• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
31/08/2017 | 26 MINUTOS DE LECTURA

Los clústeres manufactureros de México en 2017

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

Los clústeres de México se han convertido en enclaves industriales fundamentales para el crecimiento del país. Este año se lanzó el iCluster con el fin de dar información de valor agregado para los industriales de México y Estados Unidos.  

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

El 5 de junio de 2016 se lanzó el Mapa de Clústeres denominado iCluster, un sistema geográfico digital que contiene información de valor para todos los sectores de la industria entre México y Estados Unidos. El proyecto fue desarrollado por el Subcomité de iCluster del Consejo México-Estados Unidos del Emprendimiento y la Innovación (MUSEIC), así como por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

A lo largo de más de un año, el sitio se ha convertido en una herramienta clave para la toma de decisiones en la industria y el comercio internacional debido a que el sistema ayuda a identificar concentraciones geográficas de empresas interconectadas, suministradores, proveedores de servicios e instituciones asociadas en un área en particular que están presentes en México. Se espera que en los próximos meses se presenten los primeros resultados del iCluster.

En tanto, las vocaciones regionales se siguen consolidando en el país, con los diferentes clústeres establecidos que trabajan en el desarrollo de iniciativas para robustecer a sus sectores, así como la constitución de nuevos clústeres que buscan trabajar de manera más organizada sectores industriales en pleno desarrollo.

En este sentido, el más reciente “Reporte sobre las Economías Regionales”, elaborado por el Banco de México y correspondiente al periodo enero-marzo de 2017, refiere que, durante el primer trimestre de 2017, la producción manufacturera mantuvo una tendencia positiva, mostrando una recuperación respecto a los niveles observados en 2015 y la primera mitad de 2016, atribuido, en buena medida, a la reactivación de las exportaciones manufactureras.

“Se estima que el norte y las regiones centrales siguieron registrando una trayectoria ascendente en su actividad manufacturera, a la vez que esta presentó un repunte en el sur”, detalla el documento.

El informe añade que, en la región norte, la evolución favorable de las manufacturas estuvo asociada, en parte, a una reactivación en la fabricación de productos derivados del petróleo, luego de los paros técnicos registrados en las refinerías de esa región durante la segunda mitad de 2016. Adicionalmente, las fuentes consultadas en esa región destacaron el dinamismo en la demanda por componentes electrónicos en la industria automotriz, así como de acero para la construcción de gasoductos como factores de impulso adicional en el sector.

“En la región centro norte, la fabricación de autopartes se vio favorecida por el crecimiento de las exportaciones hacia Estados Unidos, en particular en el segmento de camionetas y maquinaria pesada. Asimismo, las fuentes consultadas en la industria electrónica resaltaron el dinamismo en la fabricación de equipo para telecomunicaciones y transmisión de datos, así como de equipo médico de alta tecnología”, refiere.

Por su parte, indica el documento, en la región centro destacaron la incorporación de nuevos modelos de vehículos en algunas plantas automotrices de la región, lo cual impulsó, a su vez, la demanda de autopartes, plástico y vidrio plano.

“Finalmente, en la región sur refirieron el incremento en la actividad de las industrias metálicas básicas como resultado de la demanda de insumos por parte de la industria energética de Estados Unidos, entre otros”, indica el documento.

Sector automotriz

De acuerdo con información de la AMIA, durante el primer semestre del año, la producción de vehículos ligeros en México fue de 1,884,315 vehículos, lo que representó 12.6% por encima de las unidades manufacturadas en el mismo periodo del año pasado. En tanto que en el mismo periodo se exportaron 1,513,334 unidades, para un crecimiento de 14.0% en comparación al año anterior.

Como parte de la industria automotriz, en el país existen diversos clústeres del sector que han venido realizando diversas acciones con el objetivo de desarrollar a la industria.

De acuerdo con información del Clúster Automotriz de Nuevo León (CLAUT), en lo que va del año las exportaciones del estado de Nuevo León han crecido en total 11.5% y las exportaciones de la industria automotriz se incrementaron en 17.6% respecto al año pasado.

