• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
29/04/2016 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Tour tecnológico por el estado de California

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La respuesta del éxito está en el alto valor agregado de los productos y servicios, y su enfoque colaborativo en los negocios.

Deseo continuar con mis observaciones del tour tecnológico que realicé por el estado de California al concluir el evento organizado por la AMT en Palm Springs, “The MFG Meeting”.

Como ya comenté en la edición anterior, las perspectivas de los fabricantes de maquinaria y de los usuarios de la cadena de proveeduría son favorables al futuro, considerando la planeación estratégica y las herramientas ya discutidas como de importancia para el éxito.  Ahora me gustaría compartir mis observaciones de las razones por las cuales la economía de California es una economía que por sí misma sobrepasa a varios países de las Américas y del mundo. ¡Si California fuera un país, sería la octava economía mundial! La respuesta está en el alto valor agregado de los productos y servicios, y su enfoque colaborativo en los negocios.

Después del evento MFG, visite 8 compañías asociadas de la AMT y, en el transcurso del viaje, mis colegas de la industria discutíamos cuáles eran las características de California y el tamaño de su economía. California es una economía cuyo PIB es de 2,300 millones de dólares, donde las áreas conurbadas de Los Ángeles y San Francisco son la gran concentración urbana, y los centros universitarios y de excelencia tienen una base de investigación y colaboración notable. La aportación de productos manufacturados en su PIB es de alrededor del 10% del mismo, una característica a destacar de los productos californianos es el alto valor agregado de los mismos.

Visité una compañía que fabrica equipos diseñados especialmente para el repujado profundo de metales, usado en la fabricación de turbinas para jets y tanques de alta presión. Cada una de las máquinas es una pieza única y desarrollada alrededor del producto. Otra de las compañías visitadas se dedica a la automatización de alto valor para la industria médica: ¡imaginen un sistema que ensamble dentro de las bolsas de solución salina en una cápsula conteniendo el medicamento indicado que evita el manejo y la contaminación! Otra de las industrias, se dedica al aprovechamiento de la Cuarta Revolución industrial, la relacionada al IOT o  al “Internet de las Cosas”, para potenciar el uso de los datos y de esa manera volver más rentables las operaciones de manufactura.

El común denominador de la industria californiana es el diseño avanzado, la colaboración entre industria y academia y, por último, la planeación estratégica orientada a hacer más con menos. Todos estos conceptos se pueden implementar exitosamente en las operaciones de manufactura en México para permitir continuar el desarrollo e incremento del valor agregado de la industria.

Próximamente, estaré en el Bajío Mexicano, visitando empresas como Cummins, CNH, Tremec, General Motors, escuchando sus necesidades y expectativas con respecto a los fabricantes de maquinaria y proveedores locales, y con seguridad vamos a hablar de integración y complementación de la cadena de valor, para que sus proveedores domésticos consigan agregar mayor valor y entregar subsistemas para ser integrados al producto final.

Todo esto apunta a que se requiere de conocimiento amplio de aplicaciones, lo cual se consigue a través de la colaboración industria, academia y asociaciones como la AMT, para acercarse a los fabricantes y a lo último en la tecnología para la manufactura.