| 2 MINUTOS DE LECTURA

COVID-19: IFR prevé alta demanda de especialización en robótica

Se prevé que para 2022 se utilicen unos cuatro millones de robots industriales en las fábricas de todo el mundo. Esto derivará, según la IFR, en un aumento en la demanda de mano de obra cualificada.
#covid-19

Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
En la era pospandemia, la International Federation of Robotics resalta que los países deben adoptar la automatización y desarrollar las habilidades necesarias para hacerlo.

En la era pospandemia, la International Federation of Robotics resalta que los países deben adoptar la automatización y desarrollar las habilidades necesarias para hacerlo. © Messe München.

Se prevé que para 2022 se utilicen unos cuatro millones de robots industriales en las fábricas de todo el mundo. Según la Asociación Internacional de Robótica (IFR por su sigla en inglés), estos robots tendrán un papel clave en el avance de la automatización en la manufactura, que es “muy necesaria para una rápida recuperación económica en la era poscoronavirus”.

Esto derivará, según la IFR, en un aumento en la demanda de mano de obra cualificada para lo cual esta asociación hace un llamado para que las ofertas de formación y especialización sean acordes con esta situación.

“Los gobiernos y las empresas de todo el mundo deben centrarse en proporcionar las habilidades necesarias relacionadas con los robots y los sistemas de automatización inteligentes”, afirma Milton Guerry, presidente de la International Federation of Robotics.

Con esta opinión coincide el Foro Económico Mundial que, a través de Saadia Zahidi, responsable de las iniciativas de educación, género y empleo, indicó que hoy muy pocos países están adaptando de forma activa sus sistemas educativos a la era de la automatización.

Además, según el “Índice de preparación para la automatización”, publicado por The Economist Intelligence Unit (EIU), solo cuatro países tienen una política educativa totalmente desarrollada que responde a los desafíos de una economía automatizada. Corea del Sur lidera esta clasificación, seguida de Estonia, Singapur y Alemania. Países como Japón, Estados Unidos y Francia están clasificados como desarrollados, mientras que China todavía se considera como un país emergente.

La IFR también reseña que, como estrategia a corto plazo en las empresas, debe contemplarse un cambio en la política de contratación: “Si no se pueden encontrar trabajadores con experiencia, hay que centrarse en la cualificación de los y las solicitantes en lugar de en su titulación”, recomendó el Dr. Byron Clayton, director ejecutivo de Advanced Robotics for Manufacturing (ARM), en la mesa redonda de IFR en Chicago.

“Debemos centrarnos en el potencial. Si no hay personas con experiencia, tendremos que contratar a aquellas que puedan aprender a realizar el trabajo”, agregó.

Los fabricantes de robots ya apoyan la formación y la especialización en robótica con una capacitación práctica. “El reciclaje profesional de las trabajadoras y trabajadores es solo una medida a corto plazo. Tenemos que empezar mucho antes: los planes de estudios de los centros y la formación deben adaptarse a la demanda de la industria de mano de obra para el futuro. Por un lado, se necesitan habilidades técnicas y digitales, pero también son importantes las habilidades cognitivas, la capacidad para resolver problemas y el pensamiento crítico”, afirma la Dra. Susanne Bieller, secretaria general de la International Federation of Robotics.

“Las economías de los distintos países deben adoptar la automatización y desarrollar las habilidades necesarias para hacerlo. Solo así será posible beneficiarse de las ventajas de la tecnología y no quedarse atrás en la competencia internacional”, agregó el experto.

CONTENIDO RELACIONADO