• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
31/05/2017 | 11 MINUTOS DE LECTURA

Oportunidades para el sector de moldes en México

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

El auge de las industrias automotriz y aeroespacial en México ha aumentado la demanda de moldes, troqueles y herramentales en el país. Asociaciones como la AMMMT y las empresas que la conforman, buscan incentivar la creación de compañías dedicadas a la manufactura de moldes.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

De acuerdo con el “Estudio de Prospectiva Tecnológica para la Manufactura de Troqueles y su Aplicación en el Contexto Nacional”, realizado para la Secretaría de Economía, México es uno de los países con mayor demanda de moldes, troqueles y herramentales para distintos sectores industriales.

“Las principales industrias que requieren de moldes, troqueles y herramentales incluyen la aeronáutica, automotriz y electrodomésticos; mientras que los procesos que demandan moldes, troqueles y herramentales son fundición de metales, inyección, extrusión y termoformado de polímeros, troquelado de lámina metálica, hidroformado de metal, extrusión de metales y forjado de metales”, refiere el estudio.

Datos del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (Denue) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que en el sub-rubro de Fabricación de Moldes industriales de metal (ubicado dentro del rubro Fabricación de maquinaria y equipo para la industria metalmecánica) existen un total de 242 unidades a la fecha, divididas de la siguiente manera:

  • Aguascalientes                 3
  • Baja California                 4
  • Coahuila                           21
  • Colima                              1
  • Chihuahua                        7
  • Ciudad de México            36
  • Durango                            1
  • Guanajuato                       40
  • Hidalgo                             5
  • Jalisco                               30
  • México                              23
  • Morelos                             2
  • Nuevo León                      25
  • Oaxaca                              1
  • Puebla                               10
  • Querétaro                          19
  • San Luis Potosí                 5
  • Sinaloa                              3
  • Sonora                               2
  • Tabasco                             1
  • Tamaulipas                        1
  • Veracruz                            1
  • Yucatán                             1

Sin embargo, de acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Economía se calcula que existen entre 1000 y 1500 empresas, aunque se trata de un número que no está corroborado por la falta de información del sector. La propia Secretaría señala que más del 90% de los moldes, troqueles y herramentales que se utilizan en la industria mexicana son importados, principalmente de Estados Unidos, Canadá, Corea del Sur, China, Japón y otros países, y el resto son provistos por fabricantes nacionales.

Un mercado con gran valor

De acuerdo con la Cadena de Proveedores de la Industria en México (CAPIM), se calcula que el valor del mercado de moldes, troqueles y herramentales en México rebasa los 8,000 millones de dólares, de los cuales, más de 7,200 millones de dólares se van a otros países.

El estudio mencionado para la Secretaría de Economía refiere que la principal problemática por la cual se observa este comportamiento en la industria es por la falta de promover la ingeniería de diseño y procesos de manufactura entre las empresas, y aunque se cuenta con los mejores ingenieros de mantenimiento del mundo, el área de desarrollo aún no se ubica entre las principales actividades que ofrece la industria mexicana.

“México se especializa principalmente en la producción de troqueles mediante máquinas manuales, tecnología menos aplicada en otros países ya que los costos de producción y tiempo son muy altos, lo que limita a las empresas a ser competidores activos en el sector”, detalla el estudio.

Añade que para el desarrollo de un troquel básico se requiere aproximadamente de un capital mínimo de 8,600 dólares, mientras que para el desarrollo de un troquel especializado la inversión puede rondar los 100,000 dólares, aproximadamente.

Una de la iniciativas, ante este escenario, es la impulsada por el Fondo Institucional de Fomento Regional para el Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación (FORDECYT), del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), con un proyecto para el desarrollo de las capacidades de investigación y desarrollo tecnológico mediante el fortalecimiento y creación de infraestructura especializada en moldes, troqueles y herramentales, especialmente para los sectores automotriz, autopartes, electrodoméstico y metalmecánico, puntualmente en la región centro-norte del país.

