• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
01/08/2019 | 13 MINUTOS DE LECTURA

Perspectivas de la industria petrolera en México

Título original 'Industria petrolera en México: nuevas perspectivas'
Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

A mayo de 2019, México cuenta con 111 contratos de exploración y extracción de hidrocarburos vigentes, de los cuales 106 corresponden a las Rondas Petroleras y 5 son migraciones. De ese total, 51 son terrestres, 32 de aguas someras y 28 de aguas profundas; asimismo, 76 son por medio de licencia y 35 de producción compartida.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), las Rondas Petroleras sumaron 107 contratos de exploración y extracción adjudicados, a través de tres Rondas, así como tres asociaciones.

Ya como contratos de exploración y extracción de hidrocarburos vigentes, hasta mayo de 2019 suman un total de 111, de los cuales 106 corresponden a las Rondas Petroleras (el contrato CNH-R01-L03-A14/2015 fue terminado anticipadamente por esta razón se eliminó del total) y 5 son migraciones. De estos 111 contratos vigentes, 51 son terrestres, 32 de aguas someras y 28 de aguas profundas; asimismo, 76 son por medio de licencia y 35 de producción compartida.

Cabe señalar que estos contratos corresponden a 76 empresas petroleras de 20 países del mundo, de las cuales 39 son mexicanas y 37 son extranjeras.

La CNH refiere que la inversión acumulada hasta marzo de 2019 alcanzó 1,575 millones de dólares y los ingresos del Estado, acumulados hasta enero de 2019, llegaron a 1,593 millones de dólares.

Si bien las Ronda Petroleras se encuentran detenidas, el Jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo indicó, en el marco de la Reunión Plenaria de Consejeros de Citibanamex, que en los siguientes meses se haría una evaluación para saber los resultados de los contratos en materia de producción e inversión.

Al respecto, en el marco del evento Oil&Gas, Rocío Nahle, Secretaria de Energía también comentó que se van a respetar los contratos y al mismo tiempo se va a ayudar a las empresas contratistas debido a que se tenían quejas acerca de la burocracia, lo cual se reflejaba en pérdidas.

“Desde la Secretaria de Energía nos coordinamos con la CNH y hemos estado trabajando para simplificar todos los trámites burocráticos, en todo lo que está de nuestra parte hemos estado apoyándolos”, explicó la funcionaria federal.

Agregó que por el momento no van a dar más contratos porque necesitan ver el resultado de los 107 que ya se entregaron.

“No han llegado las inversiones como se habían prometido, y para eso estamos ayudándolos, para que lleguen las inversiones, que se perfore, que saquen petróleo. Nos interesa mucho la producción. Encontramos una producción con una declinación acelerada. Hoy se ha frenado la declinación, tanto los privados como PEMEX están acelerando el proceso de exploración y explotación y esperamos que a finales de año haya mejores números”.

El propio Presidente, Andrés Manuel López Obrador, indicó que aunque no se revisarán ni cancelarán contratos, tampoco se reanudarán las subastas hasta que se concluya con la revisión de los mismos.

“Y no estamos revisando ningún contrato, ni estamos cancelando ningún contrato, estamos cumpliendo con nuestra palabra de mantener los contratos y exhortando, llamando, convocando a las empresas que tienen los contratos para que inviertan y produzcan”, comentó durante una de sus conferencias de prensa.

La Reforma Energética

De acuerdo con Arturo García Bello, Socio Líder de la Industria de Energía y Recursos Naturales en Deloitte México, la reforma energética no ha sido un fracaso: “si bien no se cumplieron algunas de las metas que planteó en un inicio, como incrementar la producción de petróleo y gas (objetivos que, bajo nuestra óptica, eran muy ambiciosos), la iniciativa ha tenido resultados positivos para el sector”.

Explicó que uno de los puntos más importante ha sido la apertura al capital privado a través de las rondas de licitación, donde los beneficios tangibles están en las inversiones de aproximadamente 167,000 millones de dólares que generarán en el futuro, así como los más de 900,000 empleos que también se crearán en el largo plazo.

“Asimismo, con la participación de empresas privadas, tanto nacionales como extranjeras, en las actividades de exploración y extracción, se abre una gran posibilidad de incrementar las reservas y la producción de hidrocarburos en el país en el largo plazo, pues son proyectos con largos periodos de maduración”, comentó.