“Este crecimiento se debe principalmente a la fabricación y exportación de vehículos de KIA. Sin embargo, si dejáramos de lado el efecto KIA, de cualquier forma, hubiésemos tenido un crecimiento del 1.3% respecto al año pasado. El comportamiento de las exportaciones del estado de Nuevo León va en concordancia con lo que ha venido ocurriendo en el país, aunque un poco por arriba de la tendencia nacional. Es importante destacar el papel que juega actualmente la armadora KIA en la economía de nuestro estado, ya que históricamente las exportaciones de Nuevo León han sido principalmente en el rubro de autopartes, con alrededor de 30% de exportaciones en vehículos terminados”, detalló Manuel Montoya, Director General del clúster.

El directivo agregó que este año, debido a la entrada de KIA, 40% de las exportaciones automotrices del Estado son ya de vehículos terminados, por lo que se puede afirmar que actualmente Nuevo León participa de una manera importante en la fabricación de vehículos terminados a nivel nacional.

“El papel de las exportaciones locales sigue siendo importante y no ha dejado de tener relevancia, aunque se está asemejando en valor de volumen a lo que los fabricantes terminales tienen con las autopartes”, explicó.

Aseveró que el reto que tienen en el clúster es conseguir que lo que hoy se fabrica en el estado y se consume en México o se exporta a otros países, tenga cada vez mayor contenido hecho en Nuevo León.

“Aunque ciertamente la fabricación de componentes y vehículos que tengan contenido importado es importante porque genera empleo y favorece a la economía, no es suficiente si no conseguimos que más empresas proveedores se integren en las distintas etapas de la cadena de valor. Por tal motivo, en la Planeación Estratégica 2017-2018, que realizó el Consejo del CLAUT, acordaron como una de las directrices estratégicas el incremento en la integración nacional y local de lo que se fabrique en las empresas del Clúster”, indicó.

Por su parte, el Clúster Automotriz de San Luis Potosí, que se conformó en 2015 y cuenta con aproximadamente 50 socios y afiliados activos, trabaja en un estudio para determinar la capacidad de las potenciales empresas proveedoras y ubicar el nivel de exigencia, con el objetivo de ingresarlas al clúster y que puedan ser proveedoras del sector automotriz.

En este sentido, Héctor Soto, Director General del Clúster, explicó que la misión del clúster es poner a las instituciones que conforman la triple hélice (iniciativa privada, las instituciones académicas y el gobierno) a trabajar en la identificación y en la ejecución de proyectos que seas transversales y que tengan objetivos comunes para generar el desarrollo.

En tanto que el Clúster Automotriz de Guanajuato (CLAUGTO) –conformado por 70 miembros Tier1, 17 en el rubro de Desarrollo de Proveedores, 15 instituciones académicas, 5 OEMs (Consejo Consultivo), así como 12 colaboradores (gobierno y organismos)– ha señalado que el crecimiento dinámico de la industria automotriz en el estado ha dado pie a que las empresas se integren por intereses y beneficios en común, colaborando en soluciones y planes de mejora en sus actividades cotidianas de cara a una visión de futuro por la competitividad regional.

“En CLAUGTO estamos involucrados en proyectos para conservar y arraigar el sector automotriz, distinguiéndonos en nuestra determinación para alcanzar la excelencia en todo lo que emprendemos. Hacemos que las acciones globales sean más fáciles de medir y comparar, esto porque nuestros asociados comparten circunstancias, por ejemplo: los costos laborales. Las empresas asociadas al clúster tienen un profundo conocimiento de los costos de sus proveedores. Los directivos son capaces de comparar los costes y el rendimiento de los empleados con otras empresas locales. Además, las instituciones pueden acumular conocimiento sobre un punteo particular que se puede utilizar para supervisar el rendimiento”, puntualiza un análisis realizado por el clúster.

Por su parte, el Clúster Estado de México se conforma por 5 miembro OEMs, 9 de Tier1, 8 de Tier2, 3 de Tier3, 1 en automatización, 5 en servicios; asimismo tienen alianzas con 3 asociaciones, 3 instituciones académicas, 4 clústeres automotrices, 5 cámaras, 2 instituciones financieras, 4 entidades de gobierno, y con una fundación.

