19/02/2020 | 6 MINUTOS DE LECTURA

Aeroespacial: uno de los sectores con mejores perspectivas para México

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

El Departamento de Comercio de Estados Unidos resalta que México ha mejorado sus capacidades de manufactura aeroespacial, pasando de la producción de componentes, piezas pequeñas y arneses, a la fabricación de fuselajes, superficies de vuelo, pequeños drones, entre otros.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon
De acuerdo con ITA, el número de empresas aeroespaciales en México pasó de solo 112 empresas en 2009, a 330 en 2017. Foto: Safran.

De acuerdo con ITA, el número de empresas aeroespaciales en México pasó de solo 112 empresas en 2009, a 330 en 2017. Foto: Safran.

La International Trade Administration (ITA) de Estados Unidos actualizó recientemente su perfil comercial sobre la industria aeroespacial mexicana, la que describe como un sector relativamente joven en México, pero con raíces profundas.

Para ilustrar esto, el informe expone el caso del estado de Baja California donde una empresa ha estado en el mercado durante 60 años, y el sector aeroespacial es una de sus divisiones comerciales líderes.

La industria aeroespacial de México es un excelente ejemplo de crecimiento, atracción de inversión extranjera y creación de empleo: 20% de crecimiento anual promedio de las exportaciones entre 2013 y 2015, 63,000 empleos creados a partir de 2016 y hasta USD 6,000 millones en inversión extranjera directa acumulada (2007-2017)”, resalta el documento.

ITA también destaca la creación del Programa Estratégico Nacional de la Industria Aeroespacial 2012-2020, llamado Pro-Aereo, que busca llevar a México a estar entre los 10 principales proveedores aeroespaciales mundiales para 2020, con un estimado de USD 12 mil millones en exportaciones, y la creación de 110,000 empleos.

 

Tamaño del mercado de la industria aeroespacial de México

   2015  2016  2017  2018 (Estimado)
 Producción local total  2.92 3.00   3.06 3.12 
 Exportaciones totales  3.96  3.92  3.91  4.21
 Importaciones totales  4.74  4.80  5.41  5.71
 Importaciones desde Estados Unidos  2.71  2.72  3.47  3.49
 Tamaño total del mercado*  3.70  3.88 4.56   4.62
Tipos de cambio 15.89 18.68 18.91 19.09
  1. * Tamaño total del mercado = (producción local total + importaciones) - exportaciones)
  2. Tenga en cuenta que las reducciones de 2016-2018 en el valor del peso mexicano enmascaran el crecimiento en estos números.
  3. (Cifras en miles de millones de USD)
  4. Fuente: Global Trade Atlas 2018.
 

De acuerdo con ITA, el número de empresas aeroespaciales en México pasó de solo 112 empresas en 2009, a 330 en 2017. El organismo sostiene que la llegada de la compañía francesa Bombardier al estado de Querétaro en 2004 alentó a muchas otras empresas internacionales a mirar hacia el sector aeroespacial mexicano.

Estas 330 empresas y organizaciones aeroespaciales ubicadas en México incluyen principalmente instalaciones de mantenimiento-reparación-revisión (MRO, por su acrónimo en inglés), escuelas técnicas, centros de investigación y universidades, así como proveedores de servicios relacionados.

Le puede interesar: MMS México Live 2020 – Aerospace Top Conference

En términos generales, según ITA, el 72.2% de todas las empresas son fabricantes, el 13.2% se enfoca en diseño e ingeniería, el 11.2% está en servicios MRO, y el 3.4%o son otras entidades de apoyo. El informe subraya que, si bien México actualmente no produce aviones grandes, existe en el país la manufactura de piezas y componentes de aviones (comerciales, privados y militares), servicios de diseño e ingeniería, e investigación y desarrollo (I + D).

“Algunas empresas han obtenido certificaciones globales que les permiten avanzar hacia otros tipos de procesos de fabricación. Se han desarrollado algunos prototipos de aviones ligeros y en una etapa experimental, como el modelo deportivo producido por la firma mexicana Horizontec”.

