Clústeres: expansión de las economías regionales

En todas las regiones de México se anticipa un aumento en la demanda de bienes y servicios. A nivel sectorial, se espera que el impulso a la demanda provenga de los sectores agropecuario, minero, telecomunicaciones y construcción privada, así como de las manufacturas, especialmente en el rubro automotriz.

De acuerdo con el Reporte sobre las Economías Regionales, elaborado por el Banco de México, para 2018, en todas las regiones del país se anticipa un aumento en la demanda de bienes y servicios. A nivel sectorial, se espera que el impulso a la demanda provenga de los sectores agropecuario, minero, telecomunicaciones, construcción privada y turismo, así como de las manufacturas, especialmente en el rubro automotriz. En cuanto a los factores externos que apoyarán el crecimiento de la demanda, se destacaron principalmente las expectativas de un mejor desempeño en la economía de Estados Unidos, de una renegociación favorable del TLCAN para México y de una mayor estabilidad en el tipo de cambio.

“En la Región Norte, entre los principales factores externos de impulso a la demanda, los directivos entrevistados destacaron el arribo de inversión extranjera destinada al sector energético, particularmente para la extracción de hidrocarburos en aguas profundas y el desarrollo de parques eólicos y solares. Asimismo, señalaron que esperan un mejor desempeño de la economía de Estados Unidos, lo que podría impulsar las exportaciones manufactureras, especialmente las asociadas con las industrias automotriz, aeroespacial y ferroviaria. Lo anterior, a su vez, estimularía la actividad de la industria siderúrgica y de la minería vinculada con la producción de metales industriales”, refiere el estudio.

En tanto que, en la Región Centro Norte, el principal factor externo de impulso a la demanda es el dinamismo de la economía de Estados Unidos, especialmente para el sector agropecuario y las industrias automotriz, electrónica, alimentaria y de la madera. Adicionalmente, mencionaron que los flujos de inversión extranjera directa, principalmente en los ramos metalmecánico, de autopartes y de electrodomésticos, impulsarán el crecimiento económico en la región, al tiempo que las remesas internacionales favorecerán la actividad comercial.

“En la Región Centro, las fuentes consultadas, señalaron como el principal factor externo de impulso a la demanda la continuidad en el arribo de inversión extranjera directa. Por su parte, los contactos entrevistados en el sector automotriz prevén que el lanzamiento de nuevos modelos de autos para 2019 impulsará la demanda de insumos. Adicionalmente, comentaron que las inversiones que realizarán algunas empresas de este sector para fortalecer su red de distribución en la región incrementarán la demanda de servicios de transporte. Las fuentes consultadas también anticipan un crecimiento importante en la industria aeroespacial en el Bajío con la instalación de las nuevas plataformas de producción de empresas líderes en esa industria. Adicionalmente, los directivos entrevistados esperan mejores condiciones de competencia en el mercado de combustibles, lo que propiciará mayores inversiones en infraestructura para su transporte y almacenamiento”, indica el documento.

Y señala que, en cuanto a los factores internos de impulso a la demanda, los directivos empresariales destacaron que los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (FIBRAS) continuarán promoviendo la construcción privada y el sector inmobiliario. Con relación a la obra pública destacaron la continuidad de proyectos de gran envergadura, especialmente la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, el Tren México-Toluca y las obras en la Línea 12 del Metro.

En la Región Sur, entre los principales factores externos de impulso, se anticipan mayores exportaciones de productos metálicos y de plástico como resultado de la expansión económica esperada en Estados Unidos. Entre los factores internos de impulso, los directivos entrevistados señalaron el inicio de operaciones de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) en varios puntos geográficos de la región, lo que, en su opinión, detonará la inversión en infraestructura.

Zonas Económicas Especiales

El tema de las Zonas Económicas Especiales resulta especialmente importante para el desarrollo regional, señala Gerardo Gutiérrez Candiani, titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (AFDZEE), quien refirió que hoy se tienen siete zonas declaradas: Lázaro Cárdenas- La Unión, Coatzacoalcos, Puerto Chiapas, Salina Cruz, Puerto Progreso, Tabasco y Campeche.

“Con las ZEE buscamos generación de empleos bien pagados, atracción de inversión, generación y fortalecimiento de cadenas de valor locales, fomento a las exportaciones y aumentos en la productividad, con el objetivo de mejorar el bienestar de la región. Por ejemplo, las Zonas Económicas Especiales son lugares con incentivos fiscales más competitivos que la reforma fiscal propuesta por los estadounidenses y son una parte fundamental para seguir haciendo a México un líder en la captación de inversiones”, destacó el funcionario.

