximo de piezas de trabajo de 60 toneladas con un largo de 14 metros. El cabezal de mandrinado puede tener herramientas de hasta 3 metros con cambio automático y con un peso de 300 kilos por herramienta. Cuenta con 3 magazines de 30 herramientas, como estándar, o un almacén con dos cadenas de hasta 180 herramientas con el sistema HSK 125.  Vaya aquí para ver el artículo completo.

CONTENIDO RELACIONADO

  • Oportunidades para el sector de moldes en México

    El auge de las industrias automotriz y aeroespacial en México ha aumentado la demanda de moldes, troqueles y herramentales en el país. Asociaciones como la AMMMT y las empresas que la conforman, buscan incentivar la creación de compañías dedicadas a la manufactura de moldes.

  • Encuesta Mundial de Máquinas-Herramienta 2016

    El consumo máximo global más reciente de máquinas-herramienta tuvo lugar en 2011. Podemos usar datos de ese año para medir las tendencias que desde entonces influyen la inversión en fabricación de región a región. Esta perspectiva de varios años es reveladora.

  • La clave para ser un buen fabricante de moldes

    Moldes Mendoza es una empresa que ha sabido evolucionar con las necesidades de la industria para convertirse en uno de los fabricantes mexicanos de moldes más destacados. Creer en la tecnología ha sido la clave para llegar donde está. Esta es una historia de vida, que con perseverancia y empeño forjó una empresa de moldes.


Temas relacionados