• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
28/05/2015 | 3 MINUTOS DE LECTURA

Formación y liderazgo

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

No solo el talento es importante para ser exitoso desarrollando cualquier labor, es la conclusión a la que llegan varios estudios sobre el talento de las personas aplicado al trabajo.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

No solo el talento es importante para ser exitoso desarrollando cualquier labor, es la conclusión a la que llegan varios estudios sobre el talento de las personas aplicado al trabajo. El talento es clave, pero no es el único factor que permite que una persona se destaque en cualquier área profesional. No basta con saber que se es talentoso o se tiene habilidad para algo. En el caso del sector manufacturero se necesitan varias cosas más: capacitación, tutoría (alguien que vea lo que estamos haciendo para saber nuestras fortalezas o debilidades), enseñanza personalizada y alta repetitividad.  Esas son las conclusiones de la conferencia-taller sobre el talento enfocado en la industria, presentado durante el pasado Congreso Internacional de la Industria Automotriz en México, realizado el pasado mes de abril.


Entre algunos de los consejos expuestos en la conferencia para poner en práctica en las plantas de producción y así lograr un constante mejoramiento del capital humano están: el mejoramiento de las habilidades de los empleados; la expansión del ámbito y el alcance de las actividades laborales, tener un coach que pueda ver las áreas de oportunidades o fallas. Por supuesto, debe haber una buena disposición por parte del personal que está recibiendo determinada capacitación en la empresa y eso se consigue con el desarrollo de actividades para mejorar el desempeño, la práctica de rutinas en la planta, la retroalimentación del trabajo que cada operario desarrolla y un esfuerzo mental del empleado.


La conclusión más relevante sobre el talento es que todos lo tenemos de manera natural, sin embargo, la habilidad solo se desarrolla con horas y horas de entrenamiento. Por ello, surge una pregunta que se deben hacer los dueños de talleres y directores de planta: ¿Qué estoy haciendo para mejorar la formación de mis operarios e ingenieros?
Al respecto, la firma Mercier realiza anualmente un estudio entre más de 200 compañías latinoamericanas llamado “Mejores Prácticas de Liderazgo”, cuyo propósito es hacer conscientes a la empresas sobre el crecimiento de las organizaciones cuando se mejora el talento de liderazgo. El programa de investigación reveló que las corporaciones en América Latina están adoptando prácticas efectivas para consolidar el talento de liderazgo. Sin embargo, existen fallas críticas en las empresas que impiden desarrollar líderes. Qué deben hacer para mejorar: planificar y prepararse para la próxima generación de líderes; identificar con eficacia quiénes están preparados para el próximo movimiento o posición dentro de su línea de liderazgo; encontrar la capacidad de un líder que cree estrategias (esta última, identificada como una de las competencias más importantes para el éxito del liderazgo).


Según el estudio, si bien las empresas son conscientes de que el desarrollo de líderes debe ocupar el primer lugar en sus agendas, en la realidad no lo aplican, con pretextos como la falta de tiempo y de recursos. Un dato contundente al respecto es que sólo el 19% de las empresas encuestadas cuenta con sucesores preparados para asumir las posiciones críticas del liderazgo. El estudio también indica que para contar con mejores prácticas de liderazgo las empresas deben llevar a cabo un proceso integrado por cuatro elementos: estrategia (para definir los requerimientos de liderazgo); evaluación (para diagnosticar las fortalezas de los líderes); desarrollo de capacidades de liderazgo, y sucesión, que se refiere a la gestión del flujo de talento.


Muchas veces las empresas manufactureras se enfocan, primordialmente, en la cotidianidad de la producción, dejando de lado un tema tan importante como el desarrollo de las capacidades de sus empleados. Preocuparse más por el desarrollo de habilidades y talentos puede garantizar un desarrollo sostenible del negocio hacia el futuro, ya que están capacitando personal que permite una producción más rentable y eficiente y, por otra parte, están formando el capital humano que en un futuro tomará las riendas de la producción y de la dirección de la empresa.
 

Recursos