Agregó que, sin capital privado, PEMEX no podría realizar desarrollos en un gran número de áreas, sobre todo en aguas profundas y campos no convencionales, debido a la falta de recursos y de tecnología de punta, factores que resultan clave para el impulso del sector.

“Tomando en consideración los aspectos anteriores, podemos concluir que, contrario a lo que se ha señalado, la reforma energética no ha sido un fracaso, pues ha beneficiado el desarrollo de la industria energética en el país. No obstante, es un proyecto que puede tener mejoras significativas, por lo cual, consideramos que es positivo realizar una revisión y revaluación de la iniciativa, con el propósito de corregir las acciones que sean necesarias. Esto permitirá que las inversiones sigan fluyendo y que el país cuente con la energía que requerirá para el crecimiento económico que se espera tenga”, indicó.

El especialista señaló que una de las principales metas que planteó la reforma energética fue incrementar la producción de petróleo y gas para el final del sexenio. En la iniciativa se indicó, por ejemplo, que la producción de crudo pasaría de 2.5 millones de barriles diarios, nivel registrado en 2013, a 3 millones de barriles diarios en 2018.

“Sin embargo, y de manera desafortunada, en lugar de registrar este crecimiento, la producción se redujo, llegando a una cifra actual de aproximadamente 1.7 millones de barriles diarios, 41% menos que lo estimado. Pero, ¿podemos culpar a la reforma energética por esta baja en la producción? En realidad, el descenso obedece a otros factores, entre los más relevantes, destacamos la caída en los precios del petróleo (la mezcla mexicana, por ejemplo, pasó de los 95 dólares por barril, en junio de 2014, a los 20 dólares por barril, en enero de 2016). Esta situación obligó no solo a Pemex, sino a la mayoría de las petroleras, tanto estatales como majors a reducir significativamente sus inversiones”, puntualizó.

Explicó que, en el caso de PEMEX, la caída de los precios afectó de manera sustancial a su presupuesto, lo que le ocasionó problemas con una buena parte de sus proveedores, principalmente compañías perforadoras y de servicios petroleros, obligando a la empresa mexicana a enfocarse únicamente en campos con costos de producción rentables, dejando de lado varios proyectos relevantes.

“Otro de los factores que influyó en la baja producción corresponde a fallas en la administración, la cual, en la Ronda Cero, asignó a PEMEX 83% de las reservas 2P (probables) y recursos prospectivos del país. Esto solo hizo que PEMEX, empresa productiva del Estado, continuara siendo la compañía preponderante en el sector, lo que reduce la participación de externos e incrementa el riesgo de desabasto de hidrocarburos, si no se invierte lo suficiente en la compañía para exploración”, refirió el especialista.

En este sentido, el presidente de la Junta Directiva de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (AMEXHI), Alberto de la Fuente dijo que la actividad de las empresas privadas complementa a PEMEX al permitir el acceso a áreas prospectivas subexploradas, así como el desarrollo de campos nuevos y al incremento en la producción en los yacimientos actuales.

En el marco del Foro Nacional de Parlamento Abierto Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, el directivo señaló que hacia el final de la presente administración las empresas de AMEXHI esperan aportar a la producción nacional de hidrocarburos aproximadamente 280,000 barriles diarios de los 31,000 que aportan actualmente. 

Sin embargo, puntualizó que, sin rondas adicionales, dicha producción caerá a partir del 2027. Y destacó que hasta ahora se ha aprobado la perforación de 331 pozos, lo que se compara favorablemente con el compromiso inicial de perforar al menos 131 pozos en los planes de exploración y desarrollo, que representa más del doble del compromiso establecido en los contratos. Enfatizó que de cualquier forma se requiere la perforación de muchos más pozos para incrementar la producción de hidrocarburos.

