• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
25/09/2015 | 2 MINUTOS DE LECTURA

El capital humano en la industria automotriz

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

El gran reto es tener gente suficiente y bien capacitada en especialidades de técnicos.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Mucho hemos hablado del agradecimiento de la industria automotriz en México en los últimos años y del próximo avenir con la nueva puesta en producción de armadoras como Audi, BMW, Mercedes-Benz/Infiniti, Kia Motors y Toyota. Sin embargo, en esta ocasión queremos hablar sobre uno de los temas coyunturales de esta industria en nuestro país y me refiero al capital humano.

Esta más que claro que el actual índice de empleo en la industria automotriz es alto y creciente, donde sólo en la de autopartes se emplearon 700,000 personas, y que para 2020 llegaremos a 800,000.

Sin embargo, se nos presenta un gran reto: tener gente suficiente y bien capacitada en especialidades de técnicos e ingenieros para poder abrir las necesidades de los próximos cinco años.

Contamos con la suerte que en México tenemos, gracias al bono demográfico, una proporción importante de jóvenes entre 18 y 30 años que son “materia prima” para educarlos en las necesidades de nuestra industria. Por ejemplo, es una realidad que uno de cada cuatro egresados en México son de una carrera de ingeniería, una proporción realmente maravillosa para nuestra industria. Entonces nos preguntamos: ¿dónde está el problema? Sin duda, en la calidad de la instrucción con la que egresan los técnicos e ingenieros de nuestras instituciones, tanto públicas como privadas.

Es una realidad que las empresas automotrices en México deben de dar instrucción a sus nuevos empleados, de 6 a 18 meses, lo que conlleva un costo muy importante para las empresas.  Uno de los problemas de todo esto es que existen empresas que, sin tener programas de capacitación propia, buscan abrir sus vacantes con gente ya entrenada, de otras empresas vecinas, con el llamado “pirateo” de gente que ofrece mejores remuneraciones o prestaciones, provocando con esto un encarecimiento de las operaciones y, en consecuencia hacia el futuro, la pérdida de competitividad del país.

El gobierno federal a través del Consejo Nacional de Productividad ha designado a la industria de autopartes como prioritaria del país para nuestro desarrollo. Dentro de la industria automotriz los dos aspectos más importantes por desarrollar son el de capacitación del recurso humano y el de disponibilidad de financiamiento.

Este trabajo que se inicia mediante este consejo incluye un trabajo conjunto entre representantes de la industria automotriz terminal, la industria de autopartes, las instituciones educativas de México como  UNAM, Politécnico Nacional, Conalep, Tecnológico de Monterrey, entre otros, además de organizaciones del gobierno federal, entre ellos la Secretaria de Educación Pública, Secretaría de Hacienda y Crédito Publico y Secretaría de Economía.

Está claro que este tema no se resolverá en un periodo corto de tiempo, por ello, deberemos mejorar el contenido de instrucción de las carreras técnicas en nuestro país. Esta es una función de diez años, que debimos empezar hace ese tiempo para estar listos hoy. Pero la realidad es que no fue así y ahora nos debemos enfocar en realizar este esfuerzo para mejorar nuestro futuro a mediano y largo plazo.

Recursos