Como indica este informe, la industria aeroespacial mexicana tiene cinco centros principales, ubicados en los estados de Baja California (Tijuana-Mexicali), Sonora, Chihuahua, Querétaro y Nuevo León. Baja California es el más grande, con 110 empresas aeroespaciales que respaldan más de 35,000 empleos directos. Junto con un mayor número de OEM y producción de Tier 1, la ITA ve un crecimiento moderado de proveedores Tier 2 y Tier 3.

Capacidades de manufactura

México, resalta la ITA, ha mejorado sus capacidades de manufactura aeroespacial, pasando de la producción de componentes, piezas pequeñas y arneses, a la fabricación de fuselajes, superficies de vuelo, pequeños drones, conjuntos de control de vuelo y ensambles de aviónica.

“Por ejemplo, Aernnova produce estructuras de fuselaje y de vuelo, mientras que GE y Rolls Royce desarrollan nuevos sistemas de turbinas, Fokker Aerostructures fabrica alas para jets, y Safran Group —con diez instalaciones en el país y siete en el Estado de Querétaro— fabrica sistemas de aterrizaje, piezas de motores, componentes de motores a reacción y carcasas de reacción, entre muchos otros componentes… A largo plazo, el gobierno mexicano y la industria nacional buscan la producción de grandes aviones comerciales”.

Sin embargo, a pesar del rápido crecimiento de la industria aeroespacial de México, o tal vez por ello, ITA sostiene que todavía falta una mayor combinación de proveedores locales Tier 2 y Tier 3. Según la ITA, los grandes OEMs no pueden encontrar proveedores locales especializados, totalmente certificados, con capacidades avanzadas y con capacidades logísticas suficientes.

“Este hecho, combinado con la evolución de las regulaciones gubernamentales que respaldan el crecimiento de la cadena de suministro, crea oportunidades de ventas en los proveedores de Nivel 2 y 3”.

En términos de las condiciones actuales de la cadena de suministro, resalta ITA, la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (FEMIA) estimó en 2016 que Boeing tenía 26 proveedores mexicanos, Airbus tenía 36 y Embraer 13.

“Sin embargo, los grandes OEMSs continúan buscando expandir su cadena de suministro en México, desarrollar estrategias globales para su continuidad comercial y establecer programas de producción a mediano y largo plazo. Otras empresas aeroespaciales tienen proyectos de fabricación específicos, pero necesitan socios para alcanzar el crecimiento, el tamaño del proyecto y los objetivos de inversión”.

Además, resalta que recientemente se han creado centros de investigación para apoyar la I + D, no solo para nuevas turbinas, motores y componentes, sino también para impulsar soluciones tecnológicas para otros sistemas complejos, software y aplicaciones de ingeniería en procesos de fabricación.

A principios de 2018, se inauguró el Centro de Tecnologías Aeronáuticas de Querétaro (CENTA) con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), que proporciona servicios para la industria aeroespacial, y también respalda nuevos proyectos liderados por pequeñas y medianas empresas. Así mismo, a mediados de 2017, INDRA (España) también abrió un nuevo Centro de Desarrollo Tecnológico para aumentar las ofertas de transporte, infraestructura, energía y otros sectores industriales.

El programa espacial

El programa espacial mexicano es una consideración adicional que deben tener en cuenta los proveedores aeroespaciales, de acuerdo con ITA.

El programa espacial es administrado por la Agencia Espacial Mexicana (AEM) que trabaja en expandir la red satelital del país para comunicaciones, el desarrollo de ciencias espaciales, y vigilancia, objetivos que han generado oportunidades para los sistemas espaciales producidos en Estados Unidos, así como para sus proveedores.

Sobre el futuro, la ITA tiene un pronóstico positivo que se sustenta en la demanda global de nuevos aviones y servicios de mantenimiento, así como en los crecientes flujos de pasajeros aéreos en todo el mundo.

La organización estadounidense señala que la aviación comercial mexicana y la demanda relacionada de mantenimiento, reparación y revisión (MRO) han sido impulsadas por varios factores, incluida la expansión de aerolíneas de bajo costo como Volaris e Interjet, la aprobación en 2016 de la asociación Delta-Aeroméxico, la conclusión de 2015 del Acuerdo de Transporte Aéreo Bilateral entre Estados Unidos y México ("Cielos abiertos"), y un mayor uso de México como centro regional.


Recursos