• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
05/09/2016 | 2 MINUTOS DE LECTURA

Las certificaciones de calidad en la industria aeroespacial

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

En los próximos años se vaticina un crecimiento constante de la industria aeroespacial.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Muchas empresas mexicanas están mirando hacia la industria aeroespacial. Si bien muchas de ellas son talleres de subcontratación que fabrican componentes para otras industrias como la automotriz o petrolera, buscan nuevos negocios en el creciente sector aeronáutico. Para ello, el primer paso es certificarse en los estándares de manufactura que exige la industria aeroespacial.

La primera certificación que deben obtener es la AS 9100. La 9100 es una norma de sistema de gestión de la calidad desarrollada por el Grupo Internacional de Calidad Aeroespacial, y está basada en la norma ISO 9001 con requisitos adicionales e interpretaciones específicas para la industria aeroespacial y de defensa. La norma AS 9100 tiene asociadas algunas normas, como la 9110, diseñada para la reparación y reacondicionamiento de las organizaciones, y la norma 9120, diseñada para los accionistas de distribución. La norma 9100 fue publicada en el continente americano como “AS 9100”, en Europa como “EN 9100”, y en Asia  y el Pacífico como “JIS Q 9100”.

Básicamente, esta norma exige prácticas acordadas y reconocidas internacionalmente para la gestión de la calidad de los sectores de la aviación, espacio y defensa. Estos son los beneficios más importantes que se obtienen al ser certificado: registro de la empresa certificada en la base de datos internacional OASIS (Aerospace Supplier Information System Database); lenguaje común para tratar con clientes empresariales y proveedores en todo el mundo; aumento de la eficiencia y la eficacia; modelo para la mejora continua y sistemática de la calidad; modelo para la entrega de excelencia a los clientes y otras partes interesadas.

Actualmente, las oportunidades de inversión para la industria aeroespacial en México se centran en completar el ciclo terminal de una aeronave, así como atraer pequeños y medianos proveedores que ya estén asignados a programas específicos.

Por ello, la industria aeroespacial ha venido creciendo de manera importante en la última década en Mexico. En los últimos tres años ha venido observando crecimientos superiores a 15% al año. De hecho, el país ya es el sexto proveedor de la industria aeroespacial de Estados Unidos, y la participación de la industria aeroespacial en el Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero representa actualmente el 0.66%. El nivel de exportaciones ha registrado un crecimiento mayor a 17% en promedio anual durante el período 2004-2014 y, en el 2015, alcanzó un monto de 7, 500 millones de dólares, según la Secretaria de Economía.

Actualmente, existen más de 325 empresas del sector, entre OEMs y subcontratistas. La mayor parte de estas empresas cuenta con certificaciones NADCAP y AS 9100 y están localizadas, principalmente, en cinco entidades federativas: Baja California, Chihuahua, Nuevo León, Querétaro y Sonora, empleando a más de 45,000 profesionales.               

En los próximos años se vaticina un crecimiento constante de la industria. Según estimaciones del Programa Estratégico de la Industria Aeroespacial 2010-2020, coordinado por la Secretaría de Economía, se espera que la industria aeroespacial logre exportaciones por 12,267 millones de dólares para 2021, con un crecimiento medio anual de 14%.

Viendo todas estas cifras, uno entiende el por qué muchos talleres metalmecánicos están concentrando sus energías en esta industria. He conocido el caso de varias empresas mexicanas que actualmente son proveedores de la industria agrícola, automotriz y petrolera, pero que tienen como objetivo próximo convertirse en proveedores de la industria aeroespacial. Todas ellas ya han dado el primer paso obteniendo la certificación AS 9100.

Recursos