MMS México Live presentó las últimas tendencias del sector metalmecánico

MMS México Live 2017 combinó conferencias magistrales y técnicas, tables tops y actividades de networking en un solo lugar, todo con el objetivo de que los participantes se actualizaran y tuvieran contacto con sus colegas y con especialistas del sector.

El hotel Misión Juriquilla en Querétaro fue el escenario de la primera edición de MMS México Live 2017: Últimas Tendencias del Sector Metalmecánico, evento que durante dos jornadas presentó las más recientes novedades tecnológicas de la industria en mecanizado, herramientas de corte, sistemas de sujeción, automatización, software CAD/CAM, metrología, manufactura aditiva, MT Connect y tendencias del mercado.

MMS México Live 2017 combinó conferencias magistrales y técnicas, tables tops y actividades de networking en un solo lugar, todo con el objetivo de que los participantes se actualizaran y tuvieran contacto con sus colegas y con especialistas del sector.

Industria 4.0

Uno de los temas clave del evento –que se abordó desde distintas perspectivas– fue el de Industria 4.0, donde el Ing. Carlos G. Mortera, Director Internacional de AMT para América Latina (The Association For Manufacturing Technology), habló sobre el futuro de la manufactura con las tendencias de dicho concepto.

“México es un gran consumidor de tecnología para la manufactura que se utiliza en el segmento metalmecánico, más de 2,000 millones de dólares entran a producción en México cada año. Y, afortunadamente, la industria 4.0 esta siendo muy bien adoptada por la mayoría de las empresas y las organizaciones que buscan productividad y buscan empujar el desarrollo de las capacidades de manufactura y la versatilidad de las operaciones”, indicó el especialista.

Refirió que existen tres vertientes de la industria 4.0:

  • Interoperabilidad: Aprovechando el big data, siendo una de las corrientes más seguidas e implementadas por muchas empresas de tamaño mediano y, consecuentemente, empresas grandes en México.
  • Automatización: Orientada hacia la rentabilidad de las operaciones de manufactura que se establecen en México.
  • Aditiva: Hoy todavía se relaciona más con la parte de prototipos, esperando el desarrollo de materiales y procesos, por lo que será la tercera ola dentro de la industria 4.0.

“Los principales retos del sector industrial mexicano para la adopción de las tendencias tecnológicas relacionadas con la industria 4.0 tienen que ver con el talento y el desarrollo de las capacidades y el conocimiento de cómo implementarlas”, indicó Mortera.

Indicó que organizaciones como Modern Machine Shop México o la AMT funcionan como puentes de conocimiento y catalizadores a la industria, que permiten que todo ese conocimiento se maneje de una manera más coloquial y accesible para que todos los desarrolladores y gerentes de manufactura, de mantenimiento y los empresarios, de manera que tengan como pasar ese puente y encontrar las mejores soluciones que les van a permitir mejorar la productividad y la rentabilidad.

“La industria de la transformación en México tiene ya 6 años de éxitos reportados, y si sumamos el volumen de facturación de bienes manufacturados en México contra la suma de los bienes exportados del resto de las economías latinoamericanas, la producción mexicana es mayor que la suma de economías como Chile, Argentina, Brasil o Colombia, por lo cual es una vocación de muchos años”, refirió.

En este sentido, el Ing. Juan Gutiérrez, director del Programa Ejecutivo en Gartner México para Latinoamérica, habló sobre cómo hacer que la Industria 4.0 y el arte del smart factory sean una realidad para las organizaciones.

“En la industria metalmecánica hay un nuevo paradigma que se le conoce como Industria 4.0, la cual está fundamentada en el Internet de las Cosas y tiene conceptos asociados como inteligencia artificial, robots y drones, e impresión 3D. Todo esto hace una disrupción tremenda a nivel de planta, porque está cambiando la forma de hacer los procesos, la manera de integrar las cosas. La manera inclusive de trabajar entre humanos y máquinas”, indicó el ingeniero Gutiérrez.

Explicó que todo esto en su contexto está generando normas a las que se están apegando diferentes organizaciones o empresas. “Sin embargo, hay una confusión, porque la parte de Industria 4.0 nace de Alemania, pero en Estados Unidos y otras partes del mundo se habla de otros tipos de consorcios, lo cual genera confusión en las organizaciones”.

