Compartir

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Luego de un primer semestre complicado para la industria automotriz en México, los niveles de producción y exportación se han venido recuperando en el segundo semestre de 2020 y se espera que continúen bajo esta tesitura de cara al 2021.

El reporte “Perspectiva Industrial Industria Automotriz” realizado por D.Econosignal refiere que este sector tendrá una caída en la producción en 2020, que podría recuperarse parcialmente en 2021. El documento señala que en los primeros meses posteriores a la reactivación se alcanzará un ritmo de producción similar al registrado antes de la interrupción. Asimismo, puntualiza que la producción mexicana recuperará su nivel de 2019 (3.8 millones de vehículos) hacia 2024.

En este sentido, Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), refirió que en noviembre de 2020 la producción creció 1.4% con relación al mismo mes de 2019, en tanto que la exportación creció 4.7% con relación a noviembre del año pasado.

Sin embargo, agregó el directivo, en el periodo enero-noviembre ambos rubros tuvieron una caída: 22.5% en materia de producción y 23.6% en cuanto a exportaciones.

“En lo que va del año se han producido 2,785,927 unidades. Fueron 810,418 vehículos menos los que se dejaron de producir entre los meses de marzo y junio, que fueron los meses en que nos vimos más afectados por la pandemia”, indicó Cuevas.

El especialista detalló que –contrario a lo que se había proyectado en el mes de julio donde se hablaba de una caída en la producción y exportación de alrededor del 30% respecto al año pasado– la expectativa al mes de diciembre es que dicha contracción sea de alrededor de 23% en ambos rubros.


“Esto es evidencia de que la reactivación se ha dado de manera importante y acelerada. Esto es bueno tanto para la industria como para la economía. En esta mejor expectativa de producción y exportación que tenemos al cierre de este año, desde luego tiene que ver la velocidad con la que se ha reactivado el mercado en Estados Unidos, pero también en un par de destinos adicionales, como el caso de Canadá, que presenta una recuperación positiva en su mercado. Y, por otra parte, también el mercado de Alemania. Estos tres destinos son los que nos han permitido de alguna manera tener mejores volúmenes de producción y exportación en este complicado año”, precisó Cuevas.

Perspectivas para la industria automotriz en 2021

De acuerdo con el director general de la AMIA, se tiene una perspectiva para el próximo año de un probable incremento de producción y exportación de alrededor del 12% sobre el cierre de este año.

“Considerando las circunstancias actuales, implica un crecimiento conservador. No esperamos llegar a las cifras previas al confinamiento en 2021, más bien nos parece que esto sucederá en un escenario de tres o cuatro años hacia adelante”, puntualizó Cuevas.

En cuanto a las perspectivas de inversión para 2021, el directivo refirió que los pasados 8 años se tuvieron inversiones importantes de armadoras, las cuales todavía están en proceso de maduración: “Tenemos en el país prácticamente a todas las armadoras de prestigio que hay en el mundo, pero vemos difícil que el año próximo haya inversiones cuantiosas en este sentido. Seguramente sí vamos a tener inversiones en aspectos como cambios de líneas para producción o en algunos casos de cambios de modelos o nuevos tipos de vehículos. Además, creemos que con el T-MEC existe la posibilidad de seguir avanzado con este tema”.

Industria de autopartes, balance de 2020

Erick Anderson, Analista Senior de Pronósticos de Producción de Vehículos Ligeros para Norteamérica en IHS Markit, indicó que se espera una recuperación gradual para esta industria a partir de 2021.

“La mayoría de la disminución de producción ocurrió antes del tercer cuarto de 2020, pero ha habido un aumento robusto e inmediato para el mes de julio liderado por la recuperación del mercado en Estados Unidos”, indicó Anderson.

De acuerdo con Oscar Albin, presidente ejecutivo de Industria Nacional de Autopartes (INA), desde el mes de julio la producción ha sido muy generosa para el sector gracias a la reactivación de fábricas de producción de vehículos ligeros y pesados en Canadá, Estados Unidos y México.

“Prácticamente, el segundo semestre ha sido tan bueno como lo fue el año pasado. Estaremos llegando a 78,212 millones de dólares de producción anual, que representará una caída del 20%, pero que realmente es un agujero en el pasado”, indicó.

El directivo refirió que la expectativa de cierre de año es menos grave de lo que se veía en el primer semestre de 2020: “Nuestras exportaciones, igual que los automóviles, están muy enfocadas al mercado de Norteamérica. El 92% de lo que exportamos va a Norteamérica, seguido de Brasil, China, Japón y Alemania, a donde se envían principalmente productos que son comunes con otras plataformas”.


El directivo señaló que México es el principal país proveedor de autopartes hacia Estados Unidos con el 37.89% del total, seguido de Canadá con el 10.34%, China el 9.92%, Japón con el 8.35% y Alemania con el 6.60%.

“Se ve claro que para Estados Unidos el T-MEC es de la mayor importancia, porque un poco más del 47% de sus importaciones de autopartes, prácticamente la mitad, vienen precisamente de México y Canadá. Y China, con toda esta problemática de aranceles ha venido hacia la baja; sin embargo, creemos que las sustituciones de esas autopartes desde México llegarán para quedarse”, indicó Albin.

En este sentido, el directivo refirió que es fundamental para el sector seguir los pronósticos de los siguientes doce meses de ventas de automóviles nuevos en Estados Unidos.

“Los pronósticos de ventas de autos nuevos en Estados Unidos se han venido recuperando y en estos momentos ya sobrepasan los 16 millones de vehículos que los consumidores estadounidenses están dispuestos a comprar. Este panorama es verdaderamente alentador, al menos para la economía del sector autopartes manufacturas en México”, indicó Albin.

Industria de autopartes, perspectivas en 2021

De acuerdo con Oscar Albin, el pronóstico para el 2021 es recuperar el 20% que se perdió este año: “Tal vez un poco más, hasta un 22% y estaremos llegando a 95,387 millones de dólares, que es muy equivalente a lo que produjimos en el 2019”.

Refirió que este pronóstico para la manufactura de autopartes es sin considerar los posibles efectos que se pudieran tener por el recién iniciado T-MEC: “Además, no sabemos que pueda haber en consecuencia del nuevo gobierno del presidente Biden, en la continuidad de la guerra comercial de Estados Unidos contra China”.


El directivo refirió que en materia de inversión sería injusto comparar la década que está iniciando 2020-2030 con las inversiones de que se tuvieron en la década pasada: “La década pasada fue extraordinaria, fuera de serie. Realmente, éramos el país a donde toda la industria automotriz quería venir para abastecer el mercado estadounidense. Las condiciones se daban, el mercado se daba. Y fue una década exitosa. Esta década de inversiones no se va a repetir, porque el mercado está ahí, está cubierto, está lleno, incluso con capacidad excedente. Ya hicimos esa tarea en la década pasada”.

Agregó que en este momento se debe mantener la inversión extranjera: “Creo que en este momento se trata de conservar lo que tenemos, más que incrementar”.

Sobre la posibilidad de una mayor inversión en México derivada del T-MEC, Albin indicó que todavía en 2021 ve muy poca influencia del incremento de fabricación de autopartes en el país como consecuencia del acuerdo comercial.

“Con el T-MEC habrá un incremento global total del 10% de la producción de autopartes en México. Ese es el cálculo que hemos hecho internamente; pero esto será en forma paulatina en los próximos seis a siete años”, finalizó Albin.

CONTENIDO RELACIONADO