• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
27/03/2015 | 8 MINUTOS DE LECTURA

La manufactura de dispositivos médicos en México

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, México es el décimo exportador de dispositivos médicos a nivel mundial, primer exportador en Latinoamérica y es el principal proveedor de estos productos a Estados Unidos.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

El panorama de la manufactura de dispositivos médicos en el país no puede ser más halagüeño: de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, México es el décimo exportador de dispositivos médicos a nivel mundial, primer exportador en Latinoamérica y es el principal proveedor de estos productos a Estados Unidos.


En este sentido, datos de ProMéxico señalan que el valor pronosticado para la producción de dispositivos médicos en México para este 2015 será de 18,853 millones de dólares.


“En la última década el sector de dispositivos médicos en México ha presentado un crecimiento dinámico y sostenido, a partir del desarrollo de capacidades de manufactura por parte de las principales empresas del sector, las cuales han encontrado en el país un socio clave para sus estrategias de inversión y negocios”, señala el documento “Dispositivos Médicos”, realizado por la Unidad de inteligencia de Negocios de ProMéxico.


La dependencia espera que el crecimiento para esta industria se mantenga en los siguientes años, y prevé que para el año 2020 la producción de dispositivos médicos alcance un total de 25,555 millones de dólares.


“México proyecta en los próximos años un dinamismo superior que el de los países productores más importantes de la industria. Se estima que de 2013 a 2020 la tasa media de crecimiento anual sea de 7.2%, la cual es mayor a la de la región NAFTA (5.1%) y países como Alemania (4.3%), Japón (4.4%) y Suiza (2.5%)”, refiere el documento.


Y destaca que el consumo de dispositivos médicos en México al finalizar 2015 sería de casi 15,000 millones de dólares; mientras que para 2020 se pronostica sea de más de 19,700 millones de dólares, con una tasa media de crecimiento anual en el periodo 2013 a 2020 de 7%, mayor a la de países como Japón, Reino Unido, Estados Unidos y Rusia.
ProMéxico detalla que las compras de dispositivos médicos por parte del sector público han sido uno de los factores que más han impulsado e impulsarán dichos crecimientos.

Escenario y requerimientos
En México, información del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) refiere que existen más de 2,500 unidades económicas especializadas en dispositivos médicos, las cuales se ubican principalmente en los estados de Baja California, Chihuahua, Tamaulipas, Sonora, Nuevo León, Distrito Federal, Jalisco, Yucatán, Estado de México y Coahuila.
Esta industria presenta una demanda anual de 1,500 millones de dólares en insumos –de acuerdo con datos del Clúster de Productos Médicos de las Californias– lo que brinda oportunidades de desarrollo en proveeduría local.


Cabe señalar que dicho organismo tiene como objetivo lograr que la industria de dispositivos médicos en la región se convierta en uno de los polos más importantes de este sector para el año 2020; por tal razón, se busca incrementar la presencia de componentes de origen mexicano en la cadena productiva de este sector.


En este sentido, según el informe de ProMéxico, en el país existen una serie de proce¬sos necesarios que complementan a la industria de dispositivos médicos, entre los cuales destacan el mecanizado, la fun¬dición, la manufactura de metales, el en¬samblado, el estampado, la inyección de aluminio y procesos secundarios, como el ensamble e incorporación de componen¬tes electrónicos en dispositivos médicos.


Según Emma Escandón, Directora de Dispositivos Médicos de PwC, y Raúl de la Cerda, Consultor de Dispositivos Médicos de PwC, la innovación tecnológica de los dispositivos médicos es una actividad que implica crecimiento económico y bienestar de las sociedades modernas, por lo que muchas empresas con base en el resultado de la investigación y desarrollo de nuevos productos buscan encontrar estas opciones a partir de la innovación.


“Un factor importante en la innovación de los dispositivos médicos es que, generalmente, el desarrollo de productos involucra menores costos y obtención de resultados en menor tiempo si se le compara con otros sectores como el farmacéutico, en donde se invierten grandes cifras y tiempo para el desarrollo de nuevos productos”, señalan los especialistas.


Añaden que en la industria de los dispositivos médicos existen tanto los productos convencionales, los cuales requieren de un bajo grado de innovación pero contemplan grandes volúmenes de ventas; así como los productos de alta tecnología, los cuales se caracterizan por una continua innovación debido a que los equipos que se manejan son sofisticados y su diseño generalmente está basado en la mecánica, eléctrica, biomateriales, así como la biotecnología.


“Nuestro país es uno de los líderes para la manufactura y ensamble de aparatos médicos a nivel mundial. Se han detectado tres regiones importantes para la innovación y desarrollo de dispositivos médicos. En la zona norte se encuentran Baja California y Nuevo León, donde se encuentra uno de los agrupamientos más importantes de manufactura de dispositivos médicos en Latinoamérica; asimismo, la zona de Occidente con Jalisco y la zona Centro con el Distrito Federal, Estado de México, Morelos y Puebla”, detallan.


