Las expectativas de la industria electrónica para 2019 desafían los titulares

Wall Street ve un crecimiento moderado en 2019, los fabricantes informan planes para aumentar los gastos de capital.

La industria electrónica llegó al 2019 eclipsada por preocupaciones sobre la disminución de la demanda de productos electrónicos en China y la tibia demanda en Estados Unidos. Esto se vio limitado por el anuncio de Apple, el 2 de enero, de ventas más débiles de lo esperado de sus principales productos electrónicos en el cuarto trimestre de 2018. Tales vientos en contra al comenzar el año, combinados con un prolongado cierre del gobierno de Estados Unidos y las prolongadas negociaciones arancelarias con China, han generado preocupación entre muchas empresas que buscan información sobre lo que puede contener el 2019 y cómo responder ante la mayor volatilidad a corto plazo. Estos anuncios tempranos pusieron al índice industrial Dow Jones en un frenesí durante el cual cayó más de 10% en el transcurso de pocas semanas en diciembre. Esto se debió, en parte, a que las acciones de Apple tienen participación de casi el 5% en el índice industrial Dow Jones y de más del 10% en el NASDA 100, según Factset.

El examen de la industria electrónica, sin la participación de Apple, ilustra una industria que se espera que vea un crecimiento de ingresos ajustado a la inflación de 3,5% en 2019 combinado con un crecimiento de las ganancias aún más fuerte.

Esto se basa en los resultados financieros reales y pronosticados de cerca de 60 firmas de la industria electrónica, que generaron 658,000 millones de dólares de ingresos en el período de 12 meses que terminó con el tercer trimestre de 2018. La inclusión de las proyecciones del tercer trimestre de 2018 de Apple eleva el ingreso general de la industria al 8,5% para fines de año 2019. Desde una perspectiva nacional, se espera que el sector siga en línea con el crecimiento general de la economía; sin embargo, las empresas con mayor exposición a China pueden tener que ser más cautelosas durante el año.

Los datos patentados de Gardner de los fabricantes estadounidenses que sirven a la industria electrónica reflejan en gran medida la tibia perspectiva de Wall Street para 2019. Las últimas lecturas de empleo de Gardner están por encima de los promedios a largo plazo, lo que sugiere que las empresas siguen siendo optimistas sobre efectuar inversiones en personal y, por lo tanto, son optimistas a largo plazo. Al mismo tiempo, la expansión en la producción, los nuevos pedidos, las órdenes atrasadas y las entregas de proveedores a fines de 2018 se mantuvieron de estables a ligeramente mayores después de un período de 2 años en el que muchas de estas medidas alcanzaron niveles récord.

A pesar de un entorno comercial más duro en 2018, los datos de exportación de Gardner no se contrajeron durante la segunda mitad de 2018, aunque los datos indicaron una desaceleración general del crecimiento de las exportaciones hasta diciembre. Por último, los datos de Gardner indicaron que las empresas más pequeñas con menos de 20 personas experimentaron condiciones económicas desproporcionadamente más difíciles durante el cuarto trimestre de 2018 que sus pares más grandes con más de 100 empleados. Esto refuerza el entendimiento común de que las empresas más pequeñas a menudo tienen menos opciones cuando maniobran a través de condiciones comerciales más desafiantes y son, por lo tanto, más sensibles al cambio económico.