En materia de desarrollo de proveedores, el clúster tiene como objetivo fortalecer las capacidades técnicas y de negocios de las empresas que lo conforman mediante la vinculación con empresas globales OEM y Tier1. Asimismo, buscan promover y divulgar los programas de apoyo del gobierno que existen para la industria desde el gobierno federal, estatal e instituciones académicas.

Los proyectos en los que incursiona el clúster en esta materia son: desarrollar un programa para la certificación de proveedores automotrices mexicanos, hacer un mapeo y promoción de proveedores automotrices Tier2 y Tier3 del Estado de México, implementar un programa de desarrollo de proveedores de servicios, así como generar economías de escala logrando negociaciones con proveedores globales.

En relación con el capital humano, el clúster tiene como línea de acción el fortalecimiento del capital humano dentro del sector de la industria automotriz de la región. Entre los proyectos en los que incursiona se encuentra el “Trayecto Técnico Conalep – Clúster Automotriz Estado de México”, el cual busca participar en la revisión curricular del trayecto técnico Conalep “Manejo de técnicas metalmecánicas y matricería”, mediante la revisión de competencias críticas que demanda el sector automotriz en el Estado de México.

En Coahuila, el Clúster Automotriz Laguna, conformado por 40 empresas, 5 entidades de gobierno, 11 instituciones educativas y 4 comités, tiene como objetivo unir a empresas, gobierno e instituciones educativas para fortalecer al sector de la región, mediante el uso de nuevas tecnologías e innovando para poder ofrecer servicios y productos de vanguardia, que puedan proyectar a la región a nivel nacional.

Uno de los principales comités del clúster es el relacionado con la proveeduría, donde buscan mejorar la integración de la cadena local orientada al suministro, empaques, transporte, almacenamiento a costo competitivo, proyectos llave en mano, comedores industriales, y protección instalaciones que cumplan con los estándares de la industria automotriz, es decir, desarrollar proveedores Tier2 y Tier3.

Cabe señalar que este año el clúster llevó a cabo la Expo Clúster Automotriz Laguna los pasados 17, 18 y 19 de mayo, donde participaron más de 120 expositores que exhibieron equipo y maquinaria, así como conferencias, talleres y mesas de negocio

Por su parte, el Auto Clúster Chihuahua, conformado por empresas de la industria automotriz, organismos gubernamentales y entidades educativas, ha identificado oportunidades para la entrada de nuevos proveedores en procesos estratégicos como inyección de aluminio, inyección de plástico, mecanizado, estampado, tratamientos secundarios y forja.

Entre los objetivos del clúster se encuentran el desarrollo de programas educativos que preparen a las nuevas generaciones de profesionistas y fortalezcan a los empleados existentes de la industria con enfoque en la innovación. Asimismo, se trabaja en la difusión de las capacidades de la industria de la región, en cooperación con los organismos existentes.

Otra de las áreas en las que trabaja el clúster es en el establecimiento de un programa formal de Innovación en diseño y Excelencia en manufactura, encaminado a mejorar la competitividad de las empresas existentes con el fin de cimentar su permanencia y crecimiento.

En Baja California, aunque no hay un clúster conformado, el gobierno del estado refiere que la industria automotriz es importante para la entidad. La región cuenta con dos armadoras establecidas: Kenworth y Tacoma de Toyota. Al respecto, el estudio “Sectores industriales de Baja California”, realizado por la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) de la entidad, el sector automotriz es, sin duda, uno de los clústeres con mayor potencial en esta región, ya que tiene diferentes vertientes, desde plantas armadores hasta manufactura y remanufactura de autopartes.

“Este agrupamiento se conforma por 82 empresas, 51 de éstas establecidas en Tijuana, 20 en Mexicali, 5 en Ensenada, 5 en Tecate y una en Rosarito, que dan empleo a más de 30,000 personas. Dentro de sus actividades se encuentra la fabricación de cables y arneses, partes plásticas para los carros, bocinas, vidrios, piezas metálicas de precisión, tapicería, rines, cajas de plástico y de metal para pick ups, cintos de seguridad, bolsas de aire, componentes electrónicos, entre otros”, refiere el documento.