Cabe señalar que el sector privado será protagonista fundamental de las Zonas Económicas Especiales, en distintas áreas de oportunidad, tales como:

  • Antes de la operación de la ZEE: como Administradores Integrales, como socios o subcontratistas de este y realizando los estudios necesarios para que se establezca la ZEE.
  • Durante la operación de la ZEE: Como empresa ancla o socio de ella, como inversionista, proveedor de sectores estratégicos, como generador de nuevas líneas de negocio, dentro de las cadenas de valor y a través de alianzas estratégicas.
  • En el Área de Influencia: Aprovechando las derramas económicas en sectores productivos sociales y como proveedor de servicios de apoyo a los negocios.
  • En un Clúster Regional de Servicios: ofreciendo a los inversionistas servicios profesionales, de consultoría especializada, servicios de capacitación, traducción, servicios financieros, entre otros.

Si bien el escenario regional se vislumbra alentador, es importante rentabilizar las vocaciones de las zonas y estados del país. En este sentido, el gobierno federal publicó en 2016 un mapa de los clústeres industriales del país, el cual ayuda a identificar las especializaciones inteligentes, la promoción de la industria privada de inversión, al diseño y ejecución de nuevas políticas públicas en materia de innovación, así como para fomentar las cadenas globales de valor.

De esta manera, se define la importancia de los clústeres como una herramienta clave para la implementación de políticas de desarrollo de las regiones, que puedan generar colaboración entre el sector privado: con los OEM y las diferentes empresas proveedoras y de soporte; la academia: con instituciones educativas y de investigación que puedan transferir conocimiento; así como el gobierno federal y estatal: con los diferentes apoyos e incentivos ofrecidos.

Automotriz

En el caso de la industria automotriz, datos de la AMIA señalan que en 2017 se fabricaron 3,932,119 vehículos ligeros, 13.5% por encima del registro anterior de 3,465,615 unidades manufacturadas alcanzado en 2016. Asimismo, la cifra de vehículos exportados durante 2017 fue de 3,102,604 unidades.

Datos de ProMéxico refieren que esta industria cuenta con 20 armadoras, 2,500 empresas dedicadas a la manufactura de autopartes, 30 centros de I+D y capacitación, 10 clústeres, participa con el 3.3% del PIB nacional y el 18% del PIB manufacturero. Asimismo, los principales estados exportadores son Sonora con más del 16%, Coahuila con cerca del 16%, Puebla con más del 13% y Estado de México con más del 12%. 

 “México se ha logrado posicionar en el mundo como uno de los principales fabricantes de vehículos ligeros, al convertirse en el séptimo mayor productor y el cuarto mayor exportador. El sector automotriz es estratégico para el país por su alta contribución al desarrollo económico, es el principal generador de divisas con una balanza comercial superavitaria mayor a los 62,000 millones de dólares al cierre del 2017, lo es también por su alta relevancia social, pues genera cerca de 800,000 empleos directos y, además, por la transversalidad que tiene con un importante número de actividades en nuestra economía. Hasta ahora, once de las principales empresas armadoras en el mundo han instalado sus operaciones en nuestro país”, refiere un estudio realizado por la Unidad de Inteligencia de Negocios de ProMéxico.

El documento añade que detrás de estos resultados está la industria de autopartes, la cual da soporte y contribuye a que las armadoras logren alcanzar dichos volúmenes de producción: “Esta industria ha mantenido un importante crecimiento en los últimos años y nos ha llevado a ser el sexto mayor fabricante en el mundo. La industria de autopartes es clave y ha tomado mayor relevancia en diversas cadenas y sectores como electrónica, del plástico y textil, además de que ha incidido en otras como la aeroespacial”.

Refiere que, con una robusta cadena de abastecimiento, una privilegiada posición geográfica, una amplia red de tratados y acuerdos comerciales, una calificada mano de obra, reconocidas capacidades en manufactura avanzada y costos de manufactura competitivos, este sector sigue afianzando su posición en México, y se mantiene como destino favorito de inversiones.

“De la misma forma, México mantiene su liderazgo buscando desarrollar proveedores Tier 2 y Tier 3, principalmente para cubrir la demanda de productos y procesos en las actuales cadenas de suministro”, señala el estudio.