Cabe señalar que la AMEXHI presentó las siguientes propuestas que la AMEXHI considera necesarias para contribuir a maximizar el valor de los hidrocarburos en México:

  • Generar oportunidades de inversión dando continuidad a los procesos licitatorios y las asociaciones con PEMEX, liderados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos y reflejarlas en un Plan Quinquenal que promueva que el ritmo de inversión y actividad exploratoria se extienda.
  • Seguir impulsando la transparencia y autonomía regulatoria e incentivar la cooperación interagencias. La certidumbre jurídica y predictibilidad que ofrece el ecosistema institucional, regulatorio y de procesos genera un clima de negocios favorable para el país.
  • Expandir la infraestructura energética (portuaria, almacenamiento, transporte, educativa) para desarrollar el potencial energético del país.
  • Incentivar el desarrollo de PEMEX creando condiciones para alianzas que reduzcan su carga fiscal, sus riesgos, y a la vez que mejore su capacidad de ejecución.
  • Contar con el apoyo de autoridades Federales y locales para la gestión de relaciones comunitarias.
  • Promover la sustentabilidad de la industria en los aspectos sociales y medioambientales.
  • Fomentar la extracción de gas, incluyendo No Convencionales, con base a la regulación, siempre dando certeza a las comunidades y operadores.
  • Seguir consolidando a México como un referente internacional en la explotación de recursos energéticos.

PEMEX

Durante el primer trimestre de 2019, la producción total de crudo y condensados alcanzó 1,661 mil barriles diarios (Mbd). Esta última cifra representa una disminución de 221 Mbd con respecto al mismo trimestre del 2018.

La empresa productiva del estado refiere que esta disminución se explica principalmente por el avance del contacto agua-aceite en Xanab; por la declinación natural de algunos campos maduros y por el incremento del flujo fraccional de agua en algunos yacimientos de las Regiones Sur y Marina Suroeste.

Cabe señalar que, de acuerdo con el más reciente reporte de INEGI sobre la actividad industrial en México, durante marzo de 2019 la producción industrial en el rubro de Extracción de Petróleo y Gas disminuyó 6.9% con relación al mismo mes del año anterior. En tanto que en el periodo enero-marzo disminuyó 10.2% con relación al mismo periodo del 2018.

En materia de avances estratégicos, PEMEX señala que, para impulsar la plataforma de producción de hidrocarburos, la división de Exploración y Producción ha iniciado el desarrollo de 20 campos nuevos.

“De estos, 16 son marinos y se ubican en aguas someras del Golfo de México, mientras que 4 campos se encuentran en áreas terrestres de los estados de Veracruz y Tabasco.  Para el desarrollo de los 20 campos nuevos, PEMEX Exploración y Producción tiene contemplado perforar al menos 30 pozos durante 2019, y durante su horizonte de producción se estima desarrollar 116 pozos (72 marinos y 44 terrestres). Algunos de estos campos iniciarán producción hacia finales de 2019”, detalla la información.

En este sentido, el Director General de PEMEX, Octavio Romero Oropeza destacó que a los 20 campos, cuyo desarrollo se detonó en esta administración, se sumaron los campos Onel y Yaxché, por lo que se incrementaron a 22.

“Para su desarrollo, se diseñó una nueva estrategia agresiva e innovadora de contratación y de conformación de procesos integrales que optimizan tiempos y costos. Todo lo relacionado con la infraestructura de los 20 nuevos campos de este año está contratada al 100% y en ejecución. Mientras que la infraestructura para los campos Onel y Yaxché está en proceso de licitación y se espera tenerla contratada en julio de este año”, refirió Romero Oropeza.

De igual manera, PEMEX presentó el Programa Oportunidades de Inversión en Campos Maduros, con el cual busca ofrecer a empresas operadoras y de servicios –con la capacidad de prestar servicios integrales para la exploración y extracción de hidrocarburos en campos maduros– la oportunidad de suscribir contratos de riesgo bajo la modalidad de Contratos de Servicio Integrales de Exploración y Extracción (CSIEE), y con ello complementar capacidades técnicas, financieras y de ejecución, así como compartir los riesgos de sus Asignaciones.

De acuerdo con un comunicado de PEMEX, de 2019 al 2024 se estiman perforar alrededor de 500 pozos, construir más de 100 plataformas de producción marinas e instalar más de 4,000 kilómetros de ductos, generando alrededor de 47,000 empleos promedio por año.

El panorama

De acuerdo con Edmundo Moreno, Gerente General de Mazak México, una vez que PEMEX logre poner en orden su economía se tendrá un panorama más claro en el mediano y largo plazo en lo que respecta al futuro de esta empresa del estado.

