13/04/2020 | 3 MINUTOS DE LECTURA

Automatización: tecnología crítica que ayuda durante la crisis de COVID-19

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Association for Advancing Automation (A3) refirió como la automatización y el uso de robots han sido útiles para afrontar la crisis de COVID-19 en el mundo.

Foto: Epicor

La tecnología de automatización está desempeñando un papel fundamental ayudando a proteger a las personas y los procesos durante la crisis mundial de COVID-19, refirió la Association for Advancing Automation (A3).

La robótica, visión e imagen, control de movimiento y motores, inteligencia artificial y tecnologías relacionadas son parte del gran ecosistema que marca la diferencia en la batalla con COVID-19.

"Las tecnologías de automatización críticas mantienen a las personas seguras, ayudan a desarrollar nuevos medicamentos y tratamientos, producen productos clave que las personas necesitan hoy y cumplen otras funciones esenciales”, comentó Jeff Burnstein, presidente de A3.

En acción

CloudMinds, un proveedor de sistemas para robots basados ​​en la nube, donó 12 sets de robots a un hospital inteligente en Wuhan, China. Los robots realizaron una variedad de tareas esenciales, como marcar a los pacientes a la entrada del hospital que mostraban síntomas de fiebre, controlar la frecuencia cardíaca y los niveles de oxígeno en la sangre, así como administrar medicamentos. Estos robots también limpiaron y desinfectaron áreas hospitalarias y dirigieron rutinas de ejercicio para pacientes enfermos. Los trabajadores médicos dirigieron y controlaron de forma remota los sistemas del robot a través de una red 5G.

Por su parte, PIA Automation, un grupo internacional de compañías que ofrece soluciones de automatización, compró dos líneas de producción abandonadas de un fabricante chino de dispositivos médicos para desarrollarlas en líneas totalmente automatizadas para la producción de máscaras faciales quirúrgicas. Un equipo de 24 especialistas trabajó las 24 horas para completar la modificación en semanas. Con un volumen de producción de hasta 200,000 máscaras por día, las dos instalaciones modernizadas ayudaron a mejorar masivamente la atención médica que se necesitaba con urgencia, especialmente en la provincia de Zhejiang.

La información de A3 refiere que las cámaras térmicas se han utilizado junto con los robots como parte del proceso de escaneo de la temperatura del cuerpo humano. No solo se están implementando en hospitales, sino que estos sistemas también se están utilizando en aeropuertos y otros lugares públicos. Los aeropuertos en particular están empleando activamente cámaras térmicas FLIR como parte de sus medidas de detección para pasajeros y tripulaciones. Funcionan como una herramienta para identificar la temperatura corporal elevada, lo que puede indicar que es necesario realizar más pruebas de detección.

En Estados Unidos, Roche Molecular Solutions está utilizando robots ABB para producir rápidamente las nuevas pruebas aprobadas por la FDA. Ahora, en lugar de días, los médicos y pacientes recibirán resultados en tres horas. La autorización de emergencia permite que estas pruebas se fabriquen a razón de 400,000 por día, lo que equivale a aproximadamente 1.5 millones de pruebas por mes.

"A medida que los casos de coronavirus continúan aumentando, los trabajadores de la salud necesitarán acceso a más y más pruebas, y todos podemos estar agradecidos de que la automatización esté ayudando a resolver el problema de escasez", dijo Burnstein.

Por su parte, 3M, que produce el respirador N95, se compromete a mantener las operaciones y producir los suministros necesarios de manera rápida y segura. Están activando más líneas de producción para apoyar la salud pública en sus instalaciones de fabricación, y han donado equipos de protección personal y suministros médicos.

A medida que surge la necesidad de equipos más esenciales, las líneas de fabricación se están rediseñando. Muchos proveedores e integradores han respondido asegurando tiempos de respuesta más rápidos, como Robotiq, que ofrece desplegar células y software de robot colaborativo en menos de dos semanas. El objetivo es aumentar la capacidad de las empresas que el gobierno ha identificado como esenciales. 

CONTENIDO RELACIONADO

Recursos