07/04/2020 | 5 MINUTOS DE LECTURA

COVID-19 y su afectación en las operaciones aeroespaciales

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial llevó a cabo el webinar “Manejo de crisis de COVID-19 en operaciones aeroespaciales”.

Foto: Cenam

La Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (FEMIA) llevo a cabo el webinar “Manejo de crisis de COVID-19 en operaciones aeroespaciales”, el cual fue impartido por Felipe Sandoval, Presidente de la federación y Gerente General de Safran Aerospace México.

El directivo puntualizó la importancia de contar con un plan para manejar contingencias que se puedan presentar, como la pandemia de COVID-19, y que ayuden a garantizar la continuidad del negocio.

Refirió que de manera general todas las industrias van a vivir un impacto y una reducción en muchas de las líneas de producción; sin embargo, señaló que hay algunas líneas que no serán afectadas y otras que están atendiendo las necesidades específicas de la emergencia.

El directivo indicó 7 puntos a desarrollar para las empresas de la industria aeroespacial en el manejo de la crisis de COVID-19:

1) Plan de comunicación  

2) Análisis de impacto en la cadena productiva

3) Plan de continuidad de negocio

4) Manejo de casos potenciales

5) Seguimiento a casos

6) Soporte de instalaciones de paro

7) Preparación para el regreso a operación

El directivo refirió que en el caso del análisis de impacto en la cadena productiva se debe considerar como primera prioridad analizar el impacto de la crisis en los clientes y proveedores para planear adecuadamente el plan de ajuste de recursos para las condiciones que está determinado la crisis.

“Si normalmente tenías una junta mensual para conocer cuál es la capacidad de la cadena productiva, en el entorno de una situación de crisis la junta debe ser con la frecuencia que se requiera para asegurar que la información que tenemos es la conveniente. Es decir, vamos a adecuar nuestras necesidades a la cadena productiva”, indicó el directivo.

Sobre el plan de continuidad del negocio, el directivo señaló que este plan tiene como objetivo asegurar que los procesos de la operación de negocios puedan continuar durante un periodo de emergencia, crisis o desastre y debe contener lo siguiente:

  • Análisis de amenazas y riesgos potenciales
  • Análisis de actividades prioritarias que se requiere continúen funcionando para mantener operando, aunque sea parcialmente
  • Información de contacto de personal gerencial y personal en posiciones criticas
  • Protocolos de reacción en caso de que el personal enfrente una situación de riesgo o emergencia
  • Información de respaldo de datos e información de respaldo de personal de liderazgo y en posiciones críticas - Plan de Sucesión

El directivo explicó que, al mismo tiempo, se debe tener un plan de recuperación de operaciones que ayude a la empresa en temas como el poder mover operaciones temporalmente a otra planta con similares capacidades; incrementar la capacidad, niveles de producción o turnos de operación; reequipar producción duplicando herramentales y equipamiento, así como un buen manejo financiero de la crisis y conservación de flujo de efectivo, entre otros aspectos.

“Respecto al manejo de casos potenciales de COVID-19, cuando se trata de casos sospechosos, se deben seguir instrucciones de manejo del caso, y protección de los encargados del manejo y del paciente”, indicó.

Agregó que se debe seguir una definición de quién debe ser informado de inmediato (gerencia, RH, médico, autoridades de salud, protección civil, etcétera). Asimismo, refirió que se debe tener una definición del proceso de manejo que contemple: hospitalización, trabajo desde casa bajo observación, identificación de todas las personas en contacto y definición de personas en exposición.

En cuanto a los casos confirmados, el directivo explicó se deben seguir los siguientes pasos:

  • Monitoreo médico externo
  • El empleado notifica formalmente el resultado de identificación positiva a RH
  • Proceso de limpieza y desinfección de las áreas de contacto
  • Manejo de las personas expuestas

En cuanto al soporte de instalaciones en paro, el directivo explicó que se deben definir:

  • Roles y responsabilidad del equipo de manejo de crisis y del equipo de mantenimiento y resguardo
  • Plan de comunicación durante el paro y preparación al rearranque
  • Equipo crítico a mantener, requerimiento de paro y arranque, energización, back up de programas y software
  • Procedimiento de limpieza y sanitización, ¿quién lo va a hacer? - de preferencia un externo especializado
  • Resguardo de instalaciones 7/24
  • Plan de cuadrillas de mantenimiento y back up definidos
  • Protocolos de reacción en caso de situaciones que se presenten en paro

Finalmente, el directivo señaló que en cuanto a la preparación para el regreso a operación se debe tomar en cuenta lo siguiente:

  • Preparación y validación de los equipos-mantenimiento y operaciones
  • Plan de comunicación a empleados, clientes, proveedores y otros asociados e interesados
  • Procedimiento de validación de los procesos -Delta-FAIRS
  • Validación de las primeras piezas producidas
  • Protocolo para arranque de producción en serie
  • Roles y responsabilidades del equipo de crisis con departamento de operaciones, mantenimiento, calidad, RH, finanzas, etcétera.
  • KPI de cierre de crisis y recuperar normalidad
  • Validación del estado de salud del personal para permitir regreso (en caso de COVID-19)
  • Procedimiento de minimizar riesgo de contagio al regreso (en caso de COVID-19)

“Lo que ha ocurrido en los países que han pasado por un proceso de contagio masivo es que han tenido que parar las empresas de manufactura durante cierto tiempo. Normalmente, en periodos que van de una semana hasta 4 semanas. Lo podemos ver en toda Europa, en China, en Corea. Una vez que pase ese periodo, a las empresas, siguiendo ciertos protocolos, se les permite regresar a la operación”, indicó.

Señaló que en el caso específico de la industria aeroespacial se espera una reducción de la producción con base en la reducción que están viviendo la mayor parte de los constructores como Boing, Airbus, Embraer, entre otros: “Por lo tanto toda la demás cadena productiva debe adecuar sus capacidades, de acuerdo con las prioridades que tienen los clientes principales en todo el mundo”.

Indicó que una vez que pase la contingencia y se reanuden las operaciones se debe hacer un ejercicio muy detallado de cómo se ha modificado la demanda en las nuevas condiciones del mercado que presentó esta crisis.

Por otra parte, el directivo indicó que basado en la información que se tiene al momento por parte de las autoridades acerca de las industrias esenciales y no esenciales, no se considera a la industria aeroespacial como esencial.

“Sin embargo, muchas de las empresas del sector pueden o no entrar en la categoría de esenciales; por ejemplo, muchas de las empresas del sector manufacturan productos de seguridad. Se debe ver caso por caso, pero en forma generalizada se puede considerar que industrias como la automotriz y aeroespacial no se consideran esenciales en estos momentos”, indicó.

Finalmente, el directivo indicó que las empresas OEM que tenían una sola fuente de proveeduría en Asia, ahora van a buscar nuevos proveedores en México: “Esto representa una oportunidad tremenda para la industria en México. Las empresas OEM buscarán una proveeduría dual que los proteja de crisis como esta”.

CONTENIDO RELACIONADO

Recursos