El especialista señaló que una de las recomendaciones es verlo como una mejor práctica y adoptar de cada uno de ellos lo que más convenga a la cultura de la organización. Añadió que todo esto se combina con la evolución que hay en las organizaciones (en las fábricas), porque empieza a surgir una nueva cultura que es la parte de IoT, la cual debe empezar a colaborar con la parte de OT.

“Es decir, tienes un modo 1, que es el modo tradicional OT, y se tendría que combinar con el modo innovador que es modo más acelerador, que es IoT. Entonces. trabajar en la cultura de tu organización para permear este tipo de conceptos es una de las principales claves”, refirió.

El otro aspecto por resaltar –añadió— es el tema de la seguridad. Se trata de la principal preocupación que existe a nivel mundial, a nivel de manufactura, y es lo que detiene las iniciativas IoT o iniciativas de industria 4.0.

“Esto se da sobre todo por falta de estándares, pero más allá de los estándares es la capacitación, generar personal que esté preparado para solventar estos dos mundos, desde una perspectiva que evite fugas de información y comprometer a la organización a nivel de su imagen, de su calidad, de su credibilidad, ante el resto del mundo”, puntualizó.

Industria automotriz

Otro de los temas clave del evento fue el relacionado con la industria automotriz, donde el Ing. Ramón Álvarez, Director Adjunto en la Industria Nacional de Autopartes (INA), dio un panorama del sector, incluyendo producción de automóviles ligeros, camiones y tractocamiones, así como de las autopartes.

“En México, tenemos alrededor de 600 Tier 1 para dar servicios a los 13 OEMs que tenemos instaladas en México (de automóviles ligeros y todos los camiones y tractocamiones). También tenemos una muy buena cantidad de proveedores de segundo nivel, pero de tercer nivel muy pocos desafortunadamente”, indicó.

El ingeniero Álvarez señaló que México es el séptimo productor de autos a nivel mundial y el cuarto exportador, donde casi el 80% de la producción de autos va para Estados Unidos.

“México ha firmado 14 acuerdos de libre comercio con 46 países que exceden las exportaciones de 2.5 millones de vehículos al año y 65,000 millones de dólares en autopartes. Además, la Inversión Extranjera Directa en el sector automotriz ascendió a 5,000 millones de dólares durante 2016, lo que representa una disminución de 19% en comparación con 2015”, refirió el especialista.

Agregó que, en 2016, México fue el sexto mayor productor de autopartes con un valor de 80,000 millones de dólares, y señaló que la ubicación de los principales fabricantes de autopartes en el mundo fortalece la cadena de producción mexicana.

Cabe señalar que en materia de producción de autopartes, la frontera norte representa el 52.8%, incluyendo a estados como Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas; en tanto que la Zona del Bajío representa el 29.1%, incluyendo a estados como Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí, Aguascalientes y Jalisco.

El ingeniero Álvarez refirió que las principales autopartes que exporta México incluyen arneses y cables, asientos para vehículos y sus partes, motores y sus partes, ejes diferenciales y sus partes, piezas estampadas y accesorios de carrocerías, cajas de cambios y sus partes, bolsas de aire y sus partes, mecanismos de frenos, dispositivos para aire acondicionado y piezas de automóviles seleccionadas.

En tanto que, las principales autopartes que importa México son componentes para arneses, piezas estampadas y accesorios, componentes para dispositivos de reproducción (audio/video), componentes para cajas de cambios, motores y sus partes, componentes de asientos para vehículos, componentes para bolsas de aire, componentes para frenos y componentes para ejes diferenciales.

El directivo también presentó el Programa Estratégico de la Industria Automotriz: Visión 2020, el cual está integrado por dos ejes principales:

  • Que México llegue a un tamaño de mercado nacional de vehículos nuevos que promueva nuevas inversiones en el sector.
  • Que México sea uno de los tres principales destinos mundiales para el diseño y fabricación de vehículos, así como de autopartes.

“Para este programa, se acordó trabajar en cuatro pilares: 1) Fortalecimiento del mercado interno, 2) Mejora del entorno empresarial para la industria automotriz, 3) Acceso a mercados extranjeros y el 4) Incremento en investigación y desarrollo”, indicó.

En el caso del fortalecimiento del mercado interno, indicó, se pretenden regular las importaciones de vehículos usados, modernizar el parque vehicular total del país (inventario de vehículos), así como alcanzar el objetivo de ventas de vehículos nuevos.

