• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
01/05/2020 | 6 MINUTOS DE LECTURA

Industria de dispositivos médicos: integración de proveedores mexicanos

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

México es el principal exportador de dispositivos médicos a Estados Unidos, el mayor exportador de dispositivos médicos en América Latina y el octavo a nivel mundial. Ante la coyuntura del COVID-19, puede afianzar aún más su posición en la región.

 

De acuerdo con información de la Sección de Dispositivos Médicos PAPS de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA) México es el principal exportador de dispositivos médicos a Estados Unidos; el tercer exportador mundial de agujas tubulares de sutura; el cuarto exportador de instrumentos y aparatos de medicina, cirugía, odontología o veterinaria; y el cuarto exportador a nivel global de mobiliario para medicina, jeringas, catéteres, cánulas e instrumentos similares.

Asimismo, datos del informe “La Industria Farmacéutica Mexicana”, realizado por la consultora KPMG, refieren que México ha desarrollado un gran potencial para este sector al ser el mayor exportador de dispositivos médicos en América Latina y el octavo a nivel mundial.

“En México operan cerca de 2,500 unidades económicas especializadas en dispositivos médicos, el número de empresas que registraron exportaciones fue superior a 600; asimismo, la Tasa Media de Crecimiento Anual de la producción se estima en 4% y del consumo en 1%”, detalla el informe.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras de Dispositivos Médicos (AMID) señaló que la industria de dispositivos médicos en México es referente nacional e internacional de empleo, crecimiento, participación en mercados internacionales e inversión.

“El valor de la industria mexicana de dispositivos médicos es de 4,909 millones de dólares, representa el 0.21% del valor del PIB, el 0.8% de la inversión extranjera total y el 1.57% de la manufactura total”, refiere la AMID.

Al respecto, Fernando Oliveros, Presidente de la AMID, agregó que la industria de dispositivos médicos genera alrededor de 140,000 empleos en México y también promueve la investigación y el desarrollo de las PYMES, pequeños comercios y proveedores de servicios.

“Hoy, es necesario hablar de forma mucho más abierta para encontrar soluciones en cada una de las áreas de oportunidad que existen. Es preciso que los beneficios de nuestra industria se expandan completamente hacia todos los eslabones de la cadena de valor”, indicó Oliveros.

Oportunidades en proveeduría

De acuerdo con Miguel Ángel Félix, Tesorero del Clúster de Dispositivos Médicos de Baja California y Director General de Ensambles de Calidad México, en dicho clúster trabajan bajo un esquema colaborativo con el objetivo de hacer más competitiva a la región.

“La industria de dispositivos médicos en Baja California cerró el 2019 con un crecimiento cercano al 9%, lo que representa casi el doble del crecimiento de la manufactura a nivel nacional. En la región se encuentran alrededor de 76 empresas de manufactura, las cuales representan más o menos como 50% de la manufactura de dispositivos médicos en México. Asimismo, en 2019 cerramos como poco más de 71,000 empleos directos en la región”, detalló Félix.

Agregó que otra de las peculiaridades que tiene el sector de la región es que entre 70 y 80% de lo que se manufactura es producto terminado, a diferencia de otros sectores o clústeres que hacen subensambles. Asimismo, el entrevistado precisó que toda la producción es para exportación.

En este sentido, el directivo indicó que el potencial de compra que se tiene en la región es de 1,700 millones de dólares: “Es un mercado grande, pero desafortunadamente la integración de proveedores nacionales es poca, un promedio de 3% a5%”.

El entrevistado refirió que, al tener proveedores nacionales en la región, estos pueden integrarse a la cadena de suministro para la exportación. Puntualizó que al no depender del mercado interno ni de las compras de gobierno porque toda la producción es para exportación, se vuelve atractivo para un proveedor nacional al tener la oportunidad de diversificar su mercado.

“Cierto que somos un sector muy regulado y en ese sentido si se requiere cumplir con varios requisitos, que muchas veces no son procesos cortos para poderse integrar; pero una vez estando dentro del sector como proveedor, tienes trabajo por un buen tiempo porque son procesos largos”, indicó.

El directivo explicó que es un sector que está en crecimiento, estable y que de alguna forma permite integración a las exportaciones y por ende al mercado internacional.