Entre los clústeres destacados del país, se encuentran el Clúster automotriz de San Luis Potosí, el cual cuenta con 25 socios y afiliados activos; en Guanajuato, el Clúster Automotriz (CLAUGTO) está conformado por 86 miembros Tier 1, 14 instituciones académicas, 5 OEMs (Consejo Consultivo) y 12 colaboradores (gobierno y organismos); en Aguascalientes el Clúster automotriz (Grupo GIRAA de Industrias del Ramo Automotriz de Aguascalientes) está conformado por 5 OEMs, 11 de Tier 1, 12 proveedores de componentes y 9 proveedores de manufactura de procesos; en Querétaro, el Clúster automotriz cuenta con 42 socios .

Otros clústeres son el del Estado de México, el cual cuenta con 5 miembros OEMs, 9 de Tier 1, 8 de Tier 2, 3 de Tier 3, uno en automatización y 5 en servicios; el Clúster Automotriz Laguna (el cual incluye la región que conforman los estados de Coahuila y Durango), está conformado por 40 empresas, 5 entidades de gobierno, 11 instituciones educativas y 4 comités; el Clúster Automotriz (CLAUT) de Nuevo León, conformado por 5 OEMs, 31 de Tier 1, 52 de Tier 2, 13 instituciones académicas, 2 centros de investigación y 3 entidades de gobierno; el Clúster Automotriz de Jalisco, de reciente creación, conformado por 32 socios. Finalmente, Puebla y Tlaxcala tienen un Clúster automotriz en conjunto (CLAUZ), el cual es una organización formal que asocia a las empresas del sector con las instituciones de gobierno y académicas.

Todos los clústeres trabajan en diferentes iniciativas para desarrollar a la industria de su región, por ejemplo, Alfonso Peña, Director Proyectos Herramentales del CLAUT refiere que dicho clúster busca atender las necesidades particulares de la región de Nuevo León y Coahuila.

“La clave está en poder colaborar con las empresas, tanto clientes como proveedores, y así desarrollar primeramente los programas de formación; de igual manera, estamos trabajando en un estándar a nivel nacional para poder certificar los conocimientos de las personas sobre un tema”, explicó.

Detalló que para el comité de desarrollo de proveedores del Clúster Automotriz de Nuevo León (CLAUT), uno de los objetivos es elevar el nivel de competitividad de la cadena de suministro del sector automotriz.

“Tenemos varias líneas de acción: desarrollar proveedores, localizarlos y buscar a proveedores extranjeros que lleguen al país para temas específicos que no encontramos aquí. Entre las fortalezas de la región se encuentran una amplia experiencia del sector metalmecánico, así como importantes universidades que desarrollan talento humano”, indicó.

Refirió que, entre los principales commodities que requieren las empresas automotrices de la región, se encuentran: “forja metálica, la cual existe, pero hace falta desarrollar más; otro es la fundición en aluminio, y que venga aunado con procesos secundarios como mecanizado y tratamiento térmico. De igual manera, electrónicos, estampado metálico, y toda la parte de fabricación de moldes y troqueles”.

A su vez, Héctor Soto, Director General del Clúster Automotriz de San Luis Potosí, indicó que dentro de las fortalezas que el clúster ofrece para el desarrollo de proveedores en la región han identificado la demanda que requieren las dos armadoras del estado, General Motors y BMW.

“La demanda de proveeduría de la industria automotriz en la región incluye fundición, mecanizados de alta precisión, plásticos de ingeniera y plásticos en sus diferentes modalidades, estampados, tratamientos térmicos, recubrimientos, así como la fabricación de moldes, herramentales y troqueles”, comentó.

El directivo señaló que, si bien existe proveeduría mexicana de calidad mundial, no es suficiente para atender al sector: “hace falta capacidad, un mayor número de proveedores. La demanda es grande para la oferta de los proveedores mexicanos”.

Asimismo, explicó que los clústeres trabajan no solo en un ambiente nacional, sino internacional y, particularmente, en San Luis Potosí se trabaja en la construcción de un centro de moldes de inyección de plástico y troqueles, el cual se realizó colaborando con el clúster de moldes de Portugal.

“La idea es que se desarrollen toolmakers de buena calidad en 5 años, y con calidad excelente en 10 años. Aunque seamos organismos aparentemente diferentes, vamos a trabajar de la mano con el clúster de Portugal para desarrollar este sector”, puntualizó.

