• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
01/06/2016 | 3 MINUTOS DE LECTURA

La necesidad de capacitación

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Los fabricantes de moldes están dispuestos a pagar bien por personal calificado.

Cada vez es más recurrente escuchar en los foros del sector la necesidad que hay en México de capacitar a los ingenieros en la parte técnica-práctica o de formar más técnicos especializados en procesos concretos que demanda la industria.

Se dice que en una planta por cada 50 empleados se necesitan 8 ingenieros. Es una realidad: la manufactura en México se está volviendo más calificada y se necesitan más ingenieros en el piso del taller, pero que conozcan de los procesos CNC y de mecanizado. Algunos plantean que se necesitan carreras tecnológicas que ofrezcan la modalidad de Estados Unidos: cuatro años estudiando, pero trabajando en talleres metalmecánicos.

En el Seminario Magno de Moldes, organizado por Makino en agosto del año pasado, fueron invitados cuatro directores de universidades de Querétaro y del Estado de México y una de las cosas que se les sugirió en el foro es que en México la educación de Ciencias Exactas debería ser dual: tres días trabajando y tres días en la escuela. Sin embargo, todavía hay mucha resistencia para trabajar con ese esquema y la idea no tuvo la mejor acogida por  parte de los representantes de las universidades.

Para que alguien sea experto en cavidades de moldes debe hacer, por lo menos, ocho años de práctica.  Y en México todavía se pretende formar especialistas en moldes con programas cortos de capacitación. En el Seminario Magno de Moldes de 2016 surgió una iniciativa: recibir estudiantes o técnicos en el formato de salarios mínimos para hacer prácticas profesionales. El proyecto es que 30 miembros de la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles (AMMMT) los reciban en sus talleres y que aprendan, por lo menos, lo básico en moldes. De esa manera, a un año la asociación puede crear una disponibilidad  de, por lo menos, 60 técnicos en temas fundamentales: cómo funciona, cómo se fabrica y cómo se ajusta un molde. Es una iniciativa que tendría que ir tomando una condición más formal para ver cómo se puede hacer a largo plazo, y la AMMMT está en esa labor.

Otra iniciativa de la AMMMT es que se puedan recibir estudiantes en algunas empresas para que vayan a un entrenamiento particular, y la asociación puede crear ese espacio, de manera que esas mismas personas sean contratadas por los miembros de la asociación o para ofrecerlos al mercado, generando así un legado en el tema de tecnología y manufactura.

Hay un caso muy diciente de lo que sucedió en Estados Unidos y que aplica para México. A comienzos de la década del 2000 la industria de moldes y herramental de Estados Unidos migró, en buena medida, a China (especialmente la región del Medio Oeste). Luego, entre 2009-2010, empieza la recuperación del sector, impulsado especialmente por la industria médica. Sin embargo, para esa época ya no tenían gente capacitada en moldes porque muchas de las empresas se dedicaron a otras actividades del sector metalmecánico y se presentó una escasez de gente que supiera hacer moldes.

Es claro que el principal reto de las empresas establecidas en México es el talento. Por ello, el tema de la capacitación es clave y hay que apoyar las instituciones educativas que han estado abiertas a la capacitación técnica de los ingenieros, como el Instituto Queretano de Moldes y Herramentales y la Unidad de Negocios del Tec de Aguascalientes. En ambos casos, ellos están organizando diplomados para especialización de fabricación de moldes y troqueles. Lo ideal sería que las universidades pusieran a hacer prácticas a los estudiantes durante la carrera, ojalá de manera alterna y equitativa entre teoría y práctica, que permita generar una inercia de oportunidades de trabajo. Según la AMMMT, el mercado laboral para la manufactura de moldes en México puede ser de 25,000 empleos. Y los fabricantes de moldes están dispuestos a pagar bien por personal calificado. 

CONTENIDO RELACIONADO

Temas relacionados

Recursos