El FORDECYT detalla que, en el caso del sector metalmecánico, ProMéxico ha identificado oportunidades de desarrollo científico tecnológico en quince procesos y productos metalmecánicos demandados en la cadena de proveeduría de los sectores automotriz, autopartes, eléctrico, electrónica de consumo y electrodomésticos, así como en el sector aeronáutico en México. Entre los 8 procesos con mayor oportunidad de mercado se encuentran:

  1. Estampado (12,724 millones de dólares)
  2. Fundición (11,225 millones de dólares)
  3. Forja (10,291 millones de dólares)
  4. Mecanizados (8,969 millones de dólares)
  5. Inyección y extrusión de plástico (6,796 millones de dólares)
  6. Tratamientos térmicos (1,450 millones de dólares)
  7. Tratamientos superficiales (2,305 millones de dólares)
  8. Moldes, troqueles y herramentales (4,131 millones de dólares)

Puntualmente en el caso del último punto, el Fondo describe una necesidad de impulsar la oferta nacional de moldes, troqueles y herramentales mediante la creación de infraestructura, desarrollo de conocimientos e intercambio de experiencias con el sector productivo para el diseño, prueba y construcción de los mismos, en particular de los que requieren mayores dimensiones y complejidad.

“Esta situación se observa de manera acentuada en la región centro-norte del país, ya que a pesar de la llegada de grandes armadoras y manufactureras de equipo original (OEM) en los sectores automotriz, autopartes, metalmecánico, electrodoméstico y aeronáutico, su impacto no ha sido el esperado debido a que se mantienen altos niveles de importación de partes provenientes de proveedores Tier 1 y Tier 2, siendo marginal la participación de las empresas nacionales”, explica el documento.

Para revertir el contexto, el “Estudio de Prospectiva Tecnológica para la Manufactura de Troqueles y su Aplicación en el Contexto Nacional” refiere como necesario que gobierno, instituciones educativas y empresas trabajen de manera conjunta, enfoquen sus esfuerzos en la innovación de nuevos procesos de fabricación, impulsen y creen nuevos centros de diseño que den experiencia y nuevos conocimientos a la industria para el desarrollo de tecnología de punta.

“Si se llevan a cabo las medidas necesarias para el impulso e intercambio de tecnologías, se proyecta que las industrias de moldes, troqueles y herramentales en México para el periodo 2015-2020 se estará especializando totalmente en el uso y manejo de centros de mecanizado así como de CNC, reemplazando las máquinas manuales de la empresas mexicanas”, indica el estudio.

Asimismo, añade que es fundamental seguir atrayendo inversiones de los sectores automotriz, aeronáutico y electrodoméstico, debido a que esto fortalecerá e incentivará a la industria de moldes, troqueles y herramentales, por la demanda de productos y procesos que son básicos en la cadena productiva. 

“Las empresas actuales y nuevas, tanto locales como extranjeras, deben cumplir satisfactoriamente con los requerimientos a corto y mediano plazo si quieren mantener su permanencia. Su enfoque debe ser en mantener altos niveles de calidad, tiempos de entrega, servicio al cliente y estrategias de reducción de costos, que la industria a nivel mundial demanda”, puntualiza el documento.

También recomienda reforzar la inversión en infraestructura y capacitación especializada a través de la conformación de clústeres en el sector metalmecánico que atiendan a otras industrias (automotriz, aeronáutico y electrodomésticos).

Finalmente, el estudio señala que con el desarrollo de la capacidad de proveeduría, mejores técnicas de diseño y fabricación, así como tecnología de vanguardia, se proyecta que para el periodo 2015-2020 se pase de 10% de proveeduría nacional de moldes, troqueles y herramentales a 40%.

La industria y los industriales

En México, uno de los máximos organismos industriales es la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), cuyo sector de las Industrias de Bienes de Capital cuenta con una rama dedicada a la Fabricantes de Moldes, Troqueles, Dispositivos y Modelos para Fundición, que incluye desde pequeños talleres que diseñan máquinas sencillas y herramientas hasta grandes industrias que desarrollan ingeniería y procesos de alta tecnología.

Además de Canacintra, existen otros organismos y asociaciones que se han consolidado en los últimos años con el objetivo de seguir desarrollando a la industria de moldes. Por ejemplo, en Sonora se creó recientemente el Centro de Innovación Industrial en Herramentales el cual se especializa en moldes y troqueles, y está ubicado en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Hermosillo (ITH).

Para su desarrollo se realizó una inversión de más diez millones de pesos, y contará con el apoyo de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Sonora Norte y la delegación Hermosillo de la Cámara Nacional la Industria de la Transformación (Canacintra).

De igual manera, en Querétaro cada vez está más consolidada la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles (AMMMT), cuyo objetivo es apoyar a los fabricantes de moldes, además de promover el sector de producción local debido al gran mercado potencial que existe en México.

También en Querétaro se ubica el Instituto Queretano de Moldes y Herramentales, el cual fue creado por la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Querétaro, la Canacintra delegación Querétaro, la Universidad Tecnológica de Querétaro (UTEQ) y algunas empresas de la región.