Por su parte, Alexandro Burgueño Rodríguez, director general del Clúster Automotriz de Jalisco, dijo que dicho clúster ha estado trabajando en la atracción de inversiones: “no hay que olvidar el norte de Jalisco, forma parte del Bajío, es un área donde tenemos una oportunidad. Tenemos la mano de obra especializada y certificada”, indicó.

El directivo puntualizó que, en el caso de Jalisco, es necesaria la proveeduría en estampado e inyección de plásticos, donde si bien hay empresas, algunas no cumplen con los requisitos.

También, agregó, hacen falta la parte de herramentales y moldes: “hay muchas empresas que los hacen, pero los costos no los ayudan. La mano de obra la tenemos, pero quizá la tecnología no ayuda a tener costos competitivos. Necesitamos trabajar en el desarrollo de estas empresas, y que puedan ser competitivas en los precios”.

A su vez, Daniel Hernández, indicó que los clústeres son una herramienta útil para la implementación de la política de desarrollo económico de las regiones, y dijo que con el modelo de clusterización se genera una colaboración y una comunicación propiamente entre las empresas, después una integración con el sector académico y después con el gobierno local para promover estrategias de desarrollo económico con el liderazgo y la fortaleza del sector privado.

Dijo que en Querétaro el sector automotriz es uno de los más importantes: “hay 50,000 personas trabajando en la industria y 30% de las exportaciones del estado son del sector automotriz. Las empresas que más exportan en el estado son las de autopartes, hoy tenemos 80 empresas dedicadas a esa manufactura aquí en Querétaro, y en la cadena de valor tendremos unos 150 proveedores de segundo nivel más toda la estructura de soporte existente”.

Indicó que, por la composición de la industria automotriz en México, gran parte de la ingeniería del producto no se hace aquí: “realmente hay poca injerencia en la ingeniería del producto, ya sea en el coche o en las autopartes. Casi todas las empresas de Querétaro tienen sus centros de ingeniería en algún otro lado, como Alemania, Detroit, Estados Unidos, Canadá o Japón y reciben la ingeniería que acá se manufactura. La injerencia que tenemos para innovar en el producto es limitada, nuestro nivel competitivo se basa en qué tan eficientes somos en la manufactura”.

Explicó que el desarrollo tecnológico es un tema en el que se debe invertir tiempo y recursos para que las empresas puedan conocer las herramientas de desarrollo tecnológico: “hay cierta resistencia porque al empresario tradicional le cuesta trabajo entender cómo los fierros o los metales se casan con el desarrollo tecnológico”.

En el caso de Guanajuato, Guillermo Romero, Secretario de Desarrollo Económico Sustentable de la entidad, refirió que la integración de los sectores industriales que han promovido en el estado es un factor clave para la competitividad y el fortalecimiento de la economía local.

“El Clúster Automotriz de Guanajuato da testimonio de que una industria organizada es más fuerte. En un entorno global como el que vivimos actualmente, queda claro que la estrategia es agregar valor a la economía a través de la inserción de sectores más especializados, para diversificar la economía y sumar a las empresas locales a la cadena de valor del sector Automotriz-Autopartes. Es necesario crear un ecosistema de colaboración entre la iniciativa privada, los centros de investigación, academia y gobierno, que permita incorporar en las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) elementos de diferenciación para clientes más exigentes”, puntualizó.

Dijo que en el Estado se apoya e impulsa la consolidación del Clúster Automotriz, para que a través de una sinergia se exploten nuevas oportunidades de negocio con el desarrollo de proveedores.

Sobre el Clúster Automotriz Laguna, de acuerdo con el informe “Monitor de sector automotriz para la Zona Metropolitana de La Laguna”, las empresas del clúster automotriz en el Municipio de Torreón no se ubican únicamente en el subsector de fabricación de equipos de transporte, también pertenecen a los subsectores de industrias metálicas básicas, fabricación de productos metálicos y fabricación de maquinaria y equipo. Las ramas económicas en las que se desempeñan las empresas relacionadas con el sector automotriz son:

  • Moldeo por fundición de piezas metálicas
  • Fabricación de productos metálicos forjados y troquelados
  • Fabricación de otros productos metálicos
  • Fabricación de maquinaria y equipo agropecuario, para la construcción y para la industria extractiva
  • Fabricación de motores de combustión interna, turbinas y transmisiones
  • Fabricación de otra maquinaria y equipo para la industria en general
  • Fabricación de carrocerías y remolques
  • Fabricación de partes para vehículos automotores

Aeroespacial

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, la industria aeroespacial en México registra un crecimiento sostenido de 17% en sus exportaciones: “en 2017 logró más de 7,600 millones de dólares por este concepto y un superávit comercial con cerca de 1,400 millones de dólares; a la fecha, operan más de 330 empresas aeroespaciales que generan alrededor de 50,000 empleos”.

