• MMS Youtube
  • MMS Facebook
  • MMS Linkedin
  • MMS Mexico Twitter
28/07/2015 | 8 MINUTOS DE LECTURA

Fabricantes de autopartes en México: Panorama 2015

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

La industria de autopartes mexicana es uno de los sectores que más aporta al PIB manufacturero de México y enfrenta grandes retos para abastecer de componentes a las armadoras nuevas que se han instalado en los últimos años en el país. Aquí presentamos un informe de la situación actual del sector.

COMPARTA

Facebook Share Icon LinkedIn Share Icon Twitter Share Icon Share by EMail icon Print Icon

De acuerdo con datos de la Industria Nacional de Autopartes (INA), durante 2014 la industria de autopartes en México representó aproximadamente el 7% del PIB manufacturero, en tanto que el valor de la producción fue de 81,412 millones de dólares, esto significó un incremento de 5.3%, respecto al año anterior.

Por otra parte, la balanza comercial de autopartes en el país tuvo un superávit de 22,535 millones de dólares. En el renglón de las exportaciones, las autopartes ascendieron el año pasado a 64,527 millones de dólares, mientras que las importaciones lo hicieron por 41,992 millones. Más datos del organismo señalan que las exportaciones de autopartes representaron 16% de las exportaciones totales, mientras que el personal ocupado fue de 20% del total de empleo manufacturero.

Para este año, INA espera que el sector alcance un crecimiento de 5% en su valor de producción, llegando así a 85,483 millones de dólares. “En 2015 prevemos que la industria pueda tener un comportamiento más o menos similar al del ciclo anterior”, explicó Oscar Albín, Presidente Ejecutivo de INA.

El directivo apuntó que dicho crecimiento se podrá obtener siempre y cuando los empresarios de este sector detecten “cuáles son las principales deficiencias en su cadena de suministro a fin de que mejoren  sus procesos y estén a la altura de las demandas del sector automotriz, considerando el  gran reto que tendrá México en los próximos años ante la llegada de armadoras como Honda, Audi, Mazda, Mercedes-Benz, BMW y Nissan-Renault”.

En este sentido, el Secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, señaló recientemente en conferencia de prensa que la industria automotriz de México está en el periodo de consolidación y expansión más importante de su historia. “Estamos en un cuarto lugar en exportaciones de autos y quinto exportando autopartes y, con  las inversiones que están llegando para el sector, estamos en el camino correcto para llegar a la meta de producción de cinco millones de autos en el 2020 y para que México se consolide en el top five de productores a nivel global de vehículos en el mundo”, refirió el funcionario.

El camino hacia el crecimiento

En el marco del anuncio de Inversión de la nueva Planta de Goodyear en México, el Secretario de Economía, refirió que la industria de autopartes nacional ha tenido dos grandes momentos: el primero con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. “Efectivamente, antes de este tratado hubo decretos automotrices que establecieron medidas para impulsar el desarrollo de la industria nacional de autopartes. Sin embargo, la realidad es que antes de 1994 teníamos un alto déficit en el comercio exterior de autopartes. Esto indicaba que en el mercado nacional no había una oferta suficiente y competitiva por lo cual las armadoras establecidas en México tenían que recurrir a las importaciones”, detalló.

Añadió que acuerdo con los países vecinos del norte vino a cambiar esto, pues los aranceles para los productos de la industria de autopartes entraron en un proceso de eliminación gradual que concluyó a llevarlos a cero en el año 2003.

“Al mismo tiempo, el requisito de contenido nacional que teníamos en el país fue transformado por un contenido regional del 62%. Esto, sin duda, impulsó la integración productiva de la industria automotriz y de autopartes en el territorio de América del Norte con gran éxito”, comentó.

Por otra parte –señaló el funcionario—, el segundo gran momento de la industria de autopartes está relacionado con el gran momento que la industria automotriz está viviendo hoy: “Tan sólo en autopartes la industria de autopartes mexicana tiene el 33% del mercado norteamericano. Es decir, una de cada tres partes en valor en Estados Unidos viene o llega de México. En este momento estamos desarrollando capacidades productivas para ir mucho más allá de eso”, explicó.

El escenario

De acuerdo con datos de ProMéxico, a nivel nacional existen más de 2,500 unidades económicas de la industria de autopartes de los tres niveles de producción (T1,T2 y T3).

La dependencia señala que la ubicación de las empresas que producen autopartes en México se divide en cuatro regiones:

Región Noreste. Se compone por plantas distribuidas en Chihuahua, Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas. La producción en esta región se enfoca en sistemas de aire acondicionado, sistemas automotrices, piezas de plástico, partes para el sistema eléctrico y partes para el motor y mecanizados.

Región Noroeste. Se compone por plantas distribuidas en Baja California Norte, Baja California Sur, Sinaloa, Sonora y Durango. La producción en esta región se enfoca en sistemas de aire acondicionado y calefacción, componentes de interiores, accesorios y sistemas eléctricos para automóviles.

Región Sureste. Se compone por plantas distribuidas en Tlaxcala, Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Morelos, Hidalgo y Distrito Federal. La producción en esta región se enfoca en asientos, aire acondicionado, gatos hidráulicos tipo botella, componentes de interiores, partes para motor, sistemas eléctricos, estampados y suspensión.