Sobre el segundo pilar, dijo el ingeniero Álvarez, se debe considerar el desarrollo de proveedores nacionales, la disponibilidad de recursos humanos calificados, así como ampliar los incentivos a la inversión.

“En el tercer pilar se deben considerar la diversificación del mercado, así como mantener, proteger, revisar y mejorar los acuerdos de libre comercio existentes. Finalmente, el cuarto pilar busca la disponibilidad de recursos humanos calificados, el fortalecimiento de la infraestructura tecnológica y los incentivos para la innovación técnica”, refirió.

Para aprovechar los planes y programas que se tienen para la industria automotriz en México es clave que los proveedores desarrollen sus capacidades de manera importante; en este sentido Armando García, Subdirector Corporativo en Kasai Mexicana y responsable del área Supplier Quality Development, brindó algunos tips para poder ser un proveedor de la compañía.

“Básicamente es trabajar en tres indicadores: la parte de la competitividad, un buen proceso de cotización y poder hacer una búsqueda de reducción de costos. La segunda parte es desarrollar diseños simples, amigables e innovadores, que permitan cumplir los requerimientos y las exigencias de la industria automotriz. Y, por último, la calidad. Es importante que cada uno de los TN sea vigilante de su sistema de gestión de calidad y pueda promover la mejora continua”, detalló.

Dijo que, con estos puntos, se puede desarrollar la proveeduría en México, y agregó que actualmente las oportunidades para los potenciales proveedores están en troquelados, resinas y la manufactura de algunos componentes.

Industria aeroespacial

La industria aeroespacial fue otro de los temas torales durante la primera edición de MMS México Live 2017, donde Luis G. Lizcano, Director General de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia), fue el encargado de hablar sobre las necesidades de proveeduría de la industria aeroespacial.

“El sector metalmecánico es fundamental para el desarrollo de la industria aeroespacial de México. Muchas de las oportunidades y de los contratos que se están dando precisamente son en esta área. Se requiere sin duda de un expertise y de una tecnología importante para poder competir en México”, explicó el directivo.

Agregó que desde Femia identifican dos retos que son importantes para poder continuar con el desarrollo y crecimiento de la industria en México: uno de ellos es el desarrollo de la cadena de proveeduría del sector en México, con el fin de poder integrar más procesos y más productos en el país, que ahora son importados de otras partes del mundo.

Dijo que la estructura de la cadena de proveedores en México es atípica, debido a que en este momento se tiene una gran cantidad de OEMs y de Tier 1 para el tamaño del mercado en México, y hace falta soporte en los niveles 2, 3 y 4.

“Esto vemos es parte del proceso que tienen las OEMs y Tier 1. Debemos recordar que la industria aeroespacial es de reciente novedad en México y, por lo tanto, sufre de un proceso de instalación. Este proceso involucra que haya nuevos jugadores en los niveles 2 y 3 y ofrece o representa áreas de oportunidad para estas compañías”, explicó.

El directivo precisó que, en cuanto a requerimientos de proveeduría, se tiene definitivamente el tema de mecanizado, considerando que la industria aeroespacial maneja muy pocos procesos que sean de mecanizado de menos de 5 ejes.

“Se manejan temas de tratamiento térmicos y superficiales muy sofisticados, hay varias áreas como componentes para sistema de propulsión, aeroestructuras, componentes sistema de aterrizaje, partes plásticas, partes de material compuesto, ingeniería y diseño, entre otros; pero el común denominador es que se debe tener la mejor tecnología disponible para producir los mejores resultados. Porque en esta industria no puede haber fallas”.

Agregó que el otro gran reto es que, con el crecimiento tan acelerado que ha tenido la industria aeroespacial en los años recientes, se tiene también una gran necesidad de seguir desarrollando el talento necesario para poder sostener el sector y, por ende, deben contar con habilidades y conocimientos necesarios.

El especialista señaló que en México existen 312 instalaciones industriales, de las cuales 79% son MFG, 11% son MRO y 10% son de I&D. Asimismo, las exportaciones en 2016 fueron de 7,178 millones de dólares, con una balanza comercial positiva de poco más de 1,200 millones de dólares. De igual manera, la expectativa para 2017 es que la industria cierre con exportaciones de alrededor de 8,000 millones de dólares, con más de 330 instalaciones industriales y 23% de valor agregado nacional.