Refirió que el país es ya el tercer destino mundial en atracción de proyectos de inversión extranjera directa en tecnología aeroespacial, después de Estados Unidos y Reino Unido, y el séptimo proveedor del mercado estadounidense.

“El crecimiento en diversos renglones como la manufactura y la producción vehicular con los Estados Unidos y Canadá, hace de la región una sola América: América del Norte, naciones que tienen muchos años de estar apoyándose en sus relaciones comerciales e industriales. Eso tiene que seguir creciendo. Las relevantes inversiones representan de manera inequívoca la confianza que tienen en el país los inversionistas y empresarios mexicanos e internacionales”, comentó.

Datos de la Unidad de Inteligencia de Negocios de ProMéxico refieren que en el país operan más de 330 empresas y unidades de apoyo, 18 Centros de I+D y capacitación, 7 clústeres, y el sector representa el 0.76% del PIB manufacturero.

Los principales estados exportadores son Baja California con el 24%, Chihuahua con el 21%, Querétaro con el 17%, Nuevo León con el 13%. Entre las principales estrategias y datos regionales se encuentran:  

  • Querétaro:
    • Mantener el crecimiento del clúster para alimentar los planes estratégicos y consolidar el ecosistema aeroespacial de la región.
    • Clúster altamente integrado para I + D, diseño y certificación de productos, procesos y servicios para la industria aeroespacial (2018)

 

  • Nuevo León
    • Llegar a ser en la mayor fuente de especialistas y talento en la fabricación de alta precisión, materiales, diseño mecánico y mantenimiento.
    • Llegar a ser en el principal centro de I + D en el país para la fabricación avanzada y diseño aeroespacial (2020)
    • El HUB más importante en Latinoamérica para aviación civil MRO (2020)

 

  • Baja California
    • Llegar a ser en el clúster principal en México para servicios basados en KPO para la industria aeroespacial y la industria de la defensa.
    • Llegar a ser un líder de KPO para sistemas de fuselaje y plantas de energía (2020)

 

  • Chihuahua:
    • Llegar a ser el más importante clúster de competitividad en alta tecnología y tecnologías de doble uso.
    • Las exportaciones de la industria aeroespacial alcanzaron 1,300 millones de dólares representando un crecimiento anual de 20% (2018)
    • Menor dependencia de las importaciones de moldes, herramientas y especializados servicios en 50% (2021)

 

En el caso de Chihuahua, la industria aeroespacial ha alcanzado un nivel de madurez que le ha permitido atraer proyectos estratégicos de empresas líderes en uso doble y restringido y productos de alta tecnología, especialmente en la fabricación de maquinaria de precisión, refiere un informe de ProMéxico.

“La vocación y el desarrollo de Chihuahua como un clúster de A + D ha sido impulsado por el uso de la Metodología del Mapa de Ruta para desarrollar un plan integral y dinámico que siga las mismas líneas que el National Flight Plan. Chihuahua es uno de los primeros estados en el país en establecer una estrategia local derivada del Plan Nacional de Vuelo”, indica el documento.

En el caso de Querétaro, el clúster aeroespacial, la llegada constante de nuevas empresas y la creación de otras, en particular de Pyme, ha permitido la consolidación de una industria que se enfoca en varias áreas, como la fabricación de fuselajes, aeroestructuras, trenes de aterrizaje, estabilizadores, así como componentes para turbinas de gas aeronáuticas y arneses eléctricos, de acuerdo con información del propio clúster.

Destaca que entre los ejes estratégicos del clúster se encuentran el desarrollo de inteligencia sectorial competitiva para lograr un conocimiento preciso de la industria aeroespacial a través del desarrollo y medición de variables e indicadores que facilitan los planes y programas, así como la toma de decisiones.

La colaboración y participación de los miembros para fomentar la colaboración y la participación de los miembros; la generación de valor para los miembros para la búsqueda de beneficios y ventajas comparativas y competitivas al formar parte de la asociación; el desarrollo de capital humano especializado para la promoción de planes y programas de capacitación, capacitación y educación para la industria aeroespacial, así como el posicionamiento del clúster, el estado y la región en el desarrollo de planes y programas para el posicionamiento y fortalecimiento de la presencia del clúster, el estado y la región a nivel nacional e internacional.