Región Centro-Bajío.  Se compone por plantas distribuidas en Jalisco, Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes y San Luis Potosí. La producción en esta región se enfoca en estampados, componentes eléctricos, frenos y sus partes, productos de hule, partes para motor y transmisión para automóviles.

“México cuenta con una amplia experiencia en el conocimiento de la cadena de suministro para las empresas del sector de autopartes, es por eso que se tiene el desarrollo en procesos del sector metalmecánico, un sector que está vinculado con la fabricación de automóviles y de autopartes de forma directa”, señala el estudio de ProMéxico.

La dependencia federal refiere que se han detectado oportunidades para los proveedores de procesos Tier 2 y Tier 3, los cuales se dedican al procesamiento de materiales llegando a agregar valor en el producto final.

El estudio añade que 71% de la demanda total de procesos son importados, por lo que existen grandes oportunidades de inversión para las compañías extranjeras, entre las que destacan: fundición, forja, maquinado CNC, inyección a presión/die casting, estampado, pailería, ensambles, tratamientos superficiales y moldeo por inyección de plástico.

Oportunidades en exportaciones

En materia de exportación, ProMéxico recomienda canalizar los productos de exportación hacia la región de Latinoamérica, ya que la industria automotriz en países como Argentina y Brasil va en aumento y la demanda de este tipo de productos tiene la misma tendencia positiva.

“También se pueden exportar estos productos al mercado de aftermarket en Estados Unidos, ya que la cadenas de refaccionarias buscan productos de calidad a un bajo costo, lo que puede posicionar a las empresas mexicanas dentro de este segmento del mercado”, señala la dependencia.

Añade que la exportación de procesos básicos como estampado, formado, troquelado, inyección de plásticos y mecanizados también son una ventana de oportunidad para las empresas mexicanas ya que cumplen con la calidad necesaria que se exige en mercados internacionales.

ProAuto

El gobierno federal, por medio de la Secretaría de Economía desarrolló el programa “ProAuto Integral”, tiene como objetivo alinear los programas de apoyo gubernamental disponibles hacia proveedores nacionales para el aprovechamiento de oportunidades.

 “ProAuto surge de una demanda del sector para alinear todos los instrumentos. Debemos tener un brazo financiero que esté conectado con la planeación de la política pública, con el Instituto Nacional del Emprendedor, en cuanto a apoyo a la cadena de valor, con la investigación y la innovación de Conacyt, conjuntamente con el grupo intersecretarial de innovación y con los mismos procesos que ProMéxico hace en términos de la promoción de la inversión extranjera y apertura de nuevos mercados", señaló Idelfonso Guajardo.

ProAuto busca establecer mecanismos de coordinación a través de comités de apoyo para detectar sus necesidades y mejorar la cadena de proveeduría a nivel nacional. Por ello, se sistematizará un proyecto junto con el sector automotriz, en el que se implementarán diferentes líneas de acción, entre las que destacan el elaborar un registro permanente de toda la demanda de autopartes y de proveeduría en el país; formar una red de expertos que ayuden a incidir en la identificación de oportunidades que se generen; crear programas de corto y mediano plazo para atender necesidades de cada empresa con potencial; proponer iniciativas de carácter transversal para la industria de proveeduría nacional; y establecer redes para el desarrollo tecnológico, regional, de capital humano y de empresas.

 

El futuro y los retos

De acuerdo con Eduardo Solís, Presidente de la AMIA (Asociación Mexicana de la Industria Automotriz), México continuará siendo base de exportación y protagonista en Latinoamérica y el mundo como productor de vehículos altamente competitivo. “Las autopartes mantendrán su relevancia tanto en exportaciones directas como incorporadas en vehículos de exportación, el potencial por desarrollar está en los niveles 2 y 3 de proveeduría”, indicó.

En este sentido, INA prevé que de 2015 a 2020 habrá inversiones por 15,000 millones de dólares para el sector, y se espera que el país alcance el cuarto lugar a nivel mundial en cuanto a producción de autopartes ese año.

Por su parte, Idelfonso Guajardo refirió que es justo decir que el éxito de la industria automotriz está fuertemente sustentado en una base fuerte y moderna que está representada por la industria de autopartes de México: “Se trata de empresas que abastecen insumos de alta calidad a la industria terminal establecida en México. Sin esta base que sustenta y mueve el sector terminal sería difícil de gozar el éxito que hoy tenemos como país”.

Asimismo, el Secretario vislumbra los siguientes retos:

-Primero: La industria de autopartes debe seguir creciendo a un mayor ritmo que el de la industria terminal, más del 8% promedio que lo ha hecho en los últimos ocho años.

- Segundo: Se tiene que impulsar el salto de más empresas mexicanas al nivel Tier 1.

- Tercero: Cubrir la demanda de proveedores Tier 2 y Tier 3, con inversiones de Tier 1 que abran una ventana de oportunidad importante para las pequeñas y medianas empresas de México.

Finalmente, Eugenio Madero, Director General de la empresa de autopartes Rassini, señaló que su empresa ha crecido en México y en su desarrollo, por lo que están invirtiendo en un programa de expansión de más de 40% de la capacidad, que los hará llegar al 26% del mercado de Norteamérica en un tiempo récord.

El directivo resaltó que la empresa ha mantenido un crecimiento anual compuesto de 22% en ventas desde el año 2009, el cual esperan que continúe debido a que la industria automotriz en México y a nivel internacional mantiene panorama alentador.

 


Recursos