“Por lo pronto, con la política actual de reducción de su carga fiscal y los planes de inversión como parte de la política de desarrollo energético del gobierno mexicano se podría esperar una mejora en el crecimiento de la industria que provee a este sector, ya que los insumos necesarios para continuar con los programas de extracción, refinación, almacenamiento y comercialización, incrementarían sus requerimientos, y es aquí donde empresas como Mazak y en general los proveedores de equipo CNC y sus periféricos podrán participar activamente dotando de las máquinas y equipos necesarios para la producción de insumos, tales como: tubería de perforación, tubería de recubrimiento, bombas de lodos, bombas de fraccionamiento,  sistemas de acoplamiento mecánico, válvulas, sellos mecánicos, equipo de control de fluidos, etcétera”, puntualizó Moreno.

Agregó que, en relación al segundo semestre 2018 y primer trimestre 2019, los requerimientos de maquinaria nueva únicamente han sido para el reemplazo de equipo antiguo y ya incosteable en su mantenimiento: “pero en lo que respecta a equipo destinado para aumento en volumen de producción, o fabricación para sustitución de piezas de importación por fabricación local, no ha habido solicitudes durante ese periodo; sin embargo a partir de este segundo trimestre las solicitudes de cotización empiezan a requerirse en principio para equipos que cubran la fabricación de tubos de recubrimiento, coples y conectores para ductos. En este sector Mazak tiene varios clientes en estados de la zona norte y Golfo de México que han sido clientes habituales”.

Sobre las innovaciones tecnológicas de la empresa, Moreno señaló que el diseño y fabricación de una máquina como el Orbitec de Mazak permitió que el proceso de roscado para tubería petrolera con diámetros hasta de 20 pulgadas fuera más rápido y eficiente, ya que no era necesario rotar una pieza de dimensiones considerables como en el proceso de torneado convencional.

“Asimismo, es posible maquinar válvulas, que componen el ramal primario en el punto de extracción, la manufactura de tales válvulas se logra en un solo montaje cumpliendo con las especificaciones en tolerancias geométricas y de acabado requeridas para tales componentes”, señaló.

La refinería de Dos Bocas

El Gobierno de México decidió construir una refinería en el Puerto de Dos Bocas, Tabasco, como uno de los principales proyectos la actual administración en materia energética. Debido a que el procedimiento de licitación ha sido declarado desierto en términos de ley, PEMEX en conjunto con la Secretaría de Energía llevarán a cabo la ejecución del proyecto de la nueva refinería.

PEMEX informó que pondrá a disposición los recursos financieros, técnicos, humanos y materiales necesarios para la construcción de la refinería de Dos Bocas, con un presupuesto asignado para el presente año de 50,000 millones de pesos.

Cabe señalar que, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, expuso que la obra costará 160,000 millones de pesos y creará 100,000 empleos. 

Sin embargo, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), realizó un diagnóstico acerca de este proyecto, cuyo objetivo fue presentar una evaluación de la viabilidad financiera de la refinería de Dos Bocas.

“Se analiza desde la perspectiva de negocio y trata de responder a la pregunta ¿es rentable para México llevar a cabo este proyecto? El IMCO concluye que la refinería de Dos Bocas traerá más costos que beneficios para PEMEX y para México, al tener una probabilidad de apenas 2% de ser rentable, a partir del análisis de 30,000 escenarios financieros, a diferencia de la evaluación de un solo escenario exigido por la SHCP. Cada uno de esos escenarios sigue los lineamientos establecidos por la SHCP para evaluar la rentabilidad financiera de proyectos de infraestructura, y modifica parámetros clave como márgenes de refinación, inversión total, tiempos de construcción, ingresos y gastos operativos esperados, de forma que los resultados reflejan de forma sólida las debilidades del proyecto”.

El IMCO propone, entre otras medidas, cancelar el proyecto de la refinería, invertir recursos en la adecuación de las refinerías existentes para aumentar su productividad o reorientar más recursos de PEMEX a las actividades rentables: exploración y producción, así como mantener la inversión pública en la infraestructura del Sistema Nacional de Refinación para aumentar su utilización y rentabilidad.


Recursos