En Aguascalientes, FOMOAUTO (Fomento Automotriz) es el clúster de la industria automotriz que está dedicado a integrar empresas de la industria automotriz y autopartes. De acuerdo con información del estado, en la región se encuentran 121 empresas automotrices instaladas que generan más de 38,000 empleos. Nissan es la empresa eje de este clúster desde 1982, cuando inició operaciones con una inversión de 1,300 millones de dólares. Asimismo, en 2013 la planta Nissan Aguascalientes, A2, inició operaciones.

El Clúster Automotriz de Querétaro, nació en 2013 con la participación de las principales empresas del sector en el estado, universidades, centros de investigación y el gobierno estatal. Está conformado por 60 asociados y trabaja en la promoción y aumento de la competitividad del sector en la región mediante proyectos y acciones que han impactado el desarrollo de recursos humanos, la integración de empresas locales a las cadenas de suministro y la generación de información estratégica que facilite la toma de decisiones de negocios.

De acuerdo con Antonio Herrera, presidente del consejo directivo del clúster, uno de los objetivos del organismo es el intercambio ideas para aumentar la competitividad entre las empresas que los conforman. Dijo que actualmente hay una visión de apertura y de compartir tácticas para generar ventajas competitivas entre todos.

Por su parte, el Clúster Automotriz Zona Centro (CLAUZ), asociación compuesta por fabricantes de la industria automotriz e instituciones académicas y gubernamentales relacionadas con el ramo en la región Puebla – Tlaxcala, refiere que la industria automotriz se conforma de una cadena integrada desde las armadoras de vehículos hasta los proveedores de primero, segundo y tercer nivel, así como las empresas de soporte a la industria automotriz.

Entre los proyectos principales del clúster se encuentran: mapeo de proveeduría regional, programa de desarrollo y productividad, y el programa de atracción de fondos de capital. Cabe señalar que el CLAUZ arrancó con tres comités de trabajo: Desarrollo Humano, Innovación y Desarrollo de Proveedores, con los que se busca exponer y presentar en el ámbito nacional e internacional iniciativas de inversión, innovación y tecnología, y capital humano, como piezas clave para lograr sinergias en beneficio de la industria.

En Jalisco, en enero pasado se conformó el Clúster Automotriz Jalisco, el cual se conformó por 32 socios, entre empresas locales y extranjeras, universidades y Gobierno del Estado. El gobierno del estado informó que este clúster se logró cristalizar tras más de un año de trabajo entre representantes industriales, universidades y gobierno, a través del Instituto de Fomento al Comercio Exterior del Estado de Jalisco (Jaltrade).

Sobre el trabajo de los clústeres automotrices en el país, cabe destacar el “Proyecto para la Promoción de Clústeres Automotrices en México”, en el cual trabajan los gobiernos de los estados de Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí, así como los clústeres automotrices de Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí.

El objetivo de este proyecto es el fortalecimiento de empresas automotrices mexicanas para que puedan competir y tener más y mejores oportunidades de negocios en la cadena de valor, fomentando el empleo local y fortaleciendo la economía regional.

“El proyecto se concentrará en fortalecer las capacidades de los gobiernos estatales y los clústeres automotrices, a fin de que puedan brindar una asistencia adecuada a las empresas mexicanas en ámbitos técnicos y organizacionales, como las metodologías de 5S, Kaizen y otros procesos especializados como forja o estampado. Se prevé contribuir a aumentar la competitividad de las empresas Tier2, para que participen en la cadena de valor con más productos y de mayor calidad”, detalla.

Añade que otra parte fundamental del proyecto es la vinculación. Para ello, se crearán oportunidades de negocio a través de eventos de business matching (encuentros de negocios) y networking (vinculación y creación de redes de contactos) entre las empresas mexicanas Tier2 y las Tier1, así como las grandes armadoras japonesas.

“Esta iniciativa comprende el esfuerzo conjunto de coordinación y compromiso de los equipos de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), ProMéxico, los clústeres automotrices y los gobiernos de los estados. Las actividades del proyecto iniciarán en 2017 y se llevarán a cabo simultáneamente en los cuatro estados de El Bajío por cinco años”, refiere.