“Nosotros vamos elaborando planes estratégicos y una de las líneas estratégicas que tenemos en el clúster es el desarrollo de proveedores. Tratamos de ayudarlos para que se certifiquen en ciertas normas que se requieren; pero también tenemos una práctica de realizar reuniones en las instalaciones de las empresas. Entonces de alguna manera, los proveedores miembros del clúster que asisten ya pueden estar conviviendo y hacer networking. Es una presencia de marca cada mes que ayuda mucho”, indicó el directivo.

Agregó que también organizan talleres a lo largo del año para toda la industria, pero particularmente para que los proveedores se vayan integrando y conociendo cuáles son las regulaciones que se manejan en el sector.

“La demanda más grande es todo lo que va relacionado con plásticos, estamos hablando de 65%; pero también tenemos el área metalmecánica donde la demanda es de 13%”, indicó.

En el caso del sector metalmecánico, el directivo detalló que se requieren partes de piezas, herramentales, así como moldes y mantenimiento de moldes para las máquinas.

“En una proporción menor, el sector también requiere algunos componentes metálicos; aunque es relativamente baja la demanda de estos componentes por la serie de requisitos que requieren. Finalmente, también hay demandas de automatización y de materiales de empaque”, puntualizó.

Sobre las características que deben tener los proveedores del sector metalmecánico, el especialista señaló que lo básico sean empresas certificadas en ISO 9001 2015.

“Para el sector hay una norma de ISO muy específica que es la 13 485; sin embargo, aunque no estén certificados en esa norma, si su sistema de gestión de calidad es lo suficientemente robusto para cubrir algunos requerimientos normativos de dicha norma, entonces pueden empezar a trabajar”, comentó.

Agregó que también va a depender del tipo de trabajo que se requiera porque en algunos casos se requieren tolerancias de 10 milésimas, así como algunos tratamientos térmicos - metálicos que son específicos.

“Además, es necesario que cuenten con máquinas CNC y tecnologías de mecanizado suizo. Son rubros que están identificados ya como una necesidad y las empresas con estas características podrían ser proveedores para el sector”, puntualizó.

En este sentido, Rafael Ontiveros, Director de Ingeniería de Hemaq, señaló que en la empresa cuentan con varios equipos para el sector de dispositivos médicos: “hemos apoyado a doctores que hacen análisis de elementos médicos para ver como se está comportando un dispositivo en el cuerpo humano y por ejemplo hemos apoyado en la fabricación de prototipos para la parte de la cadera donde entra la esfera del fémur en el cual tuvimos muy buenos resultados de acabado”.

Señaló que el equipo donde se hicieron estas pruebas fue un torno de 2 ejes, en el cual utilizaron herramientas con características especiales para mecanizar materiales agresivos que las desgastan muy rápido.

“También hemos hecho implantes de cadera y partes de la rodilla con máquinas de 5 ejes completos que nos permiten hacer compensaciones de la herramienta en las proyecciones y disminuir el error en la longitud de la herramienta para entrar a cavidades y/o hacer las superficies esféricas de las partes de la rodilla o del hueco del fémur”, comentó.

Refirió que cuentan con la capacidad de hacer ese tipo de mecanizados en México: “nosotros como proveedores de máquinas-herramienta estamos abiertos para hacer este tipo de pruebas o mecanizado y apoyar en el desarrollo con el objetivo de que el cliente pueda hacerlo en el país”.

Perspectivas

De acuerdo con KPMG, la dependencia de insumos importados para la fabricación de productos, así como el esquema enfocado en la maquila de componentes podría verse afectado por reglas comerciales y relación peso-dólar, lo que repercutiría en el precio de productos finales.

Asimismo, señala que para poder optimizar el uso de las tecnologías innovadoras que contienen los dispositivos médicos se requiere una mejor coordinación entre los distintos proveedores de insumos y servicios.

“Para impulsar la investigación y desarrollo de tecnología en el país será de gran relevancia potencializar las sinergias entre industria y universidades o tecnológicos”, puntualiza la consultora.

CONTENIDO RELACIONADO


Temas relacionados

Recursos

¿No está listo para recibir la suscripción a la revista Modern Machine Shop México

¡Está bien! Regrese cuando esté listo, o haga clic aquí para suscribirse a nuestros boletines electrónicos.