• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
03/07/2019 | 5 MINUTOS DE LECTURA

Vending machines para herramientas, recubrimientos y digitalización: los avances de Walter

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Detectar las tendencias tecnológicas a tiempo e innovar constantemente en búsqueda de recubrimientos y en el tratamiento de los materiales de corte, son algunas de las claves que le han permitido a Walter AG celebrar un siglo de historia.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Para una empresa como Walter Tools, que lleva cien años de presencia en el sector, hacer un recuento de lo que han sido sus últimos cinco años haciendo negocios en territorio mexicano es todo un reto. En cuanto al mercado, Eduardo Fierros, Director de Walter Tools en México, no duda en afirmar que ha sido un periodo muy productivo, con un importante dinamismo en la industria, y con cada vez más inversión llegando a la región del Bajío. “En ese sentido hay mucho mercado en máquinas y herramientas, y las condiciones también han cambiado. Hay más demanda, pero también precios más bajos definitivamente”.

Al trasladarse al campo de desarrollos tecnológicos la respuesta se complica. No solo porque, según sus propias estadísticas, Walter Tools lanza al mercado más de 2,500 artículos nuevos de su gama de herramientas estándar y más del 35% de los productos que comercializa tienen menos de cinco años de antigüedad, sino también porque la empresa ha diversificado su rango de alcance y lo que antes era la venta de herramientas de corte, ahora es un intrincado ecosistema que pasa por el desarrollo de recubrimientos avanzados para el mecanizado de materiales de alta resistencia, la identificación y codificación de estas herramientas, y el control digital de las mismas.

Eduardo Fierros identifica algunos cambios significativos. El primero de ellos es la evolución en las distintas combinaciones en sustratos para las herramientas de corte, lo que ha derivado en un incremento en la productividad de estas.

En algunos casos hemos llegado a demostrar entre 30% y 40% por arriba (en rendimiento y en vida útil de la herramienta) pero también mucho depende del material y de las condiciones de la máquina. A veces no podemos llevar a la herramienta hasta el tope, porque la máquina no tiene la potencia o no tiene la rigidez”, agrega Fierros.

La clave en este caso es la asesoría. “Te exigen tiempos ciclo de 7 minutos para mecanizar una pieza, y uno dice: está bien, sí se puede, pero vamos a ver: primero, ¿tu máquina tiene la potencia? porque nos ha pasado también que entra un cortador y se para porque no tiene el torque la máquina. Tienes que ponerle unas profundidades de corte pequeñas para la máquina vaya pudiendo, no el cortador, este puede con mucho más”, agrega.

La combinación de los sustratos es, en palabras de Eduardo Fierros, como hacer galletas: carburo de tungsteno, carburo de tántalo, entre otras. “Las recetas son en microgramos. Los sinterizan en ciertos grados y el proceso de sinterizado a lo mejor lo cambian. Luego la preparación del filo, si es horneado el filo, si es filo vivo o le hacen una protección de filo, que de tantas centésimas a cierto ángulo cambia. Es decir, todo empieza a cambiar, si quieres mejor acabado usa este, porque está más puntiagudo. Eso es el desarrollo de la tecnología”, añade.

El segundo cambio que identifica Eduardo Fierros es en materia de recubrimientos. Ya en 2001 Walter lanzó las primeras plaquitas de corte con recubrimiento bicolor Tiger·tec; y en 2017, la compañía presentó el material de corte Tiger·tec Gold, una nueva generación de plaquitas de corte. Estas están provistas de un recubrimiento CVD con una capa de TiAlN extremadamente resistente al desgaste. La capa, que se aplica mediante un método de baja presión de creación propia (ULP/CVD), reduce las formas de desgaste más habituales, como la abrasión, la deformación, las fisuras y la oxidación.

“Se han desarrollado algunos descubrimientos diferentes que sí dan más lubricación al corte y frenan el desgaste”, explica Fierros.

En cuanto a las herramientas en sí, hablando de barrenado, la nueva broca para barrenado profundo Titex viene ofreciendo muy buenos resultados tanto para aluminio como para fundición o acero. La empresa también lanzó recientemente unos nuevos end mills para la industria aeroespacial, hechos en cerámica, los cuales sirven para el mecanizado de materiales exóticos.