Por medio de este proyecto, se espera no sólo fortalecer a las empresas locales sino llegar a desarrollar algunas empresas mexicanas modelo en procesos especializados en herramentales, estampado, forja, entre otros.

En este sentido, Héctor Soto, Director General del Clúster Automotriz de San Luis Potosí, dijo que con este proyecto se tienen una gran responsabilidad, no sólo de trabajar con los japoneses, sino de trascender, dejar un legado y una cultura automotriz que le hace falta al país.

“Aquí tenemos que partir de esta base: el gobierno mexicano ha hecho un muy buen trabajo a nivel de atracción de inversión extranjera directa en lo que llamamos las armadoras o los fabricantes de tipo original, y ya tenemos una gran cantidad de empresas en México. Por otro lado, derivado de la llegada de estas armadoras se ha atraído a muchas empresas que se les conoce como Tier1, que son las que surten directamente a las armadoras, y en este contexto, si hablamos de la relación de los fabricantes de tipo original, cuánto le compran de las partes que utilizan a sus proveedores aquí en el país, el número anda alrededor de 50% y 55%. Sin embargo, cuando bajamos un peldaño en esa escalera y analizamos la relación donde esas empresas Tier1, cuánto les compran a las empresas Tier2, Tier3 y el resto de la cadena de proveeduría, ese número baja dramáticamente y oscila entre 15% y 25%, donde realmente 25% es la excepción de los casos y más bien nos inclinamos a andar por el 15% o 16%. En este sentido, este proyecto viene precisamente a ayudarnos a integrar la cadena de suministro, y eso genera para el país no solamente el crecimiento a las mismas empresas, sino que si lo vemos en un punto de vista macroeconómico estaríamos contribuyendo al incremento del PIB de México y a la generación de riqueza”, detalló.

Sector Aeroespacial

De acuerdo con información de ProMéxico, en 2016, las inversiones en los sectores aeronáutico y espacial representaron 7,200 millones de dólares de exportaciones para la economía mexicana, asimismo, se estima que la industria registre exportaciones por 12,000 millones de dólares para 2020, y se ubique entre los primeros 10 lugares a nivel mundial, generando alrededor de 110,000 empleos directos en la industria.

“En la última década, México ha tenido un crecimiento exponencial en el sector aeroespacial: de 2006 a 2016, el número de compañías establecidas en nuestro país creció de 109 a 330. En este mismo periodo, las exportaciones de la industria crecieron a una tasa promedio anual de dos dígitos y los principales destinos de exportación de esta industria son Alemania, Canadá, Estados Unidos y Francia”, detalla la información del organismo de promoción del país.

Añade que el país está catalogado entre los principales cinco destinos de inversión extranjera en la industria aeroespacial a nivel global, con una inversión extranjera directa que superó los 2,400 millones de dólares entre 2007 y 2016.

“Más del 72% de las empresas que comprenden el sector están involucradas en actividades de manufactura, mientras 13% está enfocada en tareas de diseño e investigación y 11% aproximadamente en mantenimiento y reparación”, refiere el documento.

Los clústeres de la industria han jugado un papel importante para el desarrollo de la misma. Es el caso del AeroClúster de Querétaro, conformado por 36 socios (20 empresas, 7 centros de investigación, 6 instituciones académicas, 3 instancias de gobierno).

De acuerdo con ProMéxico, la entidad tiene potencial para especializarse en diseño de turbinas, manufactura, ensamblado y mantenimiento, reparación y overhaul de partes complejas de fuselajes, turbinas y trenes de aterrizaje.

El Mapa de Ruta del Sector Aeroespacial de la Región de Querétaro considera cuatro hitos que albergan 15 proyectos estratégicos de desarrollo y fomento al sector en el estado. El primero es que se reconozca al clúster a nivel internacional como un organismo atractivo por la robustez de su cadena de proveeduría y la calidad y cantidad de capital humano.

El segundo es que para 2019 se considere al clúster como un polo altamente integrado para investigar, diseñar, desarrollar, validar y certificar productos, procesos y servicios para la industria aeroespacial.