Dispositivos médicos

México representa el mayor mercado en América Latina con una producción superior a los 15,220 millones de dólares. Nuestro país es el octavo exportador a nivel mundial de dispositivos médicos, el tercer exportador mundial de agujas tubulares de sutura y, además, ocupa el cuarto lugar en exportación de instrumentos y aparatos de medicina, cirugía, odontología y veterinaria, mobiliario para medicina, jeringas, catéteres, cánulas e instrumentos similares”, detalló el Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Julio Sánchez.

El funcionario indicó que los principales socios comerciales del país en materia de exportación de dispositivos son Estados Unidos con 7,781 millones de dólares, Francia con 185 millones de dólares e Irlanda con 128 millones de dólares. Adicionalmente, indicó que esta industria es importante fuente de empleos, con más de 156,000 especialistas.

Por otra parte, de acuerdo con la Unidad de Inteligencia de Negocios de ProMéxico, en el país existen más de 2,400 unidades económicas relacionadas con la producción de dispositivos médicos, 3 clústeres, y este mercado representa el 0.3% del PIB nacional, 1.5% del PIB manufacturero.

Asimismo, entre los principales estados exportadores se encuentran: Baja California, Chihuahua, Ciudad de México, Estado de México y Jalisco; de igual manera, en el periodo 205-2016, el país recibió más de 2,000 millones de dólares en materia de inversiones.

De acuerdo con estudio de ProMéxico, los clústeres más importantes del país son:

  • Productos Médicos de las Californias en Baja California
    • Representa aproximadamente el 50% de las exportaciones totales nacionales del sector
    • Cuenta con casi 90 empresas

 

  • BioMed Ciudad Juárez
    • Cuenta con más de 20 empresas
    • Asociación binacional México-Estados Unidos

El documento refiere que en materia de proveeduría, en México existen procesos del sector metalmecánico que suministran a la industria y se localizan principalmente en Coahuila, Nuevo León, Estado de México, Chihuahua, Puebla, Tamaulipas, Durango y Distrito Federal.

De cara al futuro

Más allá del desarrollo y consolidación de las Zonas Económicas Especiales y los clústeres existentes en el país, diversos estados del país han iniciado trabajos de cooperación con estados de Estados Unidos, para el desarrollo de vocaciones regionales. Tal es el caso de Sonora y Arizona, que trabajan en el impulso de la inversión en una megarregión.

En el marco de la Reunión Anual de Comisiones Sonora-Arizona y Arizona Mexico-Comission, se estableció que la cadena de valor Sonora-Arizona ofrece a empresas, instituciones, organizaciones e individuos una plataforma competitiva para el crecimiento, combinada con una cadena de suministro sólida, una infraestructura de transporte moderna, un sistema de educación calificado y mano de obra que crea uno de los ambientes de negocios e innovación más vibrantes en cualquier parte del mundo.

“Dicha región ofrece ventajas importantes en sectores como aeroespacial, agricultura, aviación, automotriz, dispositivos médicos, minería y recursos renovables, entre otros”, refiere la información emanada de la reunión.

Asimismo, en el marco de la Quinta Reunión del Consejo México-Estados Unidos de Emprendimiento e Innovación (MUSEIC) se firmó un Memorándum de Cooperación entre la Administración de Desarrollo Económico (EDA) y el INADEM, con el objetivo de facilitar los vínculos entre los clústeres de Estados Unidos y México, para poder intercambiar mejores prácticas afín de promover el crecimiento económico y la creación de empleos. Esto dentro del mercado del Mapa de Clústeres de México (www.icluster.inadem.gob.mx), el cual cuenta ya con casi 2 años de funcionamiento y cuyo objetivo es aumentar la competitividad en América del Norte.

Desde la Secretaría de Economía, se ha señalado que el tema de los clústeres como política industrial es de suma importancia, donde México quiere jugar un papel importante en las cadenas globales de valor y ser fuerte en sectores como el automotriz o aeroespacial y, por ello, es necesario tener clústeres que ayuden a tal propósito.

“El futuro de la política industrial es la formación de clústeres, en donde las industrias generan sinergias con los gobiernos y la academia”, refiere la dependencia.

Contenido relacionado

Querétaro encabeza manufactura de moldes y troqueles

Querétaro cuenta con 47 empresas de moldes y troqueles, y es líder en el número de firmas a nivel nacional. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles (AMMMT), este sector es la base de muchas economías de manufactura.