De igual manera, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) indicó que se tiene contemplada la creación de un centro de investigación sobre moldes y troqueles en San Luis Potosí. Asimismo, en el estado de Hidalgo, la Canacintra propuso la creación de un clúster de moldes y troqueles, principalmente por la vocación metalmecánica del estado, proyecto que se mantiene en ciernes.

En opinión de Rogelio Castelo, Gerente de Ventas de Maquinaria de Abremaq, el sector de moldes en México está en un punto donde los fabricantes están animándose a mejorar la tecnología: “hay muchas empresas que vienen haciendo ese tipo de trabajo, como lo venían haciendo hace 50 años y lo quieren seguir haciendo igual; sin embargo, últimamente ya hay la inquietud de empezar a innovar en tecnología. Es decir, se están empezando a animar a invertir para esos procesos”.

Por su parte, Luis A. Portales, Ingeniero de Servicio de Prometal, dijo que México desde hace 10 años está en un nivel muy competitivo. “Antes se mandaban a hacer los moldes a Canadá, Portugal, Italia, Brasil, pero hoy existen fabricantes de moldes muy buenos, que están compitiendo con los grandes en calidad y tiempo de entrega”.

Agregó que también se puede competir en costos, “porque un molde en Portugal puede valer entre 70,000 y 80,000 euros, y el tiempo de entrega de dos a tres meses, y hacerlo en México costará 30,000 o 40,000 dólares y en un mes de tiempo de entrega aproximadamente”.

A su vez, Mariano Conde, Director de Marketing de Grupo Hi-Tec, precisó que en materia de moldes y troqueles hay un potencial muy grande en el país, y que si bien es un mercado complejo ya existen varios clientes en México que están al nivel de fabricantes de Portugal, Italia, Alemania. “México tiene la tecnología y la mano de obra como para, sin duda, ser muy importante en el sector de moldes”.

Para Jorge Armando Olvera, Director del Grupo Simaq, es necesario invertir en capacitar a la gente, para poder incursionar en este tipo de trabajo y poder garantizar que las piezas tendrán la calidad. “Los clientes quieren que haya proveedores en México, porque mercado hay mucho, pero no tenemos la calidad que nos están pidiendo. Y para poder tenerlo tenemos que cumplir con varios aspectos, por ello es necesario invertir en todos los niveles”.

Manufactura aditiva

De acuerdo con el director de Ingeniería de Superficies del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi), Juan Manuel Alvarado, dicho organismo desarrolla tecnologías, nuevos escenarios y establece sinergias enfocadas en la implementación de manufactura aditiva para la modificación de superficies de máquinas, herramientas y el reúso de componentes para la industria.

“La manufactura a nivel mundial está migrando a procesos en los cuales se adoptan nuevos materiales y tecnologías en los procesos productivos para mejorar el impacto social, económico y ambiental. Existen dos procesos importantes, que son la manufactura avanzada y la manufactura aditiva”, detalló.

Agregó que la manufactura aditiva es bastante versátil y permite dar la libertad a los diseñadores de crear geometrías más complejas, reduce la cantidad de material a producir y, por ende, el impacto ambiental; da mayor eficiencia en la producción y genera un ahorro, por lo que es de gran interés hoy en día para la industria.

“En los últimos años, el total de los ingresos percibidos por ese tipo de tecnología en el sector servicios y de productos va creciendo de manera exponencial; en el ámbito científico y tecnológico, la otorgación de patentes licenciadas y la producción científica están en aumento”, explicó.

Ante este escenario, el especialista anunció que será inaugurado el Laboratorio de Investigación, Desarrollo e Innovación de Ingeniería de Superficies y Manufactura Aditiva, el cual tendrá dos líneas principales: la ingeniería de superficies para diferentes tipos de procesos de desgaste, alta temperatura, protección ambiental; y la manufactura aditiva, que implica reparación, fabricación y rehabilitación de partes y componentes para la industria en general.

“Las industrias usuarias de este tipo de tecnología ya están identificadas, algunas de ellas son socias tecnológicas o comerciales del Cidesi y están ubicadas en las áreas metalmecánica, automotriz, aeroespacial, minera y petrolera. Con la adopción de estas tecnologías buscamos impactar en los procesos industriales que hoy en día ya se llevan a cabo, esto incluye la remanufactura y diseño de moldes, troqueles y herramentales y poder diseñar nuevos productos y procesos orientados a su reparación a través de estos sistemas. Esto nos brindará la oportunidad de poder inferir en la reparación de muchos componentes que actualmente se mandan a Estados Unidos para esos procesos”, finalizó.

CONTENIDO RELACIONADO


Recursos