El tercero es que el segmento de MRO en la región se consolide como un polo diversificado, integrado y competitivo en el centro del país. Y el cuarto es que para el año 2020 la región sea altamente competente y reconocida a nivel nacional en diseño, desarrollo y fabricación de aeronaves ligeras y no tripuladas y en tecnologías espaciales.

Cabe señalar que la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) anunció recientemente que realiza, junto con representantes del sector, un mapa de la industria aeroespacial en la entidad, con el fin de identificar los procesos de este segmento que se desarrollan localmente, y que pueden atender la demanda nacional y del exterior.

En Guanajuato se constituyó en junio de este año el Clúster Aeroespacial de Guanajuato, el cual se conformó por 12 asociados, entre empresas e instituciones académicas. Al respecto, el presidente del Clúster, Felipe Rafael Briones, aseguró que con la conformación y firma del acta constitutiva del organismo se pone a Guanajuato en el mapa de la industria.

“Un clúster es un integrador de voluntades, de sinergia y equilibrio, en donde la academia, el gobierno, la industria y la sociedad se unen para generar una hélice cuádruple con el único y primordial objetivo de crear un ecosistema propicio para que germine, nazca, se reproduzca y dé frutos en un sector atípico llamado aeroespacial”, aseguró. Agregó que apostarán por el desarrollo de capital humano de alta especialización, siendo uno de los principales objetivos del clúster apoyar a generar estrategias de vinculación con centros de formación estatal, nacional e internacional, así como alianzas con aerolíneas, centros de mantenimiento y talleres aeronáuticos.

En Nuevo León, el Monterrey Aeroclúster –organización conformada por 22 empresas, 6 centros de investigación y desarrollo y 2 entidades de gobierno–, trabaja por medio de comités, destacando el trabajo del Comité de proveedores de manufactura aeroespacial, cuyo objetivo es ser una herramienta de vinculación entre las empresas que participan o desean participar en el mercado aeroespacial nacional o de exportación a través del intercambio de experiencias.

El organismo trabaja en Posicionar los sectores estratégicos de la cadena de valor y el Monterrey Aeroclúster, como de alta competitividad a nivel internacional, a través de la activa vinculación de empresas aeroespaciales, academia y gobierno. Los sectores estratégicos incluyen: mantenimiento, reparación y operación de aeronaves, ensamble, anillos forjados para motores, mecanizado de piezas y componentes.

En Chihuahua, el Clúster Aeroespacial de Chihuahua se conforma por 5 OEMs, así como más de 40 proveedores certificados. El objetivo del clúster es establecer el ensamble final y la certificación de una aeronave completa, así como un centro de Mantenimiento, Reparación y Revisión (MRO) para aviones de pasillo único.

Entre las capacidades del clúster se encuentran: el mecanizado de alta precisión, arneses, asientos, aeropartes y chapa metálica, aeroestructuras, así como tratamientos térmicos y químicos de metal. Asimismo, el clúster trabaja actualmente en la integración, el establecimiento de una empresa de mantenimiento, reparación y revisión de aeronaves (MRO), el desarrollo del Centro Integral de Servicios de Aviación y el establecimiento de una hoja de ruta tecnológica para el año 2023.

Otro objetivo importante de la industria para 2021 es reducir su dependencia en las importaciones de moldes, herramentales y servicios especializados a 50% del actual.

De acuerdo con el informe “Sectores industriales de Baja California”, el Clúster Aeroespacial de Baja California cuenta con el 25% del total de plantas establecidas en el país; se trata de 53 compañías que generan más de 13,000 empleos directos, muchos de ellos relacionados a operadores, ingenieros y técnicos.

“Esta industria se considera de alto valor agregado y una de las de mayores proyecciones de crecimiento en el largo plazo; en la entidad, firmas como Honeywell, CST y Turbotec integran este clúster que tiene ya 40 años de antigüedad en Baja California”, puntualiza el documento.