“En especiales, hemos sacado cortadores para cigüeñal, Line Boring Bars, que se le venden a Chrysler, por ejemplo. Les vendemos todo y con nuestras barras hacen el mecanizado de la bancada del cigüeñal, que es una de las operaciones más difíciles porque tienes que manejar una concentricidad en todas las bancadas a lo largo, lo que no es fácil”, comenta.

En materia de Industria 4.0 Walter ha trabajado en ponerles a las herramientas codificador de 3D para permitir la comunicación dentro del taller.

Estas herramientas de precisión se fabrican en modernas plantas ubicadas en los centros de producción de Walter. La planta más avanzada de la empresa se encuentra en Münsingen. Allí se elaboran las plaquitas de corte de metal duro, en un proceso que pasa por el prensado del metal en polvo, la sinterización y finalmente el rectificado y el acabado. Walter también realiza en sus propias instalaciones un proceso tan complejo como el recubrimiento (CVD/PVD).

A pesar de todos estos avances, Eduardo Fierros es enfático en asegurar que nada se compara con lo alcanzado por Walter Tools en materia de Industria 4.0. “Walter ha estado trabajando muy arduamente en ello. Empezaron desde hace 5 años a ponerles a las herramientas el codificador de 3D, y se empieza con toda la comunicación dentro del taller, la máquina, el software, el diseño, el CAD CAM, todo eso sí ha evolucionado y aquí ya hemos visto en México que cada vez más gente lo empieza a manejar, pero apenas empiezan. Todos aquellos que comenzaron a implementar robótica dentro de las líneas de producción son los que definitivamente han estado adquiriendo toda esa tecnología”.

Para identificación de herramientas, Walter ha estado desarrollando el sistema Tool Management, una vending machine especial para herramientas.

Para identificación de herramientas, Walter ha estado desarrollando el sistema Tool Management, una vending machine especial para herramientas.

Para identificación de herramientas, por ejemplo, Walter ha estado desarrollando el sistema Tool Management, una vending machine especial para herramientas, en la que los operadores designados pueden digitar un número, su operación, qué herramienta quieren y la máquina se abre automáticamente y entrega una o diez herramientas, según se haya especificado.

Ahí se manejan, y de ahí se puede comunicar a los sistemas que quieras. Descargas inventario, generas una requisición para reponer el inventario que tú ya pudiste sacar para producir, se comunica con la máquina, mediante esos códigos, sabes su durabilidad, su vida útil, cómo estuvo ajustada para no perder tiempo en los ajustes de la máquina. Todo eso sí ha avanzado definitivamente”, puntualiza Fierros.

En lo que respecta a la transformación digital, Walter también avanza a través de su Centro Tecnológico, un área de 5000 m² de superficie equipada con sistemas de procesamiento y comunicación en los que Walter desarrolla y ensaya secuencias y procesos de producción en condiciones reales. Toda la cadena de procesos, que cubre desde la planificación hasta el componente acabado, está interconectada de manera digital.

CONTENIDO RELACIONADO

  • Clasificación de herramientas estándar para una mejor comunicación de datos

    Los fabricantes de herramientas de corte han trabajado juntos para crear un formato de catálogo de herramientas genéricas que ayuda a vincular información de la herramienta de corte con aplicaciones que soportan la manufactura controlada por datos.

  • MMS México Live presentó las últimas tendencias del sector metalmecánico

    MMS México Live 2017 combinó conferencias magistrales y técnicas, tables tops y actividades de networking en un solo lugar, todo con el objetivo de que los participantes se actualizaran y tuvieran contacto con sus colegas y con especialistas del sector.

  • Cuando la rebaba realmente es un problema

    El área de proyectos de Fisher Controls en Toluca mejoró considerablemente el tiempo de ranurado profundo de un componente de válvula al elegir un rompeviruta adecuado que le solucionó la generación de rebaba que se producía al trabajar esta pieza, que además de ser un riesgo para el operador retrasaba los tiempos de producción.


Temas relacionados

Recursos