Los especialistas refieren que la industria de los dispositivos médicos en México está compuesta principalmente por pequeñas y medianas empresas, y que si bien se ha demostrado un alto desempeño en los procesos de manufactura, aún falta mucho por desarrollar en cuanto a equipos más avanzados y con un mayor nivel tecnológico.


“México presenta condiciones favorables en lo que respecta a la industria de los dispositivos médicos. Por ello, se puede comprender el interés que han mostrado las diferentes empresas en el proceso de innovación, ya que esta actividad es un incentivo para buscar zonas de manufactura a bajo costo y capacidades de desarrollo en búsqueda de poder competir en el mercado”.


Baja California, polo de desarrollo
De acuerdo con información del MedSummit, Baja California cuenta con más de 60 empresas de dispositivos médicos, que representan el 50% de todas las empresas que en México fabrican y ensamblan partes y componentes para esta industria.


Al respecto, según ProMéxico, dicho estado concentra el clúster más importante en el país, y las empresas que se ubican en la región aportan más del 33% de las exportaciones totales del sector, las cuales en su mayoría están relacionadas con la manufactura y ensamble de equipos y componentes.


En este sentido, el estudio “Perfil requerido para la industria de equipo médico de Baja California” realizado por la firma de investigación y estrategia, AXIS-Centro de Inteligencia Estratégica, señala que los requerimientos de proveeduría más comunes –en términos de gastos anuales— de esta industria son las piezas y componentes de plástico con 61%; las piezas metalmecánicas con el 17%, el packaging y textiles con 6% cada uno, así como piezas electrónicas y servicios especiales con 5%, también cada uno.


“El sector metalmecánico es un rubro que se distingue de otros rubros porque, por lo general, necesita hacerse con varios procesos, así como tratamientos para las piezas finales. El requerimiento más común es la manufactura de piezas mecanizadas de alta precisión; otros procesos requeridos en la industria de la región son el refinamiento de superficies y el tratamiento térmico”, señala el estudio.

Añade que la fabricación de moldes para plásticos es también necesaria debido a la alta concentración de empresas que fabrican productos de plástico y componentes.
El documento puntualiza que la manufactura de dispositivos médicos exige un alto nivel de especialización, así como la aprobación de normas por parte de la FDA y otros organismos de regulación, por esta razón los fabricantes de estos dispositivos deben establecer programas muy complejos respecto a la selección de proveedores y su aprobación.

Por lo general –detalla el documento- cada proveedor tiene que cumplir con la mayoría de los siguientes requisitos:

- En materias primas, partes y componentes: Ser un proveedor local o regional, ISO 9001 e ISO 13485 requeridos, experiencia en la fabricación del proceso involucrado, experiencia previa suministrar a la industria de dispositivos médicos; capacidad para suministrar productos y servicios de alta calidad, precios competitivos, así como entrega directa en las instalaciones del cliente.
- En componentes y servicios indirectos: Deseable tener ISO 9001, experiencia previa en el suministro para la industria de dispositivos médicos, completar validación de proveedores y el proceso de aprobación, y cumplimiento de los contratos a tiempo.

Aporte de la academia

Con el objetivo de contribuir con el desarrollo de los dispositivos médicos en México, el Tecnológico de Monterrey ha buscado impulsar, a través de sus cátedras de investigación, el que estudiantes trabajen en el desarrollo de prototipos guiados por docentes, logrando incluso ya algunas patentes.

En un comunicado difundido por la institución, el doctor Ciro Rodríguez, Director del Centro de Innovación en Diseño y Tecnología (CIDyT) del Campus Monterrey, indicó que han creado la red de dispositivos médicos, un portal que permite que desarrolladores, universidades, organismos gubernamentales y centros de investigación se conecten para tratar de que exista una mayor conectividad entre ellos.

Añadió que también han desarrollado prototipos de los cuales ya se tienen algunas patentes.
“Entre 15 y 20 proyectos tienen que ver con dispositivos médicos y están en trámites de solicitud de patente dentro de la Institución, mientras que tres ya están patentados”, refiere el comunicado.

Inversión extranjera
De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía desde el año 2000 al 2013 se tiene registrada una inversión extranjera directa de más de 1,900 millones de dólares en la industria de dispositivos médicos, principalmente originaria de países como Estados Unidos, Ale¬mania e Italia.


Por su parte, ProMéxico detalla que entre 2010 y 2014 al menos 14 compañías de la industria hicieron anuncios de inversión en México, correspondientes a 16 proyectos, “los cuales contemplan la generación de más de cinco mil empleos, con un enfoque de actividad orientado principalmente a la manufactura, siendo los principales destinos de inversión Tijuana, Nuevo Laredo, Guadalajara y Matamoros.


Algunos casos incluyen a empresas como la colombiana Mediimplantes, que en 2014 inició la instalación de una planta en Guadalajara, con una inversión de 1.6 millones de dólares.


Otro ejemplo es la empresa Pexco, quien inició la expansión de su planta manufacturera en Mexicali, con una inversión de más de 30 millones de dólares.
De igual manera, la empresa Surgical Specialties instaló una planta manufacturera en Tijuana, con una inversión de 11 millones de dólares.


Recursos