De acuerdo con el Mapa de Ruta del clúster, entre los objetivos de este año se encuentran el coordinar el liderazgo de México en América Latina en KPO's para sistemas de fuselaje y plantas de energía. Asimismo, desarrollar un programa de prácticas y sistemas duales (nacionales e internacionales), la implementación de capacidades tecnológicas, innovadoras, de pruebas y certificación, así como generar alianzas estratégicas con organismos internacionales.

En Sonora, la estrategia estatal se basa en el desarrollo de la cadena de suministro con un enfoque en la innovación, principalmente en la fabricación de turbinas, y la generación de talento especializado en las necesidades de la industria.

Un informe de ProMéxico refiere que el estado planea seguir estrategias de mediano y largo plazo con el fin de convertirse en un líder mundial en la fabricación de turbinas. Para lograr este objetivo, planea acciones que incluyen costos competitivos en toda la cadena de producción, así como el desarrollo de talento.

Asimismo, información del gobierno del estado señala que en la entidad se encuentra el clúster aeroespacial de mecanizado más importante e integral del país, con procesos de fundición, mecanizado y procesos secundarios.

Dispositivos médicos

De acuerdo con datos del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE), en México operaron 2,393 unidades económicas especializadas en dispositivos médicos, principalmente localizadas en los estados Ciudad de México, Estado de México, Baja California, Jalisco y Guanajuato.

ProMéxico refiere que el clúster más importante del país se localiza en Baja California, sus empresas representan más de 33% de las exportaciones totales nacionales del sector y en su mayoría están relacionadas con la manufactura y ensamble de equipos y componentes.

El Clúster de Productos Médicos de las Californias, se conforma por un total de 63 empresas, 34 instituciones educativas, entidades de gobierno, centros de investigación, asociaciones y organismos, así como 19 proveedores.

En la cadena de valor se encuentra la fabricación de suministros genéricos, ensamble y empaque, productos médicos desechables, productos ortopédicos e instrumentos médicos y quirúrgicos. Se estima un consumo anual de 1.5 billones de dólares americanos en materiales.

El principal objetivo del clúster es fomentar la interactividad entre las empresas del sector a través de eventos, actividades y dinámicas para promover su desarrollo y en su caso que logren establecer vínculos con la industria.

Electrodomésticos

De acuerdo con el DENUE, en México existen 269 unidades económicas del sector de electrodomésticos, siendo la Ciudad de México, el Estado de México, Nuevo León, Jalisco, Querétaro, Tamaulipas, Chihuahua y Guanajuato los estados con mayor concentración de empresas.

En este sentido, María Verónica Orendain, Directora General de Industrias Pesadas y de Alta Tecnología (DGIPAT) de la Secretaría de Economía, señaló que el clúster es un ecosistema favorable para la innovación, debido a que las empresas se concentran geográficamente, se forman las redes mediante las cuales los actores interactúan y se genera innovación por parte de algún actor del clúster.

“Además, las redes previamente establecidas se utilizan para difundir la innovación generada y se da un aumento generalizado de la productividad en los miembros del clúster al difundir el conocimiento generado”, explicó.

Agregó que entre las principales acciones para el sector electrodomésticos se encuentra el reto de desarrollar la cadena de proveeduría a partir de las capacidades de manufactura, necesidades regionales y su vinculación con empresas tractoras propiciando la generación de mayor valor agregado y contenido tecnológico.

“Vamos a elaborar un documento para determinar las capacidades/oportunidades de las empresas proveedoras potenciales para hacer explicita información sobre productos, procesos y maquinaria con que cuentan las empresas de la industria”, destacó.

En este sentido, el Clúster de Electrodomésticos (CLELAC) en Nuevo León es el único conformado a nivel nacional del sector. Se compone por la triple hélice: empresas, academia y gobierno, con la participación de 45 empresas, 7 universidades, 3 entidades de gobierno y 2 asociaciones.

De acuerdo con información del gobierno del estado, las exportaciones de electrodomésticos de Nuevo León representan aproximadamente el 30% de las exportaciones nacionales del sector.

En este sentido, Cecilia Carrillo, directora general del clúster, señaló que lo que las empresas que buscan proveeduría local incluyen inyección de plástico, estampados metálicos, válvulas, compresores, arneses, componentes electromecánicos, lámparas led, polipropilenos y fundición de aluminio.

