• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
10/03/2015 | 2 MINUTOS DE LECTURA

La industria aeroespacial en México: Despegando a nuevos horizontes

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La industria aeroespacial en México es una industria relativamente joven. A pesar de que hace más de tres décadas existían en el país empresas que se dedicaban a generar productos o servicios para la industria, podemos considerar que es a partir de la década del 2000 cuando el sector comienza a tener un desarrollo sectorial.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Contar con la oportunidad de expresar ideas acerca de un tema apasionante es objeto de gran satisfacción, pero a la vez es un gran reto por la dificultad de plantear con objetividad, lo que la industria aeroespacial representa y, más importante aún, lo que puede representar para el desarrollo de México.


La industria aeroespacial en México es una industria relativamente joven. A pesar de que hace más de tres décadas existían en el país empresas que se dedicaban a generar productos o servicios para la industria (sobre todo en los estados del norte del país como Baja California y Chihuahua), podemos considerar que es a partir de la década del 2000 cuando el sector comienza a tener un desarrollo sectorial.

Este hito se establece cuando algunas compañías de manufactura de equipo original (OEMs) como Bombardier, Cessna, Gulfstream, Eurocopter (actualmente Airbus Helicopters), MD Helicopters, Bell Helicopters, por mencionar algunas, decidieron voltear a ver a nuestro país como una alternativa de manufactura para sus operaciones mundiales. Esta tendencia de los grandes productores obedece al crecimiento sostenido que experimenta el sector y las expectativas a futuro en la demanda de necesidades en el transporte áereo de pasajeros y carga.

A este respecto podemos comentar que en los próximos 20 años se esperan crecimientos del 5% anual en la demanda de aeronaves comerciales. Si a este hecho le aunamos la órdenes pendientes, que en algunos casos tienen tiempos de entrega de hasta 7 años, es evidente que los productores tienen una gran necesidad de aumentar sus capacidades productivas. En este contexto, México juega un papel fundamental debido a su gran tradición de manufactura y su cercanía a uno de los mercados más importantes para la industria: Norteamérica.


México se ha convertido en los últimos 5 años en uno de los principales receptores de atracción extranjera directa en el sector aeroespacial a nivel global. En los últimos 10 años nuestro país ha registrado incrementos en sus exportaciones aeroespaciales de aproximadamente 18% anual promedio para contar con un volumen de exportación estimado al 2014 de alrededor de 6400 millones de dólares.

Lo anterior son excelentes noticias para México pero, además, nuestra balanza comercial en el sector, es decir la diferencia entre las exportaciones e importaciones, resulta superavitaria a favor de México con crecimientos en esos mismo 10 años a tasas cercanas al 37% anual promedio. Esto significa que México no solamente incrementa su volumen de exportación en el sector sino que además cada año exporta mucho más contenido nacional en esas exportaciones.


Estas sin duda son excelentes noticias para los mexicanos, ya que las expectativas a futuro, considerando el estado que guarda el mercado mundial, son de crecimientos continuos. Sin embargo, México a su vez tiene dos grandes retos para consolidar esta importante industria. El primero es integrar por completo en territorio nacional la cadena de proveeduría necesaria para no interrumpir los procesos productivos en nuestro país. Y, el segundo, lograr que nuestro sistema de educación tecnológica pueda mantener el paso que hasta ahora ha venido planteando la industria en cuanto a desarrollo de talento se refiere. Este último factor es el que le dará sustento al desarrollo futuro de esta industria en México.
 

Recursos