Industria de dispositivos médicos: fortalecer el sector

En México la industria de dispositivos médicos ha crecido de manera sostenida, impulsada por avances tecnológicos mundiales, la digitalización e incorporación de nuevas tecnologías, así como una mayor demanda de este tipo de dispositivos por parte de la población.

De acuerdo con información del Gobierno de México, luego del acuerdo logrado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se incorporaron nuevas disposiciones para fortalecer la plataforma industrial de América del Norte, con el objetivo de garantizar que el comercio entre los tres países sea más sencillo.

La información presentada por el gobierno mexicano añade que se lograron disposiciones que reducen los obstáculos al comercio en sectores relevantes para la competitividad regional.

“Se incorporan disciplinas para evitar la duplicidad de requisitos, incrementar la colaboración entre autoridades durante las inspecciones y promover la homologación de procesos para la autorización de registros sanitarios en el comercio de productos farmacéuticos y de dispositivos médicos”, puntualiza el documento.

El Anexo “Transparencia en Productos Farmacéuticos y Dispositivos Médicos del T-MEC” señala que el objetivo del capítulo es “transparentar los procedimientos para inclusión de productos farmacéuticos y dispositivos médicos en programas de cuidados de salud que operan bajo esquemas de reembolso”. 

El anexo detalla que, entre los beneficios para México, se encuentra el contar con lineamientos que contribuyan a:

  • Promover el acceso oportuno y económico a productos farmacéuticos y dispositivos médicos.
  • Promover la salud pública.
  • Fomentar la investigación y desarrollo de los productos farmacéuticos y dispositivos médicos.
  • Se mantienen los programas de cuidados de salud que aplica en gobierno federal sin cambios.
  • Se protegen las adquisiciones de medicamentos del gobierno federal mediante contratación pública. 

En este sentido, la sección Dispositivos Médicos de la Cámara Nacional de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA) refiere que la industria de dispositivos médicos ha crecido de manera sostenida, impulsada por avances tecnológicos mundiales, la digitalización e incorporación de nuevas tecnologías, así como una mayor demanda de este tipo de dispositivos por parte de la población en el país.

“Hoy en día, México se ha consolidado como el principal exportador de equipo médico para el mercado más importante: Estados Unidos, con el 91% de sus exportaciones destinadas a ese país y creando un mercado atractivo, fuerte y sostenido. De frente a la reciente negociación del T-MEC, el sector de dispositivos médicos no padece ningún tipo de riesgo, viendo incluso fortalecido el campo de la exportación, con una relación estable entre Estados Unidos y México”, puntualiza el documento “Indicadores de la industria de dispositivos médicos en México”, publicado por la mencionada sección de CANIFARMA.

Actualidad de la industria

De acuerdo con datos de Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras de Dispositivos Médicos, el valor de la producción de dispositivos médicos en el país es de más de 15,220 millones de dólares y genera más de 130,000 empleos. Asimismo, representa 0.3% del PIB total y 1.5% del PIB manufacturero.

En este sentido, datos de ProMéxico refieren que la Tasa Media de Crecimiento Anual (TMCA) para esta industria sería de 3% para el periodo 2017 a 2022. Asimismo, añade que el consumo de dispositivos médicos en 2018 fue de 9,603.92 millones de dólares y se espera que para 2019 alcance 10,594.25 millones de dólares; con relación a la TMCA del consumo, esta sería de 4% para el periodo 2017 a 2022.

En este sentido, actualmente en México, y de acuerdo con el Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE), se tienen identificadas 2,346 unidades económicas especializadas en dispositivos médicos, ubicadas de la siguiente manera:

- Aguascalientes, 41

- Baja California, 193

- Baja California Sur, 11

- Campeche, 3

- Coahuila, 43

- Colima, 15

- Chiapas, 55

- Chihuahua, 102

- Ciudad de México, 388

- Durango, 19

- Guanajuato, 129

- Guerrero, 31

- Hidalgo, 32

- Jalisco, 149

- Estado de México, 263

- Michoacán, 88

- Morelos, 34

- Nayarit, 25

- Nuevo León, 71

- Oaxaca, 41

- Puebla, 101

- Querétaro, 27

- Quintana Roo, 5

- San Luis Potosí, 59

- Sinaloa, 59

- Sonora, 66

- Tabasco, 28

- Tamaulipas, 67

- Tlaxcala, 18

- Veracruz, 120

- Yucatán, 29

- Zacatecas, 34

Actualmente, México es el octavo exportador de dispositivos médicos a nivel mundial, el primer exportador de América Latina y es el principal proveedor de Estados Unidos. Hasta 2018, el país exportó más de 8,200 millones de dólares en dispositivos médicos, principalmente a Estados Unidos, Italia, Alemania y Francia, donde los principales productos exportados incluyeron: instrumentos de medicina, cirugía y odontología o veterinaria; artículos y aparatos de ortopedia para fracturas; aparatos de mecanoterapia, masajes, oxigenoterapia y equipos de terapia de aerosol, así como aparatos de rayos X.

