• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
03/09/2018 | 3 MINUTOS DE LECTURA

Ideas “esbeltas” para talleres

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Un taller metalmecánico y una planta de ensamblaje no deben esperar los mismos beneficios “lean” con las mismas herramientas. 

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La manufactura esbelta, tal como se practica tradicionalmente, es beneficiosa para los talleres metalmecánicos, pero el alcance de su beneficio puede ser limitado. El sistema de producción de Toyota en el que se basa la manufactura esbelta fue diseñado para plantas de ensamblaje que producen automóviles en grandes volúmenes. Mientras que una planta de ensamblaje se enfoca en la producción de mezcla baja y alto volumen, un taller metalmecánico típico se enfoca en la producción de alto volumen y bajo volumen. En ese orden de ideas, un taller metalmecánico y una planta de ensamblaje no pueden esperar obtener los mismos beneficios lean con las mismas herramientas lean. 

Al respecto, el Dr. Shahrukh A. Irani, presidente y fundador de Lean and Flexible LLC, una empresa de consultoría que ofrece servicios de asesoramiento, capacitación e implementación basados en su experiencia en JobshopLean, describe las diferencias entre Las herramientas lean que se deben aplicar y Las herramientas lean que se deben evitar. Es así como el Dr. Shahrukh explica cómo muchos talleres metalmecánicos se han dado cuenta de las ventajas de implementar uno o más de estos métodos.

A continuación, enumero un resumen de las nuevas herramientas lean que se pueden aplicar a los talleres metalmecánicos dentro del concepto de manufactura esbelta:

Segmentar la mezcla del producto: La mayoría de los talleres eligen fabricar una amplia gama de productos que difieren en su respectivo volumen de producción anual, patrón de demanda y margen.

Racionalizar la mezcla de productos anualmente: Al final de cada año, se deben eliminar los productos que no generan ganancias. Muchas veces es conveniente evitar la producción de piezas difíciles y los clientes difíciles.

Dividir el taller en dos: una parte del taller dedicado a pedidos de productos que sean repetitivos o comunes y la otra parte del taller que se encargue de la manufactura de piezas de entrega rápida con recursos como la manufactura aditiva, automatización flexible, máquinas multitarea y centros de mecanizado con cambiadores de palets, que pueden producir cualquier pieza en una sola configuración, sin importar cuán pequeña sea la cantidad.

Procesos de no mecanizado en su proporción adecuada: las máquinas-herramienta CNC por sí solas no determinan el rendimiento y la rentabilidad de la entrega de un taller. Los procesos manuales como el aserrado y la inspección, y los procesos que no son de mecanizado, como tratamientos térmicos, la galvanoplastia, el recubrimiento y el lavado, a menudo son la causa principal de largos plazos de entrega.

Adquiera una máquina-herramienta multitarea: Las tasas de remoción de metales siguen siendo el principal factor en la elección de equipo en un taller. En lugar de obsesionarse con las tasas de remoción de metal y la utilización de la máquina, los talleres deberían recurrir a máquinas multifuncionales y sistemas que combinan operaciones consecutivas que actualmente se realizan en diferentes máquinas.

Estandarizar las rutinas dentro de las familias de piezas: se deben hacer todos los esfuerzos para rediseñar las rutas de todas las partes que se han agrupado en una familia en función de sus rutas similares dentro del proceso en el taller.

Cambiarse de hacer inventario a hacer una programación de pedidos: la programación de cada día puede incluir trabajos con una combinación diferente de fechas de entrega, tamaños de lotes, cantidad de operaciones y tiempos de ejecución de configuración. Independientemente de todas estas diferencias, es importante que el horario diario del taller cargue todos los centros de trabajo con trabajos con una carga que no exceda las limitaciones de capacidad disponibles.

La conclusión es que los talleres no solo deben aplicar aquellas herramientas asociadas con la manufactura esbelta, sino también tener en cuenta otros enfoques que les pueden ayudar a utilizar mejor sus recursos y ser mas productivos.

Recursos