Cabe señalar que el CLELAC realiza en septiembre el 4° Encuentro de Negocios del Clúster de Electrodomésticos en la ciudad de Monterrey, donde además de conferencias y paneles de empresas fabricantes del sector, habrá citas de negocios con empresas como Carrier, Criotec, Danfoss, Embraco, Friedrich, Karcher, Mabe, Siemens, Trane y Whirlpool.

Moldes - herramentales

En diversas regiones del país institutos dependientes del gobierno trabajan en materia de moldes y herramentales, como por ejemplo en Chihuahua, donde el Instituto de Apoyo al Desarrollo Tecnológico tiene cierta capacidad en diseño y reparación de moldes con el objetivo de atender necesidades del estado, o en San Luis Potosí, donde el CONACYT tiene planeado edificar un centro de investigación relacionado con moldes y troqueles. Incluso el CIATEQ ofrece capacidad tecnológica para el desarrollo de herramentales y moldes de precisión con el propósito de transformar y obtener un producto, a través de inyección, extrusión y soplo, así como los herramentales para armado, ensambles y soldadura que requieren ciertas piezas para una repetitividad.

Sin embargo, es en Querétaro donde se han dado los pasos más importantes para el desarrollo de este sector, particularmente con la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles (AMMMT), que ha desarrollado el “Programa de Impulso a la Manufactura de Moldes, Troqueles y Herramentales”, el cual se compone de tres elementos: mapeo de la capacidad, estudio de mercado de demanda, y la capacitación de un número determinado de empresas, para robustecer su modelo de operación, sus prácticas de manufactura e incluso hasta el mismo concepto del nicho de aplicación.

En este sentido, Eduardo Medrano, Secretario de la Asociación y Presidente de la empresa Makino México, presentó el status del Programa durante la tercera reunión bimestral del organismo, donde señaló que entre las principales necesidades del mercado se encuentran la proveeduría local, reducción de inventario de herramentales, tiempos de entrega más cortos, servicio local de reparaciones y cambios de ingeniería, así como pagar por lo que agregue valor.

Sobre el mapeo y censo de las empresas (como parte del programa), el directivo señaló que se contabilizaron un total de 103 empresas, las cuales fueron visitadas y donde la mayoría declara:

•            40% de su capacidad está disponible

•            25% de la capacidad existente se utiliza para reparaciones y servicios

•            Existen 3,404 empleados dedicados a la fabricación de moldes y troqueles, así como reparación.

•            Hay 290 diseñadores e ingenieros

•            Hay 382 ingenieros de manufactura, dedicados a determinar proceso de manufactura de mecanizado

•            Hay 385 ajustadores que ensamblan el molde y lo ponen a punto

•            Cuentan con 482 máquinas CNC

•            Cuentan con 884 máquinas complementarias

El directivo explicó que, de esas 103 empresas mapeadas, 90% son de capital mexicano, 5% son extranjeras y 5% son mitad y mitad.

“México hoy en día es una potencia real de manufactura en el mundo, por lo que tiene que fortalecer su fondo de manufactura de herramentales y esto que estamos haciendo es el inicio de ese esfuerzo”, explicó.

En Querétaro también se encuentra el Instituto Queretano de Herramentales, el cual tiene el objetivo de preparar a técnicos en diseño y fabricación de moldes, troqueles o dispositivos herramentales. Entre las actividades del organismo se encuentran el desarrollar mecanismos para la formación profesional del capital humano para que sea capaz de diseñar, mecanizar, ajustar moldes, troqueles y dispositivos de mecanizado.

Asimismo, se busca generar espacios adecuados para la formación del personal, realizar investigación tecnológica para mantenerse a la vanguardia en las áreas de “plásticos, moldes y troqueles”, así como rentar espacios para programas de capacitación y certificaciones.

Para Jesús Calderón, Presidente del Instituto, la primera visión que se tiene de este Instituto es traer gente de las empresas para que sean ellos mismos quienes den las capacitaciones.

“Hoy en día, es necesario que las compañías cuenten con el capital humano para fabricar herramentales y moldes”, finalizó.


Recursos