Por su parte, Edgar Ciceño, del Grupo Safran, habló sobre las oportunidades para ser proveedor del sector aeroespacial, y sobre el potencial de México para convertirse en un gran proveedor de la industria aeroespacial, al pasar de hacer manufactura a “mentefactura”.

Moldes

Eduardo Medrano, Presidente de la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes, Matrices y Troqueles (AMMMT), planteó el escenario actual del sector de moldes en México. Dijo que la capacidad actual de la proveeduría doméstica indica que existen más de 235 talleres/empresas con vocación, más de 30 empresas con capital extranjero (últimos 5 años) y más de 175 millones de dólares en ventas domésticas.

Refirió que entre las relevancias de la industria de moldes se encuentran que se trata de un sector industrial emergente, en la consecución de industrias metalmecánicas, que tiene una genuina vocación y que es un sector declarado como estratégico por parte de la Secretaría de Economía.

“Saber cuáles son los retos y las capacidades actuales nos llevará a que las estrategias que emprendemos en nuestras empresas sean dirigidas a la competitividad y rentabilidad”, indicó el directivo.

Agregó que sectores como el automotriz y aeroespacial requieren herramentales y una cadena de proveeduría local para poder funcionar y tener modelos robustos sustentables y sobre todo rentables para poder operar.

“Hay diferentes retos, para empezar, se debe partir de empresas que son familiares y talleres, a llevarlas a empresas institucionales que puedan estructurar y que puedan ir tomando todo un crecimiento y una madurez tanto en el diseño como en la manufactura de moldes”, explicó.

Agregó que es necesario tomar oportunidad del negocio que hay en función de sus capacidades, para que en el futuro cercano se vea robustecido el modelo de proveeduría en México junto con otros retos adicionales, como la capacidad del talento. Además, que haya programas formales establecidos de técnicos que ya tengan esa vocación y que tengan elementos técnicos para ser efectivos.

“Por ejemplo, las empresas OEMs, Tier 1 y Tier 2 del sector automotriz están buscando proveedores locales, y esto no quiere decir que tenga que surgir de la infraestructura actual. También ellos están invitando a sus proveedores en otros países a instalarse en México; es aquí donde esta la participación de las empresas y la cooperación entre empresas, no solo a nivel local sino internacional, que les va a generar un modelo muy efectivo”, indicó.

El especialista refirió que si estas empresas demandan hoy a sus proveedores el servicio local, las empresas mexicanas pueden unirse y pueden hacer contratos de servicio, que puedan generar esa robustez a través de un modelo que les de esa rentabilidad.

Oportunidades para el sector metalmecánico

En su participación José Rubio Cortés, Director de Industria Metalmecánica y Aeroespacial dentro de la Unidad de Desarrollo Sectorial de ProMéxico, habló sobre las oportunidades de proveeduría en el sector metalmecánico.

El funcionario dijo que en el área metalmecánica se encuentran grandes oportunidades por la gran cantidad de huecos que se deben cubrir en la cadena de suministro: “encontramos más de 15 procesos en los cuales hay oportunidades, unos con mayor cantidad que en otras, pero todos requieren de algún determinado grado de especialización”.

Las oportunidades referidas son en materia de estampado, fundición, forja, mecanizado, semiconductores, inyección de plásticos, ingeniería y diseño, fundición a presión, interiores automotrices, cables y/o alambres, componentes eléctricos y otras partes.

“Dentro de ProMéxico nos preocupa el desarrollo de la industria, en este caso hablando del sector metalmecánico, por lo que hemos estado apostando en la generación de mayor oferta en la fabricación de herramentales, donde vemos que hay una gran oportunidad. Que solo el 10% de los empresarios mexicanos estén ofertando en este rubro es muy incipiente, entonces, a través de las iniciativas de ProMéxico, de buscar alianzas y joint ventures entre empresarios nacionales con extranjeros, se puede acelerar el cierre de estas oportunidades que encontramos en el mercado”, puntualizó el directivo.

Finalmente, Rubio Cortés dijo que el sector metalmecánico requiere que se siga generando talento y que, a través de eventos como MMS México Live 2017, se continúe con la capacitación y se pueda lograr un mejor nivel en un mundo de alta competencia.

Contenido relacionado

Herramental que permite a los brazos robóticos perforación y desbarbado

IMTS 2018: Suhner Industrial Products ofrece herramientas brazos robóticos y un sistema de cambio rápido para remoción de material con un robot.