Finalmente, en cuanto a inversión extranjera directa, se tuvo una inversión acumulada de 2,063 millones de dólares en el periodo 2007-2017, proveniente principalmente de Estados Unidos, Alemania, Singapur, Japón, Islandia y Canadá.

Fortalezas y oportunidades

El estudio “Polos de en innovación industrial competitividad de México”, realizado por ProMéxico, refiere que sectorialmente se observa una mayor concentración de polos con presencia de industrias tales como tecnologías de la información, automotriz, aeroespacial y metalmecánica.

“El sector metalmecánico va en todos los casos de la mano con los sectores automotriz y aeroespacial, lo cual es comprensible por tratarse de sectores con una mayor necesidad de actividades de forja y ensamble; pero otros sectores presentes son: electrónica, nanotecnología, materiales avanzados y dispositivos médicos, entre otros. Un común denominador en casi todos los polos en cuanto a formas de colaboración, independientemente del sector, son los programas de capacitación y formación de talento por parte de la iniciativa privada y la academia, así como la estructuración de apoyos para la formación de empresas competitivas de proveeduría Tier 1 y Tier 2”, detalla el documento.

Destaca que sectores como el aeroespacial, automotriz, electrónico, tecnologías de la información y dispositivos médicos están en la punta de lanza en cuanto aplicación de tecnologías de Industria 4.0.

“Su valor estratégico para el país ciertamente deriva en gran medida de las inversiones extranjeras que los respaldan; sin embargo, su desarrollo y crecimiento es producto de las sinergias colaborativas de los distintos actores de la triple hélice y el talento presentes en los polos de competitividad donde desenvuelven”, puntualiza el estudio.

El documento destaca de manera puntual las capacidades del Clúster de Productos Médicos de las Californias, ubicado en el estado de Baja California, el cual, de acuerdo con el documento es el clúster regional con mayor concentración de desarrollo y manufactura de productos médicos en el continente americano.

En este sentido, ProMéxico refiere que en el país los procesos que suministran a la industria incluyen: mecanizado, fundición, ensambles mecánicos, troquelado y estampado, tratamientos superficiales térmicos, moldeo por inyección y die casting.

“Estos procesos se localizan principalmente en Coahuila, Nuevo León, Estado de México, Chihuahua, Puebla, Tamaulipas, Durango y Ciudad de México”, señala el documento.

Por su parte, el más reciente análisis de KPMG titulado “Competitive Alternatives”, señala que México ofrece 21.2% de ahorro en costos de manufactura para la industria de dispositivos médicos, en comparación con Estados Unidos y 9.8% de ahorro en costos de manufactura de componentes de precisión, en comparación con Estados Unidos.

La apuesta

Datos de la Secretaría de Economía revelan que en el periodo 2007-2017 han llegado al país más de 37 empresas y más de 46 proyectos, los cuales se han ubicado en estados como Baja California, San Luis Potosí, Ciudad de México, Tamaulipas y Chihuahua.

Algunos de los más recientes casos de empresas que han decidido invertir en México incluyen a Paramount Bed de Italia, Masimo de Estados Unidos, Codan Medizinische de Alemania.

Otros casos incluyen a la empresa Brentwood, que invirtió 3 millones de dólares en una planta de dispositivos médicos en Tijuana; asimismo la empresa AG Industries que instaló una planta también en Tijuana con una inversión de 4.4 millones de dólares, ambas en diciembre de 2018.

Por otra parte, Grupo Levbeth –empresa mexicana— planea establecer una planta de dispositivos médicos y un centro de capacitación en Apodaca, Nuevo León, para los cual destinará 60 millones de pesos.

De igual manera, la empresa estadounidense Medline invertirá 100 millones de dólares en una nueva planta de producción de bandejas de procedimientos quirúrgicos en la ciudad de Mexicali. Asimismo, también invertirá 20 millones de dólares en la ampliación de sus instalaciones en Nuevo Laredo.

Por su parte, la empresa Inventus Power realiza una expansión en su planta de Baja California, con una inversión de 35 millones de dólares.  Asimismo, la empresa Haemotronic también realizará una expansión de la planta que opera en Reynosa, Tamaulipas.